se agarran al convenio de grandes superficies

Festivos 'low cost' en los grandes almacenes: cinco euros por hora trabajada

Ni en horas, ni en euros. Muchos trabajadores no reciben ninguna compensación por trabajar domingos o festivos, pero no les queda otra que bajar la cabeza. “O lo tomas o lo dejas”

Foto: Los empresarios defienden que todos los comercios españoles puedan abrir los domingos, pero... ¿a qué precio? (EFE)
Los empresarios defienden que todos los comercios españoles puedan abrir los domingos, pero... ¿a qué precio? (EFE)

¿Dinero extra por ser día festivo? “Ni lo huelo”. Eva trabaja todos los domingos y festivos pero su empresa jamás se lo ha compensado ni en horas, ni en euros. Le pagan “exactamente lo mismo que cualquier otro día”: cinco euros la hora por guiar a los turistas hasta su coche de alquiler en el aeropuerto de Barajas. Las horas extra salen a 5,4 euros netos, tanto los martes como los domingos.

"Es lo que hay, o lo tomas o lo dejas”. Esta joven no se puede permitir renunciar a su única fuente de ingresos, por lo que tampoco dijo ni mu cuando su superior le informó de que el plus de nocturnidad no existe ni se le espera. Por regla general, las empresas deben pagar un recargo del 20% a sus empleados si trabajan entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Eva no disfruta de ese derecho.

Domingo sí es un día cualquiera

Antiguamente no existía domingo trabajado que no se compensara, pero el nuevo convenio de grandes superficies (2012) considera este día como cualquier otro. “Ahora es una jornada ordinaria" regulada de distinta manera según cada convenio. Lo más habitual es aplicar un bonus del 150%, pero no es ni mucho menos obligatorio. "Lo único que impone la norma es dar como mínimo 1,5 días de descanso a la semana, pero ni siquiera eso se está cumpliendo”, explica el secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios de UGT, Santos Nogales.

En muchos casos, los empleados no recuperan el día de descanso hasta dos semanas después. “Por ley tendrías que cogerte al menos un día de la semana siguiente, pero si te pilla en plena campaña de Navidad no puedes; he llegado a estar 45 días sin librar” sin contar el 25 de diciembre y el 1 de enero, relata Irene, vendedora de cosméticos.

Gente “muy quemada”

Después de dos décadas trabajando para unos grandes almacenes, Maite vio cómo su empresa acababa de un plumazo con las retribuciones extra los domingos. En un principio le pagaban un plus de 60 euros que más tarde se quedaron en 40, pero hace dos años cambiaron las reglas del juego. “Pagaban 20 euros por domingo, pero si no llegabas a los 350 anuales no te daban nada”. Maite llevó esta merma de las condiciones a los tribunales por considerarlo una injusticia. ¿Con qué respuesta?

Esto es lo que hay. Si no te gusta, ahí tienes la puerta

Maite sólo pide que le compensen lo que le han quitado, pero su empresa se lava las manos y se escuda en el convenio de grandes superficies, que suspende los pagos adicionales por trabajar en festivos. Lo mismo hace la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED): “Las condiciones están perfectamente reguladas en el convenio”.

¿Plus en días festivos? ¡Y qué más!

En Madrid, las tiendas tienen libertad total para fijar sus horarios. (EFE)
En Madrid, las tiendas tienen libertad total para fijar sus horarios. (EFE)

“Si las empresas no respetan ni lo básico, ¡como para que encima te paguen los domingos!” Aunque Socorro no ve un céntimo de más los días festivos, se siente afortunada porque el hospital donde trabaja no toca sus días libres. “Estamos contentos porque nos respetan lo mínimo de lo mínimo” en un sector tan sometido a abusos como la hostelería, añade esta cocinera. Sí lamenta que la sociedad se haya acostumbrado al “es lo que hay” y no haga nada para cambiarlo.

Irene tampoco se queja en exceso pese a cobrar apenas 50 euros por domingo o festivo trabajado. “Me puedo dar con un canto en los dientes porque me dan un día libre a la semana siguiente, aunque ni siquiera lo elija yo. Así es muy difícil hacer planes”. Al trabajador del siglo XXI no le queda otra que ser flexible y adaptarse a las necesidades de la empresa, aunque no sea recompensado por ello. “Tal y como está el panorama, te tienes que callar y aceptar”, zanja Irene.

Libertad de horarios para ser más competitivos

Las empresas de gran distribución defienden a capa y espada la necesidad de que todos los comerciantes españoles tengan libertad total para abrir sus negocios cuando crean conveniente. “A España vienen turistas de alto nivel que generan muchos ingresos. Si las tiendas están cerradas los domingos, es muy difícil que podamos aprovechar esa corriente”, argumenta la ANGED en declaraciones a El Confidencial.

También relaciona la falta de competitividad en España con las restricciones que existen en este ámbito. “Eso es una falacia. La competitividad no la dan más o menos horas de apertura", replica Nogales.

En buena parte de Europa, los comercios están cerrados a cal y canto a partir de las seis o siete de la tarde

Pero la ANGED pide comparar España con países de estructura comercial similar, como Italia, Portugal o Reino Unido, con plena libertad de horarios. Francia por su parte amplió de cinco a doce los domingos de apertura, dos más que en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios