de chamartín a campamento

Las elecciones dejan en el aire 11.000 millones en grandes proyectos inmobiliarios

Campamento, Chamartín, Ciudad de la Justicia, Plaza de España, Vicente Calderón... El Ejecutivo que salga de este 24-M nace con muchos deberes pendientes que obligarán a retratarse a los partidos

Foto: Presentación del proyecto de ampliación del Santiago Bernabéu. (Efe)
Presentación del proyecto de ampliación del Santiago Bernabéu. (Efe)

Se han pasado de frenada. El acelerador que pisaron los Gobiernos de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid a finales del pasado ejercicio, para sacar adelante una decena de proyectos emblemáticos en la capital, ha terminado gripando el motor de sendos Ejecutivos y dejando al equipo que salga de este 24-M la decisión de aprobar, o no, el grueso de estos faraónicos proyectos.

Campamento, Operación Chamartín, Ciudad de la Justicia, Remodelación de la Plaza de España, Parque Olímpico, Palacio de Congresos, Calderón, Bernabéu o el Mercado de Frutas de Legazpi son algunas de las actuaciones que más titulares han dado en los últimos meses, por el interés de la Administración en acelerar su desarrollo, pero cuyo futuro, y los más de 11.000 millones de inversión que suman, dependerá de los resultados de este domingo.

De hecho, según reconocen fuentes políticas, de todos los grandes proyectos que el PP esperaba haber dejado atados y bien atados antes de los comicios, sólo uno ha conseguido salir adelante: la Quinta Torre de la antigua Ciudad de Deportiva del Real Madrid, que se ha adjudicado el Grupo Villar Mir durante los próximos 75 años a cambio de un canon de 4 millones de euros anuales.

A falta de la última bendición se han quedado Operación Chamartín y la Ciudad de la Justicia de Valdebebas, dos desarrollos tan importantes como polémicos, por los dispares sentimientos que generan entre los diferentes partidos políticos, y cuyo futuro es una auténtica incógnita ante el escenario de pactos que se abre para poder gobernar, tanto a nivel autonómico como municipal. 

La primera de estos dos proyectos, Operación Chamartín, rebautizada como Distrito Castellana Norte, es un desarrollo a 20 años, con una inversión prevista de 6.000 millones de euros, que prolongará la Castellana a lo largo de 3,7 kilómetros y permitirá unir los barrios del norte de la capital. La todavía alcaldesa Ana Botella se negó a darle la autorización definitiva sin el respaldo de la oposición, bancada que tras los comicios deberá retratarse ante una inversión que promete crear 120.000 empleos e inyectar, sólo en los trenes de Cercanías, más de 1.000 millones de euros.

Por lo que respecta a Ciudad de la Justicia, han sido los retrasos en la evaluación de las ofertas presentadas por Acciona-OHL y Ferrovial-ACS lo que ha impedido al Ejecutivo de Ignacio González adjudicar la concesión antes de despedirse, y eso que este proyecto cuenta ya hasta con un ganador virtual, la suma de fuerzas de las empresas de Entrecanales y Villar Mir, al haber sido los mejor valorados. En este caso ocurre algo similar a Chamartín, se trata de un proyecto identificado claramente con el PP, lo que obligará ahora al resto de grupos a retratarse para sacarlo adelante... o enterrarlo.

Terrenos de Ciudad de la Justicia
Terrenos de Ciudad de la Justicia

En Campamento, el magnate chino Wang Jianlin se comprometió a invertir 3.000 millones de euros, cifra que algunas fuentes afirman que podría dispararse hasta 6.000 millones, a cambio de desatascar sus planes para el sur de Madrid, un proyecto que incluye la construcción de 15.000 viviendas, centros comerciales, oficinas y varios centros de ocio. 

Hace apenas un mes, el Ministerio de Defensa trató de acelerar el proceso al sacar a subasta los terrenos donde se llevará a cabo este desarrollo, jugada insuficiente para garantizar el éxito de la operación, y no sólo por llevarse a cabo en año electoral, con los comicios generales también a la vuelta de la esquina, sino porque Campamento consta de dos fases, y la segunda está pendiente todavía de recibir las licencias del consistorio madrileño.

El fútbol, en tiempo muerto

Jianlin también ha visto obstruidos sus planes en otros dos proyectos que ahora mismo están a expensas de los futuros pactos de Gobierno: la remodelación de Plaza de España y Operación Calderón. En el primer caso, el equipo de Ana Botella ha conseguido sacar adelante su compromiso de dejar hecha tanto la propuesta como el proceso de información pública para peatonalizar toda la zona y construir debajo plazas de garaje que jugarán en favor del Edificio España, adquirido por el dueño de Wanda Group a Santander. Pero ahora toca adjudicarlo y construirlo.

El consistorio cifró en cerca de 100 millones de euros la inversión necesaria para llevar a cabo esta transformación de Plaza de España, obra que ha propuesto llevar a cabo mediante una concesión, que aportaría el 51% del capital, y colaboración público-privada, que haría frente al otro 49%.

Magnate chino Wang Jianlin.
Magnate chino Wang Jianlin.

La tercera gran inversión que ha realizado Jianlin en España es la compra del 20% del Atlético de Madrid, club que ha visto como una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dejado en el aire sus planes en Operación Calderón, al prohibir edificar más de tres alturas y ático en los actuales terrenos de su estadio. El equipo rojiblanco está inmerso en una lucrativa operación inmobiliaria, bendecida por las autoridades, consistente en construir 2.000 viviendas en rascacielos de hasta 36 pìsos sobre la parcela que ocupa junto al río Manzanares, y trasladarse al campo de La Peineta, al otro lado de la ciudad.

FCC y Mahou están llamados a ser los grandes beneficiarios de este proyecto, valorado en 300 millones de euros, al tener los derechos sobre los terrenos, siempre y cuando logren que se resuelva el problema de las alturas, ya sea por vía judicial o con nuevas modificaciones de la Ley del Suelo, algo que está en mano de los equipos de Gobierno que salgan de este 24-M.

Ligado a Operación Calderón va el traslado del Atlético al campo de la Peineta, obra valorada en 250 millones de euros y que FCC ha dejado en el aire hasta que se encuentre una solución a la decisión del TSJM. A esta incertidumbre se suma ahora qué pasará con el Plan del Ayuntamiento de Madrid de convertir esta zona, conocida como Parque Olímpico, en un corredor verde de más de 300.000 metros cuadrados, otro de los deberes pendientes con los que comenzarán la legislatura los nuevos equipos de Gobierno.

Dentro del mundo del deporte, Botella tampoco ha conseguido sacar adelante la ampliación del Santiago Bernabéu, proyecto valorado en 200 millones de euros y enterrado también por una decisión judicial y cuyo futuro parece depender ahora más de la voluntad que tenga el club blanco de seguir peleando que del resultado de las elecciones.

Imagen el proyecto de Operación Chamartín.
Imagen el proyecto de Operación Chamartín.

Justo frente al templo del Real Madrid, al otro lado del Paseo de la Castellana, se encuentra el Palacio de Congresos de Madrid, inmueble que en febrero vio cambiar su destino cuando el Ayuntamiento aprobó un plan para transformarlo en un hotel de hasta 23 plantas, previo pago de unos 86 millones de euros. Sin embargo, este plan precisa de un concurso público y de su correspondiente adjudicación, desarrollo ahora a expensas de los futuros pactos políticos.

Más polémico, por la oposición vecinal, promete ser la transformación del Mercado de Frutas de Legazpi en un complejo cuyos usos se distribuirán entre un mercado alimenterio de interés turístico, una zona comercial, un centro deportivo municipal, una biblioteca pública y un aparcamiento subterráneo, metamorfosis que requerirá una inversión superior a los 50 millones de euros y que supondrá otra de las grandes pruebas de fuego a la que se enfrentarán los nuevos equipos de Gobierno. La legislatura comienza cargada de deberes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios