un proveedor podría ser la mano negra

Primera víctima del escándalo de OHL: dimite el protagonista de las grabaciones

Pablo Wallentin, protagonista de las conversaciones filtradas por presunta corrupción, ha dimitido para "no entorpecer la investigación ni dañar la imagen del grupo". Se sospecha de una mano negra

Foto: El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (d), y el consejero delegado de la sociedad, Josep Piqué. (EFE)
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (d), y el consejero delegado de la sociedad, Josep Piqué. (EFE)

El terremoto generado por la filtración de unas grabaciones en las que directivos de OHL México hablaban de presuntos casos de corrupción en la concesión Viaducto Bicentenario ya tiene su primera víctima. Se trata Pablo Wallentin, directivo de la compañía y voz cantante de las conversaciones telefónicas que han desatado el escándalo. Según ha comunicado la propia empresa, el consejo de administración celebrado ayer con carácter extraordinario aceptó la "renuncia presentada a fin de no entorpecer las investigaciones y/o dañar más la imagen de la sociedad con motivo de la invitación a un funcionario del Estado de México. En consecuencia con lo anterior, el Lienciado Wallentin también solicitó abandonar el cargo de consejero suplente en las empresas filiales de la Sociedad, lo que se producirá con carácter inmediato".

Este comunicado da a entender que el motivo último de la dimisión de Wallentin ha sido la invitación que hizo al secretario de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena, al resort de lujo que posee OHL Desarrollos en Mayakoba, ofrecimiento que según ha declarado el responsable público a medios aztecas declinó y, como prueba, ha presentado un cargo de 124.000 pesos (7.300 euros) en su tarjeta, con el cual afirma haber sufragado el coste de su estancia de cinco días, el pasado diciembre, en el hotel Fairmont de Riviera Maya junto a su familia.

OHL paga las vacaciones del Secretario de Comunicaciones de Mexico

El consejo de administración de OHL México también ha decidido pasar a la acción con una amplia batería de medidas propuestas por la comisión de auditoría: una investigación sobre las operaciones y contratos de Viaducto Bicentenerio, la concesión donde presuntamente puede haberse dado un caso de corrupción; abrir otra sobre la construcción, operación y mantenimiento de las autopistas en el Estado de México, para garantizar que todo se ha hecho conforme a la legislación; revisar los sistemas de control y cumplimiento; contratar asesores legales, de contabilidad, técnicos, forenses y de comunicación, independientes de la compañía para que ayuden en las investigaciones; nombrar un director responsable del área de cumplimiento normativo (Compliance) que garantice la transparencia; otro de Responsabilidad Social y Comunicación y elaborar una nueva normativa de compras.

Una vez concluyan todo estos trabajos, el comité de auditoría emitirá una serie de recomendaciones para adoptar las medidas correctivas necesarias. La compañía española también está preparando su propia ofensiva legal centrada en tratar de aclarar el origen y los responsables de las grabaciones, que se han obtenido de manera ilegal y, según sospechan en los despachos de la empresa española, se han viralizado de manera malintencionada, seleccionando conversaciones y sacándolas de contexto para dar a entender que se trata de un caso de corrupción.

Mano negra

A la espera de acontecimientos, y de que estas tres grandes líneas avancen en su correspondiente dirección, fuentes conocedoras han confirmado a El Confidencial que el foco de las sospechas se centra en la compañía Infraiber, empresa dedica al desarrollo de proyectos de comunicación y tecnología aplicada a las infraestructuras para controlar el tráfico de vehículos. El Estado de México la contrató para usar su tecnología en Circuito Exterior Mexiquense (Conmex), el principal activo de OHL en el país azteca, a cambio de percibir 25 céntimos por cada cruce de vehículos, importe que posteriormente se esperaba que ascendiera a 50 céntimos.

Fraude en las carreteras de Mexico (version completa)

Sin embargo, a las pocas semanas, según las fuentes consultadas, las propias autoridades públicas decidieron rescindir el contrato y se lo comunicaron a OHL como hecho consumado, momento a partir del cual la compañía ha empezado a vivir un calvario al otro lado del Atlántico, uno de los motivos que sitúa a Infraiber en el epicentro de las sospechas. Aunque las disputas legales planteadas por la compañía tecnológica se remontan año y medio, ha sido en los últimos dos meses cuando la tensión ha ido en ascenso, sobre todo a raíz de que surgiera un sitio web, Finalabuso.net, cargado de documentos y argumentos contra las inversiones de OHL en México.

La propia Infraiber, cuya batalla contra el grupo controlado por Juan Miguel Villar Mir ha saltado de los tribunales a los medios, recomienda consultar este sitio para obtener documentación sobre las presuntas irregularidades de OHL en México, en general, y en concreto, en Conmex. “Los abusos de OHL en esta concesión están documentados, con información pública, parte de la cual se puede consultar en ese sitio finalabuso.net”, ha señalado Infraiber, según recoge la web CNNExpansion.

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)

Aunque las grabaciones que han desatado todo el escándalo, y que llevaron a suspender la cotización de OHL la semana pasada tras desplomarse un 11%, se realizaron entre noviembre y enero pasados, ha sido ahora cuando han saltado a los medios y han desatado un terremoto cuyas réplicas se han multiplicado tanto en la cotización de la empresa azteca y de su matriz española, como en los medios de comunicación a uno y otro lado del Atlántico. Esta amplia distancia temporal entre la grabación de las cintas y su proliferación en los medios es, precisamente, otro de los motivos que llevan a sospechar de una mano negra detrás de estas filtraciones.

De hecho, el salto de las grabaciones a la prensa, y la proliferación de titulares a raíz de ello, está siendo un golpe para OHL más duro del conseguido por Infraiber en los tribunales en año y medio, donde la compañía española es la única de las tres partes contra las que el grupo de tecnología dirige sus dardos que no está imputada, ni tampoco aparece como demandada, sino que figura como lo que en el país se conoce como "tercera parte", ya que al ser el concesionario de las autopistas, la constructora aparece como sujeto pasivo de las disputas entre Infraiber y las autoridades mexicanas, puesto que está en medio de las dos partes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios