busca comprador para accelya

Chequers Capital pone a la venta el 'software' catalán de las aerolíneas por 500 millones

El fondo de capital riesgo francés ha encargado a BNP Paribas la venta de Accelya, una empresa de 'outsourcing' de Barcelona, que hará millonarios a sus directivos

Foto: Airbus 330-300 de Air Europa, cliente de Accelya. (EFE)
Airbus 330-300 de Air Europa, cliente de Accelya. (EFE)

Las firmas de capital riesgo nacionales e internacionales ya tienen una de las transacciones del año a la que echarle el guante. Se trata de Accelya, anteriormente llamada ADP Travel Clearing, comprada en 2007 por el fondo de 'private equity' francés Chequers Capital. La sociedad gala ha contratado a BNP Paribas para vender esta empresa dedicada a procesar las tripas financieras de las aerolíneas con sede en Barcelona, cuya valoración ronda los 500 millones de euros.

Fuentes del sector han confirmado la intención de Chequers Capital, que no tiene oficina en España, de desprenderse de Accelya, dirigida por José María Portabella y John Eric Fountain-Johnston. La compañía factura cerca de 130 millones de dólares (sus cifras las expresa en la moneda estadounidense) y tiene un beneficio de explotación de casi 50 millones. En consecuencia, el valor de la totalidad de la sociedad, que opera en ocho países, con una plantilla de 2.000 personas, ronda los 600 millones de dólares, unos 500 millones de euros.

Las mismas fuentes apuntan que por Accelya se han interesado los grandes fondos europeos y estadounidenses, como CVC, Carlyle, Apax, PAI Partners, Advent o Bridgepoint, entre otros. No obstante, aclaran que el proceso está en la fase inicial y que las primeras ofertas no vinculantes se presentarán entre finales de este mes y principios de noviembre. Chequers Capital pretende que la operación esté cerrada antes de concluir el año.

El proceso está en la fase inicial y las primeras ofertas no vinculantes se presentarán entre finales de este mes y principios de noviembre

Pero ¿qué es Accelyanbsp;Esta compañía se dedica a gestionar los procesos financieros de las aerolíneas para optimizar sus costes, los riesgos, las fugas de ingresos, los flujos de efectivo. El objetivo es maximizar la rentabilidad desde que se emite un billete para un particular o una guía aérea, pasando por la gestión de la tarjeta, el pago de reembolsos, la contabilización de ingresos y hasta las auditorías de la situación de caja.

Es, en definitiva, una empresa de 'outsourcing' que se conoce las tripas de aerolíneas como Air Europa, Air France, Aer Lingus, Alitalia, British Airways, Aeroflot, SAS, TAP, American Airlines, US Airways, Aeromexico o Cathay Pacific, entre otras. Según la descripción de su pagina web corporativa, Accelya, fundada hace más de dos décadas y cuyo último accionista es una sociedad domiciliada en Luxemburgo para optimizar el pago de impuestos, trabaja para más de 200 clientes del sector aéreo.

Premio gordo para los directivos

Chequers Capital ha ido preparando Accelya para su venta en los últimos 18 meses. En este sentido, la compañía tomó dos decisiones clave. La primera fue la firma en 2014 de un crédito sindicado con un 'pool' de bancos liderado por Unicredit por 179 millones de dólares, cantidad que a 30 de junio de 2015 se había reducido hasta los 160 millones tras dos amortizaciones voluntarias. El préstamo vence en marzo de 2020 y obliga al grupo a cumplir una serie de ratios financieros vinculados al flujo de caja, al ebitda o beneficio de explotación y a la deuda neta. El endeudamiento total de la compañía asciende a 270 millones, según el último informe de auditoría.

La compañía tiene reservados una serie de 'warrants' canjeables por acciones cuyo valor actual es de 36,43 millones de dólares

La segunda fue el nombramiento de John Eric Fountain-Johnston como consejero delegado en marzo de 2015, un directivo al que pocos meses después se le concedió una retribución especial en forma de 'warrants'. El ejercicio de este incentivo está condicionado a, entre otros aspectos, la venta de la compañía a un tercero, motivo que alinea los intereses de Chequers Capital y de sus principales directivos, porque el premio en juego vale muchos millones.

Según las cuentas oficiales de Accelya, la compañía tiene reservados una serie de 'warrants' canjeables por acciones cuyo valor actual es de 36,43 millones de dólares. La valoración final de este incentivo dependerá del precio de venta de la compañía y la tasa interna de retorno de inversores y el múltiplo de los mismos, y la tasa de retorno para Chequers Capital, una vez descontados los gastos por la transacción (banco de inversión contratado como asesor, abogados, etc.).  

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios