sus expertos analizan la entrada en el capital

El millonario Wilbur Ross pone sus ojos en Carbures en busca de un nuevo pelotazo

El inversor, conocido por su habilidad por comprar compañías en problemas para convertirlas en tesoros, negocia tomar una participación significativa en el fabricante de piezas de aviones

Foto: Wilbur Ross. (Reuters)
Wilbur Ross. (Reuters)

España ha encandilado a inversores de todo pelaje. Desde fondos inmobiliarios totalmente desconocidos que están comprando edificios de oficinas, centros comerciales y hasta grandes superficies de suelo, hasta fondos soberanos y de infraestructuras que están apostando por las empresas de energía, pasando por millonarios latinoamericanos y chinos en busca de grandes proyectos de ocio y deportivos.

El último en llegar es Wilbur Ross, uno de los hombres más ricos del planeta, con una fortuna personal próxima a los 3.000 millones de euros, según Forbes. Según indican fuentes financieras, el equipo del que fuera banquero de Rothschild ha estado visitando en los últimos meses varias compañías con problemas financieros, la especialidad de WL Ross Holding, que ha hecho verdaderos milagros comprando saldos para transformarlos en auténticos trasatlánticos.

Un buen ejemplo es International Automotive Components (IAC), un fabricante de piezas para automóviles que compró por algo más de 300 millones y que hoy en día factura cerca de 6.000 millones. La compañía, que trabaja para General Motors, Fiat, Chrysler, Tata o Jaguar, tiene una plantilla de 27.000 personas en las plantas de los 21 países en los que está presente, entre ellos España (Logroño y Vitoria).

Operarios de la planta de Carbures de Jerez de la Frontera (Cádiz). (EFE)
Operarios de la planta de Carbures de Jerez de la Frontera (Cádiz). (EFE)

Debido a su habilidad para comprar ángeles caídos y transformarlos en auténticas joyas, a Wilbur Ross Jr se le conoce como Mr Distress (el señor oportunista). Hasta la fecha, su interés por España se había limitado a declaraciones a medios internacionales sobre lo atractivo que era aprovecharse de las gangas que había por el país y a presentar ofertas por algunos de los activos de la banca, como Novagalicia (ahora Abanca) o la inmobiliaria del Popular.

Ninguna de ellas acabó con éxito. Otros inversores se le adelantaron. Todo lo contrario que le ocurrió con el Bank of Ireland, en el que entró en pleno desplome del país, Virgin Money, el banco de Richard Branson, o el Bank of Cyprus, del que adquirió casi el 20% cuando la economía de la isla estaba al borde del colapso. Del primero ya ha vendido la mitad de su participación multiplicando por tres la inversión.

Según distintas fuentes, los expertos de Wilbur Ross han puesto sus ojos en Carbures, una de las compañías estrella del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), entrada en desgracia a finales del pasado año cuando su auditor, Pricewaterhouse, advirtió de errores contables. La compañía con sede en El Puerto de Santa María (Cádiz), que llegó a multiplicar por casi 40 veces su valor en bolsa, se desplomó más de un 70% a principios de año cuando volvió a cotizar después de tres meses de suspensión hasta que corrigió sus cuentas.

Ross han puesto sus ojos en Carbures, una de las compañías estrellas del MAB, entrada en desgracia cuando su auditor advirtió de errores contables

El fabricante de piezas de carbono para aviones y vehículos ha ido tirando de financiación procedente de fondos oportunistas, como Black Toro y Anangu, que le han prestado 27 millones en los últimos seis meses para poder mantener abiertas sus plantas. Pero Carbures, que ahora capitaliza 115 millones frente a los casi 800 que llegó a valer hace justo un año, sigue necesitando dinero fresco para consolidar un plan de expansión que le ha llevado a tener plantas en siete países.

Este dinero puede proceder de Wilbur Ross, que según las mismas fuentes lleva tiempo negociando tomar una participación significativa en Carbures mediante la suscripción de bonos o warrants canjeables en acciones. KPMG y Gómez Acebo y Pombo han estado asesorando las negociaciones. Fuentes oficiales de la compañía han declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Mientras tanto, Carbures celebra este lunes su junta general de accionistas, la primera desde que estallara el polvorín con PwC, que dejará de ser el auditor de la compañía en favor de Deloitte.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios