paga 8,5 euros la hora

Lidl recibe 1.500 currículos por cada oferta y abre una guerra de sueldos en el sector

La cadena alemana presume de haber firmado "el mejor convenio colectivo" en supermercados y asegura que las solicitudes para cada vacante se cuentan por miles

Foto: La cadena alemana invertirá 350 millones en 2016. (Reuters)
La cadena alemana invertirá 350 millones en 2016. (Reuters)

Miles de currículos llegan a Lidl... ¿cada año? La cadena de supermercados apenas tiene espacio en su bandeja de entrada para tantas solicitudes de empleo, pues recibe entre 1.000 y 1.500 candidaturas por cada oferta dirigida a mandos intermedios. Así lo confirma la directora de Recursos Humanos a este periódico tras sacar pecho por un convenio colectivo que "mejora las condiciones del 70% de la plantilla" en España. Amalia Santallusia destaca que este pacto (firmado en marzo) pretende que el crecimiento de la compañía repercuta en todos los trabajadores por igual.

¿Qué cambia? El salario mínimo asciende a 8,5 euros la hora, o lo que es lo mismo, 15.257 euros brutos anuales, situándose al nivel de Mercadona (15.160,50 euros) y bastante por encima de otros como DIA (13.090) y Carrefour Market (11.764). "Queremos ser empleadores de referencia en el sector y atraer talento". Santallusia incluso asegura que la cadena alemana ya está seduciendo a empleados de la competencia, y no solo por ofrecer el salario base más alto.

Lidl tiene previsto abrir 40 tiendas este año. (iStock)
Lidl tiene previsto abrir 40 tiendas este año. (iStock)

Los programas formativos y las medidas de conciliación son dos ejes clave en una empresa que dice procurar que sus trabajadores conozcan sus planes laborales al menos con un mes de antelación, cobren un 60% más si trabajan domingos o festivos y tengan dos días de descanso a la semana. Pero no toda la plantilla aplaude la letra pequeña del nuevo convenio, ni mucho menos: a Lidl le crecen (algunos) enanos en el norte de España.

Protestas en Cantabria

Los empleados de los supermercados Lidl en esta comunidad convocaron una huelga hace un par de días para protestar contra un documento que, dicen, elimina los derechos de antigüedad (subidas de sueldo cada cuatro años) y "obliga a trabajar los domingos". Así lo explica el portavoz de UGT Comercio de Cantabria, José Giráldez: según el convenio de esta región, los trabajadores cobraban un 110% más los días festivos y solo podían estar hasta las tres de la tarde. "Una limpiadora cobraba más de 100 euros por jornada trabajada", precisa.

Esto cambiará a partir de ahora, pues el convenio estatal establece que los empleados percibirán un 60% más a partir del decimotercer domingo trabajado. Hasta entonces, será un 40%, siempre y cuando no hayan sido contratados específicamente para acudir a Lidl esos días. Sí admiten que la empresa dice estar dispuesta a mantener las antiguas condiciones, pero critican que sea de palabra y no por escrito.

En Cantabria, critican que Lidl prometa mantener las mismas condiciones "de palabra y no por escrito""Si no se cubren las necesidades para la cobertura de empleo en tales días mediante el sistema voluntario, se cubrirá mediante asignación en riguroso turno", señala el convenio de Lidl. Giráldez explica que la empresa ofrece seguir cobrando un 110% más los domingos "a cambio de firmar un papel con el que garantizas que acudirás de manera obligatoria". De lo contrario, la retribución desciende hasta el 40% los 12 primeros días festivos. ¿Dónde está la voluntariedad en ese trato?, plantea.

Desde Lidl quitan hierro al asunto, no temen que exista un efecto contagio al resto de la Península, aseguran que estas protestas son minoritarias y las achacan a la desinformación. "Las condiciones se mejoran (70%) o se mantienen (30%), y trabajar los domingos es voluntario", insiste Santallusia. Tan solo nueve (de 150 empleados) secundaron la huelga, según la empresa, mientras UGT cifra la asistencia en un 50%. "No nos puedes comparar con la gente de Galicia -que antes cobraba mucho menos- o de Madrid -donde se puede abrir todos los domingos-. A ellos les da igual", zanja Giráldez.

Su cuota de mercado es del 3,6% en España, pero espera alcanzar el 4,1% este año. (Reuters)
Su cuota de mercado es del 3,6% en España, pero espera alcanzar el 4,1% este año. (Reuters)

350 millones de inversión y 40 aperturas 

Las previsiones de Lidl para este año se resumen en tres puntos: 350 millones de inversión (un 33% más que en 2015), 800 nuevos puestos de trabajo, frente a los 1.200 creados este año, y 40 aperturas (en su mayoría, para reemplazar tiendas antiguas). La cadena nunca había invertido tanto como en 2016, año en el que comenzará la primera fase para dejar lista la mayor plataforma logística de Europa en Alcalá de Henares y en el que ha comprado una parcela de 122.000 metros cuadrados para construir otro centro en un parque empresarial de Valencia.

La cadena alemana dice apostar por los programas formativos dirigidos a sus empleados, la promoción interna y la estabilidad laboral, pues el 90% de sus contratos son indefinidos. Lidl invertirá más de siete millones de euros en la primera partida, lo que se traduce en 500.000 horas de aprendizaje y beneficiará a 9.000 efectivos frente a los 7.000 del año pasado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios