PLAZA ESPAÑA, PLAZA MAYOR, CANALEJAS...

Madrid se apresura a cerrar los trámites de 'megalicencias' como la de Mahou-Calderón

El Consistorio pretende dejar atados sus proyectos estrella antes de primavera. El objetivo es evitar, ante un posible cambio electoral, que se invaliden.

Foto: La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante la presentación del Hotel VP Plaza de España. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante la presentación del Hotel VP Plaza de España. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid quiere cerrar sus proyectos estrella cuanto antes, sobre todo desde que las encuestas vaticinan que el Partido Popular podría perder la mayoría absoluta de la que disfruta en la capital en las elecciones de mayo de 2015. El hipotético resurgimiento de la izquierda podría traducirse en que muchos de esos proyectos prometidos los aguante sólo el papel. Por eso, el consistorio madrileño se ha puesto manos a la obra para dejar atados los planes que han desarrollado en la última legislatura, como la operación Mahou-Calderón, el proyecto Plaza España o el de Canalejas. Otros casos, como la remodelación del Santiago Bernabéu, parece que no van a correr la misma suerte.

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid dio ayer el penúltimo paso para autorizar el futuro desarrollo urbanístico de los terrenos del Vicente Calderón y de Mahou, donde entre otras cosas se construirán dos rascacielos de 36 pisos, mientras el Atlético y el ayuntamiento renegocian el convenio firmado sobre “la Peineta”. Aunque todavía debe ser aprobado por el Pleno municipal de la próxima semana, la Comisión de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid aprobó, con los votos a favor del PP y el rechazo de la oposición –PSOE, IU y UPyD– el Plan Parcial de Reforma Interior que ordena el ámbito.

En la misma Comisión, Madrid se comprometió a adelantar los 42 millones que se necesitan para reformar a Plaza de España, que pretende convertirse en un lugar con menos ruidos, menos contaminación, menos tráfico y más espacio para el paseo. El proyecto tendrá "coste cero” para los ciudadanos, mantiene el Consistorio, ya que las obras serán financiadas por los empresarios y operadores hoteleros que se han comprometido “verbalmente” a correr con estos gastos. Pese a que no hay nada firmado, el Ayuntamiento está dispuesto a anticipar esta cantidad para comenzar las obras de remodelación lo antes posible.

La selección española de gimnasia rítmica realizan una exhibición en la Plaza Mayor de Madrid.
La selección española de gimnasia rítmica realizan una exhibición en la Plaza Mayor de Madrid.

A la remodelación de Plaza de España se unirá también la de la Plaza Mayor, cuya fase inicial estará finalizada en el primer semestre del año. La propia Botella reconocía que tiene un “significado especial por ser un lugar emblemático e importante para el turismo y, además, supondrá la revitalización de la zona”.

Este mes de septiembre comenzó el derribo de inmuebles para la Operación Canalejas, un  proyecto urbanístico que pretende convertir en un complejo de lujo los seis edificios ubicados en la plaza de Canalejas y en los números 6, 8, 10, 12 y 14 de la calle de Alcalá. De momento, ya se ha demolido uno de ellos, y la fachada del edificio en el número 6, que está protegida por el Ayuntamiento por su valor histórico-artístico, ha sido desmontada para ser restaurada e instalada después sobre un edificio nuevo, puesto que el interior se está tirando abajo. El área municipal de Urbanismo ha recalcado que los trabajos cuentan con la licencia preceptiva.

La ampliación del Bernabéu, en el aire

Uno de los grandes temas que tendrá que enfrentarse el futuro equipo municipal será adjudicar el contrato de basuras de la capital. El nuevo contrato, de un año de duración, entró en vigor el 1 de noviembre. La adjudicación despertó una fuerte polémica por haber sido concedida a la UTE formada por Urbaser (ACS) y Cespa (Ferrovial). Sin embargo, el actual equipo liderado por Ana Botella no tendrá que sofocar el fuego amigo que se abrirá justo dentro de un año, cuando el Consistorio tenga que sacar a concurso el mismo contrato por mucho más tiempo.

Vista de una maqueta que representa el proyecto elegido para la remodelación del Bernabéu. (EFE)
Vista de una maqueta que representa el proyecto elegido para la remodelación del Bernabéu. (EFE)

Una de las grandes obras que el Ayuntamiento parece que no podrá tener atada antes de las elecciones municipales de 2015 es la remodelación del Santiago Bernabéu, el proyecto estrella que Florentino Pérez cerró con el antecesor de Botella, el ya exministro Alberto Ruiz-Gallardón. Como informó este diario, el equipo blanco cedió al Ayuntamiento unas parcelas en la periferia de Madrid a cambio de un trozo de la Castellana, donde el club quiere ampliar el estadio y construir un hotel, un aparcamiento y un centro comercial. Sin embargo, el Juzgado número 14 del Tribunal Superior de Justicia (TSJM) amargó en agosto las vacaciones al departamento jurídico del Real Madrid. Aceptó la medida solicitada por Ecologistas en Acción de suspender el inicio del nuevo Bernabéu, que techaría el estadio, construiría un centro comercial y un hotel de lujo en la Castellana.

Estaba previsto que las obras comenzaran este mismo verano, pero los tribunales han parado este pelotazo y Florentino Pérez ve su obra magna peligrar ante las encuestas que vaticinan que el Partido Popular dejaría de tener la mayoría absoluta en Madrid a partir de mayo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios