por la falta de medidas concretas

El ala dura del 'lobby' catalán veta a Sáenz de Santamaría para no desairar a Puigdemont

El Foro Puente Aéreo, que reúne a más de una treintena de empresas de Madrid y Barcelona, se ha dividido ante la propuesta de reunirse con la vicepresidenta del Gobierno para dialogar

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la sede de la 'conselleria' de Economía de la Generalitat. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la sede de la 'conselleria' de Economía de la Generalitat. (EFE)

La tensión entre el Gobierno y la Generalitat por la falta de acuerdo a la hora de negociar una salida al conflicto catalán se ha trasladado a la burguesía empresarial. Según han confirmado fuentes financieras, el 'lobby' conocido como Foro Puente Aéreo, que reúne a una treintena de compañías de Madrid y Barcelona para fomentar el diálogo institucional con la clase política de ambos lados, se ha dividido a la hora de cerrar una reunión con Soraya Sáenz de Santamaría debido a las discrepancias entre los miembros de esta organización por lo que llaman "falta de propuestas concretas" desde Moncloa.

Luis Conde, presidente de la empresa de cazatalentos Seeliger y Conde, Enrique Lacalle, secretario de la institución, y Manuel Torreblanca, máximo responsable de Gupa Consulting y expresidente del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point, propusieron al resto de miembros del 'lobby' el pasado mes de diciembre convocar un encuentro con Sáenz de Santamaría una vez que Mariano Rajoy ya había sido investido presidente del Gobierno. El objetivo era revitalizar la labor del foro, que había estado prácticamente en 'stand by' en 2016 para no interferir en las elecciones generales ni en la formación del Ejecutivo.

Precisamente, el último encuentro había sido en septiembre con Jorge Moragas, jefe del gabinete de Rajoy, con escasa presencia de empresarios de Madrid y Barcelona, que evitaron señalarse con el delfín del líder del PP en un momento en el que no había consenso con Ciudadanos y PSOE para designarlo de nuevo presidente del Gobierno. La anterior cita fue justo en octubre de 2015, con Albert Rivera como invitado estrella cuando el político catalán estaba en pleno auge en las encuestas. Una reunión que se tradujo en numerosas críticas por parte del resto de partidos por considerar que los empresarios estaban apoyando de forma directa a C's.

Los miembros se han dividido a la hora de cerrar una reunión con la vicepresidenta ante la "falta de propuestas concretas" desde Moncloa

Pero una vez que Rajoy fue reelegido presidente, Conde, Lacalle y Torreblanca (este último condenado por evasión fiscal) intentaron convencer al resto de empresarios del Foro Puente Aéreo para sentarse con Sáenz de Santamaría con el fin de poner de manifiesto el apoyo al nuevo Ejecutivo. El exdiputado Josep Sánchez Llibre hizo una aproximación con la oficina de la vicepresidenta para sondear posibles fechas para el citado encuentro a partir de enero de 2017. Sin embargo, algunos de los empresarios de la cuota catalana del 'lobby' opinaron que no era el momento de reunirse con la número dos de Moncloa para no herir las sensibilidades en la Generalitat de Catalunya.

Concluyeron que, hasta que no hubiese una oferta concreta de negociación por parte del Gobierno central dentro de la llamada 'operación diálogo' no sería adecuado fotografiarse con la vicepresidenta. Todo ello acontece después de la reunión que mantuvieron Sáenz de Santamaría y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. Una reunión que estuvo envuelta en polémica, puesto que la Generalitat había pedido discreción y que no se hiciera pública, para posteriormente filtrarla. En cualquier caso, la cita acabó con los contrincantes en sus mismas posiciones, con Junqueras insistiendo en la celebración del referéndum por la independencia y con la vicepresidenta negando esa posibilidad por ir en contra de la Constitución.

Prueba de ello es que Carles Puigdemont ha rechazado acudir este martes a Madrid a la Conferencia de Presidentes que ha convocado Rajoy, quien ha pedido públicamente la asistencia al presidente de la Generalitat para dialogar sobre los asuntos territoriales. Especialmente en lo referente a la financiación autonómica.

Una representación de Ibex

El Foro Puente Aéreo está formado por empresas e instituciones como CEOE (Joan Rosel), Foment del Treball (Joaquín Gay de Montellà), Caixabank (Jordi Gual), Banco Sabadell (Josep Oliu), Bankinter (María Dolores Dancausa), Mapfre (Antonio Huertas), Willis (Jaime Castellanos), Mutua Madrileña (Ignacio Garralda), Endesa (Borja Prado), Gas Natural (Isidro Fainé), Repsol (Antonio Brufau), Abertis (Francisco Reynés), Vocento (Santiago Bergareche), Godó (Javier Godó), Unidad Editorial (Antonio Fernández Galiano), Acciona (José Manuel Entrecanales), ACS (Florentino Pérez), FCC (Esther Alcocer Koplowitz), OHL (Juan Villar-Mir), Agbar (Angel Simón), IAG (Antonio Vázquez), Cuatrecasas (Rafael Fontana), Pronovias (Rafael Fontana), Seeliger y Conde (Luis Conde), Pronovias (Alberto Palatchi), Puig (Marc Puig), AC Hoteles (Antonio Catalán), Josep Sánchez Llibre (Conservas Dani), José María Xercavins (Tauro Real Estate) y Jordi Cornet (Zona Franca).

En la creación también estuvo Rodrigo Rato en representación de Bankia, y Sandro Rosell, en nombre del FC Barcelona, ambos fuera de sus cargos. No obstante, salvo en las recepciones con Rajoy y como ocurría con el difunto Consejo Empresarial para la Competitividad, los presidentes suelen delegar en sus segundos espadas la representación en las reuniones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios