en pleno 'dieselgate'

Hacienda culminó hace unas semanas una inspección fiscal a Volkswagen España

La Agencia Tributaria ha recabado información para comprobar que todo está en orden en las cuentas de Volkswagen España correspondientes al periodo 2009-2011

Foto: Greenpeace protesta contra Volkswagen por el escándalo de las emisiones contaminantes. (EFE)
Greenpeace protesta contra Volkswagen por el escándalo de las emisiones contaminantes. (EFE)

Las cuentas de Volkswagen España han pasado por la lupa de Hacienda. El ministerio dirigido por Cristóbal Montoro puso en marcha una inspección tributaria en el verano de 2013, tal y como queda reflejado en el último depósito de cuentas del registro mercantil: “El 2 de agosto de 2013, la compañía recibió notificación de un proceso de inspección tributaria en relación con los impuestos del periodo 2009-2011”.

Según la memoria de las cuentas anuales del ejercicio 2014, “las diligencias relacionadas con el proceso se encuentran en fase de recabar información”. No obstante, y de acuerdo con fuentes de la firma, la inspección ya está cerrada a día de hoy y desde hace "unas semanas". En todo caso, Volkswagen no especificó si el contencioso se ha saldado con algún tipo de sanción. "Es un proceso habitual que entra dentro de los controles rutinarios de la Agencia Tributaria", explican, insistiendo en que "el importe resultante no es relevante".

Logo de Volkswagen. (Reuters)
Logo de Volkswagen. (Reuters)

Coincide así con lo que ya adelantaba el informe de cuentas anuales en diciembre de 2014. “No se han puesto de manifiesto riesgos que puedan tener un impacto significativo en las presentes cuentas anuales". Volkswagen-Audi España S.A. está integrada desde 1993 en el Grupo Seat, la filial española del consorcio alemán. 

La crisis de Volkswagen golpeó a 700.000 coches de Seat, un 6,3% de los once millones de coches afectadosLa investigación de Hacienda se ha cerrado en pleno 'dieselgate', un escándalo que no para de crecer desde que Volkswagen admitiese que había trucado las pruebas de emisiones contaminantes en sus coches.

La compañía alemana admitió la semana pasada que otros 800.000 vehículos -de los que 50.000 están en España- con motores más grandes y más potentes también podrían estar afectados por un fraude que ya no solo salpica a los diésel. Hay 98.000 coches de gasolina en el punto de mira.

Este nuevo revés en la crisis de Volkswagen ha hecho que Bruselas acabe de dar 10 días a la firma para que aclare el alcance del caso. La Comisión Europea quiere saber qué modelos y cuántos vehículos están afectados por la manipulación de emisiones de dióxido de carbono, un escándalo que salpica a Audi, Porsche, Seat, Skoda, Ducati, MAN, Bugatti, Lamborghini, Scania y Bentley, además de a la propia Volkswagen.

La firma ya ha dicho que los afectados por el 'dieselgate' en España no recibirán ninguna compensación económica. "Ahora mismo la prioridad es aplicar una solución técnica. Empezaremos a llamar a los propietarios a partir de 2016", aclararon fuentes de la compañía alemana. La situación es diferente para los conductores estadounidenses, que desde ahora recibirán vales de 1.000 dólares (930 euros) y además contarán con asistencia gratuita en carretera durante los próximos tres años.

El Ministerio de Industria ya dijo que reclamaría a Volkswagen todas las ayudas recibidas dentro de los planes por eficiencia energética (plan PIVE) como consecuencia del escándalo. En concreto, 1.000 euros por vehículo trucado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios