El impacto real del Edificio España

El sector descarta un efecto dominó por Wanda pero alerta del urbanismo perroflauta

En el sector inmobiliario no se teme una fuga de inversores internacionales por la espantada de Wanda, caso que consideran muy puntual, pero sí advierten contra las políticas de los nuevos gestores

Foto: Edificio España. (EC)
Edificio España. (EC)

¿Cuál es el alcance real de la decisión de Grupo Wanda de cerrar su filial española? Es la pregunta del millón en la crisis abierta en el Ayuntamiento de Madrid tras la decisión del multimillonario chino Wang Jianlin de dar carpetazo a sus planes en la capital y poner en venta el Edificio España. Partidos de la oposición, como Ciudadanos o PP, han alertado ya sobre los riesgos de un efecto dominó entre inversores internacionales, que, tras ver que la primera fortuna de China y número 29 del mundo decide abandonar España, pueden optan por seguir sus pasos.

Sin embargo, los expertos del sector inmobiliario consultados por este medio rechazan este escenario, ya que consideran que el caso Wanda es "un tema particular, un problema muy concreto sobre un edificio muy singular", señala un gran consultor de Madrid. Aunque todas las fuentes han pedido mantener el anonimato, por el delicado tema del que se trata y porque supone analizar también el papel de la Administración, hablan a las claras sobre dónde está la verdadera amenaza para el sector: "Wanda no va a tener impacto en la inversión internacional más allá del mensaje de perroflautismo que ya está imperando en el urbanismo de Madrid y Barcelona", señala otra fuente.

Wang Jianlin, presidente de Grupo Wanda. (EFE)
Wang Jianlin, presidente de Grupo Wanda. (EFE)

A pesar de que son muchos los agentes del mercado que reconocen que, en esta ocasión, el equipo de Manuela Carmena ha hecho lo que debía al obligar a Wanda a respetar la ley y a mantener unas fachadas protegidas, sí afirman que dentro de lo visto en los últimos meses -la moratoria hotelera de Ada Colau, la falta de certezas respecto a Operación Chamartín, los cambios de guion a mitad de partida en desarrollos como los de Padre Damián y Raimundo Fernández Villaverde, o las trabas para aprobar todo tipo de licencias urbanísticas-, esta noticia es una china más en el zapato de los inversores, que ya han extremado cautelas y están muy pendiente todavía de ver cómo se ordena el panorama político nacional.

Más riesgo, menor precio y más buitres

¿Significa esto que van a pararse las inversiones o que los grandes fondos van a huir si los partidos más de izquierdas se hacen cada vez con más cotas de poder? Sí, no, y todo lo contrario. Como explican desde un gran fondo internacional, lo que flota en el ambiente es, sencillamente, un incremento de los riesgos, variable que estos expertos incluyen en sus cálculos cuando analizan las operaciones, con el consecuente impacto a la baja de los precios.

"Si los riesgos siguen aumentando, entonces sí que podremos ver inversores conservadores -fondos de pensiones, aseguradoras...- que decidan dejar de apostar por España, pero hay otros, los denominados buitre o especuladores, que son especialistas en invertir en estos escenarios y que, por tanto, continuarán operando, como ya hicieron cuando la prima de riesgo estaba en 600 puntos y se temía una ruptura del euro, pero lo harán a unos precios cada vez más bajos".

Dicho con otras palabras, si la cuerda se tensa demasiado por parte de formaciones como Podemos y sus diferentes marcas, estos mismos partidos pueden verse negociando únicamente con el perfil de inversor al que tanto critican. Un escenario que, no obstante, nadie ve en estos momentos. "España está moda", insisten, y el escenario de bajos tipos y exceso de liquidez juega a favor de los activos inmobiliarios españoles, que todavía ofrecen rentabilidades atractivas, gracias a la fuerte caída de precios sufrida durante la crisis y a las expectativas de recuperación de la economía nacional.

Ada Colau y Manuela Carmena. (Vanitatis)
Ada Colau y Manuela Carmena. (Vanitatis)

El único perfil de inversor que sí podría verse arrastrado por la decisión de Wanda es el asiático, en opinión de algún experto, ya que es en esa region del planeta donde el gigante chino es un referente del mercado. De hecho, detrás de su adquisición de un 20% del Atlético de Madrid se esconde una estrategia para ganar notoriedad en Europa, en general, y en España, en particular. Para que una espantada de este tipo tuviera efecto dominó entre los grandes fondos occidentales, haría falta que fueran jugadores como Soros Blackstone los que tomaran una decisión de este tipo. Y los dos, en cambio, son grandes especialistas en nadar en aguas revueltas. 

Además, en el sector todavía queda la duda de que la marcha de Wanda sea definitiva y no descartan que Wang Jianlin esté lanzando un órdago al consistorio, mano que pretende ganar poniendo a la opinión pública en contra del ayuntamiento y haciendo saltar las alarmas de un movimiento en cadena. A la espera de ver qué cartas juegan el equipo de Carmena y el grupo chino, la moraleja que los expertos recomiendan al inversor asiático es entender cómo funciona el urbanismo español, con todas sus trabas burocráticas y casuísticas, sobre todo, en el caso de activos tan emblemáticos como el Edificio España.

Falta de experiencia

"Operaciones tan singulares en edificios tan representantivos siempre han tenido una gestión compleja. Si se hace un histórico sobre edificios muy singulares, se comprueba que los procesos de concesión de licencias administrativas para poder reformar o construir son muy complejos", explica un especialista en este tipo de trabajos. Dentro de este contexto, son varias las voces que acusan a la Concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible que lidera José Manuel Calvo de haber pecado también de falta de experiencia y de haber sido incapaz de ofrecer soluciones imaginativas para evitar este desenlace, además de que la postura que está defendiendo su Ejecutivo en otros desarrollos de interés para Wanda, como Calderón, solo ha servido para echar más leña al fuego.

Una llama que además de tener impacto en la contención de los precios, como ya se ha señalado, también puede terminar afectando a la financiación de operaciones, sobre todo entre entidades medianas, para las que la variable riesgo pesa mucho más que para gigantes como BBVA o Santander. "Esas noticias no son buenas para nuevas financiaciones, es el principal impacto que veo de manera inmediata a la decisión de Wanda", explica uno de los grandes compradores que están operando actualmente en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios