El nuevo presidente de Seat vende optimismo en medio de la crisis de VW
  1. Empresas
lanzará cuatro nuevos modelos hasta 2017

El nuevo presidente de Seat vende optimismo en medio de la crisis de VW

Esta semana, en Alemania, la firma de abogados Jones Day ha estado recogiendo testimonios de trabajadores en los que se ofrece inmunidad a cambio de testimonios sobre el fraude

Foto: Jürgen Stackmann, Francisco Javier García Sánchez y Luca de Meo.
Jürgen Stackmann, Francisco Javier García Sánchez y Luca de Meo.

Luca de Meo ha sido presentado de manera oficial ante 550 directivos de Seat como nuevo presidente de la compañía. Ha sido en un acto cerrado a la prensa y que se celebra cada año para presentar los objetivos del grupo. En medio de la mayor crisis de Volkswagen (VW) de la historia, De Meo ha vendido optimismo y lo ha hecho arropado a lo grande: por el vicepresidente de compras de VW y presidente del consejo de administración de Seat, Francisco Javier García Sanz; y por el presidente del comité de dirección saliente, Jürgen Stackmann, que será el nuevo responsable de ventas de VW.

La presencia de ambos no es baladí. García Sanz es considerado el hombre más poderoso del sector de la automoción español. Y Stackmann sirve por un lado para dar imagen de continuidad pero también de palanca de apoyo en la futura cúpula de VW que se ha hecho con el timón tras estallar la crisis de los motores diesel trucados.

Francisco Javier García Sanz garantizó el apoyo del Grupo Volkswagen con Seat, haciendo una de las pocas alusiones a la crisis del grupo: “Es el momento de actuar pensando a medio y largo plazo, más allá de las noticias de las últimas semanas. Nuestro plan de futuro cuenta con la plena confianza del Grupo Volkswagen y está perfectamente integrado en su estrategia”.

“Los modelos anunciados para los próximos dos años llegarán al mercado según estaba previsto y contribuirán al crecimiento sostenible de Seat. Y son solo el primer paso de esta estrategia”, aseguró García Sanz, según un comunicado de la empresa española.

En esencia, se mantuvo el discurso oficial: que los 3.300 millones de inversión prevista no se alterarán pese a la crisis de los motores diesel con un software fraudulento en VW. Por ello se insistió en que durante los próximos dos años, la compañía lanzará cuatro nuevos modelos. El primero, el SUV compacto, llegará en el primer semestre de 2016, en marzo concretamente, y supondrá el estreno de la marca en este segmento.

El resto de los modelos son la renovación del Ibiza y del León, los dos pilares de Seat; y el cuarto, el SUV pequeño que Seat quiere desarrollar.

Por tanto, se insistió en que Seat saldrá de la crisis de VW con una factura mínima, algo que parece poco probable dada la dimensión de la tragedia en la matriz. Esta misma semana en Wolfsburg, sede mundial del grupo, la firma de abogados Jones Day ha estado recogiendo testimonios de trabajadores en los que se ofrece inmunidad a cambio de testimonios sobre el fraude.

Primeros pasos del nuevo presidente

Pero mientras esto pasaba en Alemania, en el Hotel Hesperia de L’Hospitalet, donde Luca de Meo asumió el relevo de Stackmann, el mensaje fue muy distinto. “Quiero agradecer el esfuerzo y la dedicación de todo el personal de Seat durante los últimos años. A partir de ahora, me uno a Seat con la misma pasión y el mismo compromiso con la marca que habéis demostrado vosotros”, manifestó el alto directivo italiano.

Para De Meo, “Seat tiene el potencial para diseñar y producir coches de alta calidad. Trabajamos con constancia, tenemos pasión, rapidez, flexibilidad y tecnología. Estoy convencido de que la estrategia que presentamos hoy será un éxito”.

Nueva línea de producción

Uno de los puntales de esta nueva estrategia pasa por los cambios en la línea de producción para el nuevo Ibiza. Así se iniciarán las inversiones para adecuar la Línea 1 de la planta de Martorell, donde se fabrica la familia del Ibiza, a una nueva plataforma. Las obras se llevarán a cabo en el taller de chapistería entre finales de diciembre y mediados de enero, lo que comportará paros en la producción de la Línea 1.

Por estas obras y cambios no se ha renovado a 200 temporales, como parte del plan de ahorro de 100 millones anuales, con el que se quiere evitar el recorte de inversiones.

Seat Caso Volkswagen Noticias de Alemania
El redactor recomienda