Seat evalúa el impacto en sus vehículos del segundo 'dieselgate'
  1. Empresas
VW ha descubierto nuevas irregularidades en 800.000 coches más

Seat evalúa el impacto en sus vehículos del segundo 'dieselgate'

VW reconoció que había irregularidades en la homologación de las mediciones de emisiones de CO2 de otros 800.000 vehículos de todo el grupo. Una parte de ellos podrían ser Seat

placeholder Foto: Coches Seat (Efe)
Coches Seat (Efe)

Seat está evaluando el impacto del nuevo escándalo de Volkswagen (VW) en su propio parque de vehículos, según han confirmado fuentes del sector. Ayer VW reconoció que había irregularidades en la homologación de las mediciones de emisiones de CO2 de otros 800.000 vehículos de todo el grupo. Una parte de ellos podrían ser Seat, algo que la filial española está valorando en este momento.

Algunas fuentes han vinculado esta nueva reunión a los “problemas de agenda” con los que el nuevo presidente de Seat, Luca de Meo ha excusado esta mañana su presencia en el 30º IESE Auto, el encuentro anual del sector de la automoción en Barcelona en donde el nuevo hombre fuerte del grupo iba a hacer su primera presentación pública.

El nuevo escándalo del CO2 es diferente al de las partículas NOx que ha afectado a un total de 11 millones de vehículos del grupo VW y que le ha hecho provisionar 6.500 millones, aunque están vinculados. VW ha hecho una nueva provisión de 2.000 millones más, con lo que ya se ha comido todos los beneficios del grupo previstos este año. VW ha definido el nuevo escándalo como “incoherencias inexplicables” relacionadas con las emisiones de CO2.

No se sabe qué volumen de vehículos de Seat se verá afectado por este nuevo revés en el seno del grupo alemán. En la crisis anterior, fueron 700.000 vehículos, lo que supuso un 6,3% de los coches afectados sobre el total del grupo VW, los anteriormente mencionados 11 millones. Fuentes de Seat han rechazado hacer cualquier aproximación al respecto, hasta que no se haya valorado a fondo la situación.

Mayor gravedad

La crisis de CO2 es más grave que la de las partículas NOx. Porque mientras las de nitrógeno no se mencionan en los folletos comerciales y en las características técnicas que se entregan a los clientes, los niveles de emisiones de dióxido de carbono sí que aparecen. Y, por tanto, implican un factor contractual entre empresa y cliente y abre la puerta a nuevas demandas colectivas contra la multinacional alemana.

Seat tiene en este momento 3.300 millones de inversiones en juego en los próximos años, que este mes de noviembre deben confirmarse en la reuniones estratégicas que tendrán lugar en Wolfsburg, en la sede de VW. Aunque todas las fuentes aseguran que no peligran no parece lógico pensar que Seat será la única filial que no sufra un ajuste que a todas luces resultará doloroso. Fuentes de sector aseguran que sólo la parte del nuevo Ibiza está plenamente garantizada.

Ventas y flotas

Las ventas de Seat como las de VW han aguantado el tirón en España, según los datos de octubre de Anfac. Entre enero y octubre de este año ha vendido un 16% más que en el mismo período del año anterior en el mercado español. Pero tampoco está garantizado que esto vaya a ocurrir en un producto como el coche, en el cual entre el encargo y la compra efectiva pasan dos meses. Además habrá que ver qué efecto puede tener en el importante mercado de flotas, que podría ser el más perjudicado por esta crisis ya que estas empresas juegan con el valor residual de venta, que podría ser menor en los vehículos afectados.

Seat Caso Volkswagen Industria automóvil
El redactor recomienda