Volkswagen confirma que otros 800.000 vehículos están afectados por el 'dieselgate'
  1. Empresas
el porsche cayenne, afectado

Volkswagen confirma que otros 800.000 vehículos están afectados por el 'dieselgate'

Cifra en unos 2.000 millones de euros el "riesgo económico" asociado a estos nuevos hallazgos en los motores grandes

Foto: La EPA incluyó ayer a la marca Porsche entre los vehículos afectados. (EFE)
La EPA incluyó ayer a la marca Porsche entre los vehículos afectados. (EFE)

Volkswagen lo admite. Tal y como publicó el lunes la EPA (Autoridad Medioambiental Estadounidense) en un comunicado, hay más coches trucados. La marcha se extiende ahora sobre los vehículos con motores más grandes, de seis cilindros, como el Porsche Cayenne y el Volkswagen Touareg.

En concreto, la empresa alemana ha confirmado que otros 800.000 vehículos del grupo pueden haber sufrido irregularidades en las emisiones de dióxido de carbono y ha cifrado en unos 2.000 millones de euros el "riesgo económico". "Hemos encontrado inconsistencias inexplicables", ha considerado la empresa en un comunicado.

El consejo de dirección de la empresa alemana ha anunciado una investigación para establecer si existen indicios de nuevas irregularidades. "Por el momento, no es posible determinar de forma fiable la envergadura de estas irregularidades", señala la compañía.

El consejo de dirección va a ponerse en contacto con las autoridades estadounidenses. "Lamentamos profundamente esta situación y deseamos mostrar nuestra determinación para, de forma sistemática, avanzar en la transparencia", ha considerado.

Posche, afectado

Hay al menos 10.000 nuevos coches afectados entre los que están el Porsche Cayenne, el Volkswagen Touareg de 2014, el Audi A6 Quattro de 2016, el A7 Quattro, el A8 y el Q5.

Se trata de vehículos con motores diésel más potentes (de seis cilindros y tres litros (3.0), frente a los de cuatro cilindros afectados inicialmente). Están diseñados para superar los test de emisiones entre 2014 y 2016. De acuerdo con la EPA, estarían emitiendo nueve veces más óxido de nitrógeno del proyectado por los test de emisiones.

Las empresas deberían jugar conforme a las mismas reglas. La EPA, junto al Estado, y los socios federales, continuará investigando estos graves asuntos "con el fin de asegurar que se cumple la normativa sobre emisiones y se garantiza la igualdad de condiciones para las empresas y la protección de los consumidores", decía este lunes la asistente del administrador de la Oficina de Cumplimiento y Garantía de Cumplimento de la Agencia, Cynthia Giles.

"Exactamente un segundo después de completar la fase inicial de los test de pruebas, el vehículo cambia los parámetros operativos que aumentan las emisiones de óxido de nitrógeno y empieza a funcionar en un modo 'normal', con emisiones nueve veces por encima de lo permitido", ha relatado la agencia.

La EPA ha recordado que de nuevo Volkswagen tiene la responsabilidad de arreglar los sistemas de emisiones de dichos vehículos, aunque estos no representan un peligro para la seguridad.

Caso Volkswagen Volkswagen Porsche