FUE UNA DE LAS PREBENDAS CONCEDIDAS A ESCOTET

Abanca pagará las claúsulas suelo con 500 millones de dinero público

Abanca tendrá que devolver entre 500 y 700 millones por la retroactividad de las cláusulas suelo. Los españoles pagaremos el 85% por las prebendas concedidas a Escotet en 2013

Foto: El exdirector general del FROB, Antonio Carrascosa (i), y el presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, tras la firma de las venta de NCG Banco en 2014. (EFE)
El exdirector general del FROB, Antonio Carrascosa (i), y el presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, tras la firma de las venta de NCG Banco en 2014. (EFE)

Las autopistas radiales quebradas no van a ser el único rescate con dinero público que se acometa en 2017. Los contribuyentes españoles también tendremos que hacernos cargo del grueso de la devolución de las cláusulas suelo de Abanca, debido a las ventajas que concedió el fondo público de rescate bancario (FROB) al venezolano Banesco de Juan Carlos Escotet para que se hiciera con la antigua Novagalicia (NCG Banco). El impacto potencial de la sentencia europea se sitúa entre 550 y 700 millones, de los que el 85% correrá a cargo del erario público, aproximadamente la mitad del precio fijado en la compra (1.003 millones).

Así se estipula en el documento de condiciones de la venta de las cajas gallegas nacionalizadas tras recibir 9.052 millones de ayudas públicas. En la página 5 establece que "el FROB se compromete a compensar en un 85% de las cuantías a las que NCG Banco deba hacer frente como consecuencia" de una serie de contingencias, entre las que se encuentran los ajustes de valoración de los inmuebles traspasados a Sareb (el llamado "riesgo Sareb"), el arbitraje son sus anteriores proveedores de seguros (Aviva), las sentencias por preferentes y subordinada posteriores al arbitraje, los swaps de tipos y "la responsabilidad de NCG Banco derivada de las reclamaciones relativas a la comercialización de préstamos hipotecarios con la inclusión de cláusulas suelo concedidos a partir de octubre de 2008".

El vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. (EFE)
El vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. (EFE)

¿Y a cuánto asciende esa responsabilidad? No hay una cifra oficial puesto que, a diferencia de la mayoría de entidades afectadas, Abanca no ha cuantificado el impacto potencial de la sentencia del Tribunal de la UE que concede la retroactividad total. Tampoco ha respondido a las preguntas de El Confidencial. Sin embargo, se puede elaborar una estimación a partir del folleto continuado que la entidad registró en la CNMV en 2013 (y que no ha actualizado desde entonces).

En la página 21, la entidad reconocía que "a 31 de marzo de 2013, aproximadamente un 25% del total de la cartera crediticia del Grupo NCG estaba compuesto por préstamos y créditos concedidos a particulaes a tipo de interés variable que contienen este tipo de 'cláusulas suelo'". "Por tanto, en el caso de que, eventualmente, un número significativo de estas 'cláusulas suelo' incluidas en los contratos del Grupo NCG fuesen declaradas nulas por falta de transparencia, se podría producir un impacto sustancial negativo en las actividades, la situación financiera y el resultado de explotación del Grupo NCG", añadía.

7.500 millones de créditos con cláusula suelo

Dado que en ese momento el total de la cartera crediticia ascendía a 30.116 millones según las cuentas del primer semestre de 2013, el 25% suponen unos 7.500 millones (en ese informe semestral también reconoce que había 90.000 afectados). La dificultad estriba en saber el impacto que una cartera así supone a la hora de devolver las cantidades cobradas de más desde 2008, que es lo que cubre el FROB. Aplicando la proporción entre impacto y exposición de otras de las entidades afectadas, se obtiene una cifra de entre 550 y 700 millones. Y el 85% de esa cantidad -es decir, en torno a 500 millones con facilidad- será lo que paguemos los contribuyentes españoles, lo que significa la mitad del importe que ingresarán las arcas públicas por la venta de Novagalicia, que ascenderá a 1.003 millones cuando Escotet termine de pagar la factura.

La cifra exacta depende de factores como el nivel medio de los suelos de Abanca, del plazo de los préstamos, etc. En todo caso, la entidad es una de las que tendrá que devolver el dinero a un número mayor de clientes junto a BBVA, Cajamar y Popular: el Supremo ya ha declarado nulas sus cláusulas suelo, por lo que cualquier cliente que reclame judicialmente va a obtener una sentencia favorable con total seguridad. La novedad que introduce la sentencia de la semana pasada es que ahora Abanca le tendrá que devolver todo lo cobrado de más desde que firmó la hipoteca y no sólo hasta mayo de 2013 como había establecido el Alto Tribunal.

Dada la gran cantidad de afectados por esta cláusula en Galicia, la Xunta anunció ayer el lanzamiento de una campaña informativa sobre las cláusulas suelo en las oficinas de atención al consumidor y que comprenderá también actos en diferentes localidades. Asimismo, pondrá a disposición de los clientes un formulario estándar para reclamar la devolución de lo cobrado indebidamente a las entidades, entre las que figura de forma destacada Abanca.

Unicaja no consiguió la prebenda de Banesco

Braulio Medel, presidente de Unicaja en el momento de la compra de Ceiss. (EFE)
Braulio Medel, presidente de Unicaja en el momento de la compra de Ceiss. (EFE)

En el caso contrario de Banesco se encuentra Unicaja, una de las entidades con mayor impacto potencial de la devolución de las cláusulas suelo. Como informó en su día El Confidencial. Braulio Medel trató de conseguir una larga lista de prebendas a cambio de evitar que el FROB tuviera que nacionalizar Ceiss (Caja España-Duero), entre las que se encontraba el impacto de las cláusulas suelo de la caja castellano-leonesa. Sin embargo, el entonces director general del FROB, Antonio Carrascosa, se plantó ante las exigencias de la entidad malagueña y, aunque le concedió otras garantías -el FROB se hizo cargo del ERE de 1.230 empleados en Ceiss y asumió el 'riesgo Sareb'-, dejó fuera las cláusulas suelo.

Esta diferencia es crucial. Unicaja tendrá que asumir un impacto potencialmente muy importante en sus cuentas -lo ha cifrado inicialmente en 150 millones adicionales a lo ya provisionado, que no ha concretado-, Abanca no necesita dotar apenas provisiones por este concepto, ya que sólo se hará cargo del 15% del impacto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios