St. Regis desembarca en Madrid: negocia con Gilinski operar el Hotel Villa Magna
  1. Empresas
se enfrenta a marriott-ritz carlton

St. Regis desembarca en Madrid: negocia con Gilinski operar el Hotel Villa Magna

Nueva operación de gran lujo hotelero. St. Regis, cadena propiedad de Starwood, es la favorita para llegar a un acuerdo con Gilinski y gestionar el Villa Magna, hotel que también interesa a Marriott

Foto: Entrada principal del Hotel Villa Magna. (Villa Magna)
Entrada principal del Hotel Villa Magna. (Villa Magna)

Otro operador de gran lujo prepara su desembarco en Madrid. Tras la compra del Ritz por parte de Mandarin y el desembarco de Four Seasons en el complejo de Canalejas, un nuevo movimiento promete revolucionar el sector hotelero de lujo de la capital. St. Regis, una de las cadenas más exclusivas del mundo, ha puesto sus ojos en el Villa Magna y negocia con el colombiano Jaime Gilinski entrar de su mano en el establecimiento.

Como adelantó El Confidencial, el primer accionista de Banco Sabadell ultima la compra del elitista hotel por 180 millones de euros a la familia portuguesa Queiroz Pereira, operación asesorada por JLL que podría cerrarse a finales de julio si los últimos y engorrosos flecos que caracterizan a este tipo de operaciones logran atarse sin problemas, lo que significa que cualquier mínima traba podría terminar posponiendo el acuerdo hasta después de verano.

Entre esos últimos remates está el operador que acompañará a Gilinski en esta nueva aventura empresarial. El colombiano ha mantenido conversaciones con diversos interesados en poner su marca al Hotel Villa Magna, negociaciones en las que parece haber tomado ventaja St. Regis, según han confirmado a El Confidencial fuentes conocedoras.

La cadena acude a esta operación aliadacon Starwood, en verdadsu dueño y uno de los mayores grupos de inversión hotelera del mundo, lo que le confiere músculo financiero suficiente para entrar en Villa Magna también con una posición accionarial, como ha hecho Mandarin en el Ritz con la familia saudí Olayan.

Aunque St. Regis se perfila como favorito, en su contra juega el gran interés de Marriott por operar el Villa Magna, puja a la que ha acudido de la mano de su insignia más preciada: Ritz Carlton. En Madrid, sin embargo, la explotación del emblema Ritz es propiedad de Mandarin, que se hizo con ella tras comprar el establecimiento de Plaza de la Lealtad el pasado mayo.

No obstante, la cadena asiática ha dejado abierta la puerta a ceder la histórica marca a medio plazo, cuando tenga totalmente definida su estrategia en Madrid, ventana que quiere aprovechar Marriott para entrar por la puerta grande del mercado hotelero de la capital, como publicó El Confidencial.

De hecho, en las conversaciones que ha mantenido para tratar de adquirir el emblema ya antes de que Mandarin se hiciera con el Ritz, la cadena estadounidense mostró su disposición a pagar hasta 12 millones, cifra muy alejada de los 20 millones que pedía el vendedor. Actualmente, la postura oficial del grupo asiático es que tales negociaciones han quedado en stand by hasta que tenga más avanzados sus planes de renovación del hotel.

El gran lujo quiere entrar en Madrid

Tanto si Saint Regis logra sellar un acuerdo con Gilinskicomo si es Marriot quien termina imponiéndose en las negociaciones, el apetitodespertado por el Villa Magna confirma el interés de las grandes cadenas hoteleras de lujo por desembarcar en la capital, entusiasmo que, en el sector, se da por hecho que seguirá impulsando operaciones de compra de establecimientos en Madrid.

En España, la presencia de Saint Regis se limita al hotel Mardavall Mallorca, un paradisíaco resort de 128 habitaciones y suites, famoso por su servicio de mayordomo y ubicado en la costa sur de la isla, frente al mar Mediterráneo, y rodeado por la sierra de Tramuntana y por el lujosoPuerto Portals.

Inversión hotelera Hoteles Four Seasons Mandarin Hotel Ritz Marriott
El redactor recomienda