Ikea lleva al Supremo la 'compra fantasma' de un terreno para su cuarto centro en Madrid
  1. Empresas
ha perdido en las instancias inferiores

Ikea lleva al Supremo la 'compra fantasma' de un terreno para su cuarto centro en Madrid

La multinacional sueca lleva seis años en juicios con una pequeña promotora, que le exige cumplir el acuerdo de abrir un Ikea en San Fernando de Henares. Por el momento, David está venciendo a Goliat

placeholder Foto: Centro de Ikea en New Jersey. (EFE)
Centro de Ikea en New Jersey. (EFE)

Nueve años. Es el tiempo que ha pasado desde que Ikea llegara a un acuerdo con la promotora Chelverton para adquirirle unos terrenos en la madrileña localidad de San Fernando de Henares, donde pensaba ubicar su cuarto gran centro en los alrededores de la capital. Este iba a ser el motor del parque comercial Camino Real, un proyecto que está a medio hacer por la enquistada disputa que mantiene la multinacional sueca con el propietario del solar.

El caso ha llegado hasta el Tribunal Supremo, según ha podido confirmar El Confidencial con fuentes oficiales de Ikea, que esperan la resolución de la altainstancia para tomar una decisión definitiva sobre una historia que se remonta hasta 2006. Ese año, los responsables del famoso fabricante de muebles acordaron con Chelverton erigir uno de sus centros en pleno Corredor del Henares, con la esperanza de convertirse en un catalizador del desarrollo económico de la zona.

De hecho, según las estimaciones que se hicieron entonces, Ikea iba a invertir 60 millones de euros y apromover unos 500 puestos de trabajo. En total, todo el desarrollo del Parque Camino Realse cifró en unos 300 millones de euros, un esfuerzo económicoque iba a ir acompañadode la creación de 4.000 puestos de trabajo.

Sin embargo, todos estos planes quedaron a medio hacer por la tardanza del Ministerio de Fomento en autorizar un acceso al nuevo parque comercial desde la A2, retraso que Ikea consideró motivo suficiente para romper el acuerdo en 2009, ante la imposibilidad de abrir su proyectada tienda en los plazos previstos, que por aquel entonces se estimaban para 2010.

Lejos de darse por vencida, Chelverton, con el apoyo del consistorio de San Fernando de Henares, decidió pelear hasta el final para obligar a la multinacional sueca a cumplir los acuerdos, consciente que todos los planes proyectados para Campo Real podían venirse abajo si el parque comercial se quedaba sin un polo con la capacidad de atracción de la multinacional sueca.

Cual David contra Goliat, la promotorallevó el caso a los tribunales, que le han ido dando la razón en primeras instancias, sentencias que Ikea ha recurrido hasta llegar al Supremo, donde el caso se encuentra desde hace unos meses. Las dos partes están pendientes de conocer la decisión definitiva de la Justicia, que podría empujar a la multinacional a tener que levantar un cuarto centro en Madrid o a llegar a algún tipo de acuerdo económico con la promotora del parque comercial.

En primera instancia, Ikea fue condenada a abonar a Chelverton las cantidades previstas en su acuerdo para abrir la cuarta tienda del grupo sueco en Madrid

Ya en primera instancia, el juzgado número 35 donde se estudió este caso condenó a Ikea a devolver a la promotora los tres avales por importe de 11,5 millones de euros que había ejecutado, más intereses, y las cantidades previstas en el contrato por levantar la que iba a ser su cuarta tienda en Madrid. La parcela que Chelverton vendió al fabricante de muebles tiene una superficie de 31.555 metros cuadrados, donde se había proyectado levantar una tienda con una superficie de 34.705 metros cuadrados, repartidos en dos plantas, y ubicada en el área central del parque comercial.

Situado al noreste de Madrid, en el kilómetro 16 de la autovía A-2, junto al Aeropuerto de Adolfo Suárez, Camino Real es el parque comercial más cercano al centro económico de la capital. El inicio de sus obras se remontahasta 2005, que se desarrollan a ambos lados de la A-2, con un núcleo central de 110.000 metros cuadrados de edificabilidad propiedad de Chelverton.

En marzo de 2013, la promotora consiguió inaugurar la fase sur del complejocomercial, un parque de medianas de 25.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable (SBA) y 1.400 plantas de aparcamiento, donde ya están instaladas y operativas marcas como Decathlon, Mercadona, Worten, Prenatal, Merkal Calzados y McDonald’s. En la zona norte, donde está proyectada la tiendade Ikea, se está trabajando actualmente en las obras de urbanización.

Ikea Tribunal Supremo Madrid Mercadona Centros comerciales
El redactor recomienda