la cotización en bolsa cayó en picado tras filtrarse unas grabaciones

México, la cara y la cruz de OHL

El país azteca, donde acaba de estallar un presunto caso de corrupción, es el mercado elegido por OHL para desbancar a España como motor del negocio. Por eso, los terremotos allí tienen réplicas aquí

Foto: El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (d) junto a Josep Piqué, vicepresidente de la compañía (EFE)
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (d) junto a Josep Piqué, vicepresidente de la compañía (EFE)

La cotización de OHL sintió ayer temblar la tierra bajo sus pies por un terremoto procedente de México, país que se ha convertido en su cara y su cruz. La filtración de unas grabaciones en las que, presuntamente, directivos de la compañía hablaban de cómo la constructora se estaba beneficiando por los sobrecostes de la concesión Viaducto Bicentenario y arreglaban las vacaciones de altos funcionarios del país se llevaron por delante la cotización tanto de OHL México, que en la madrugada española del miércoles al jueves tuvo que ser suspendida de cotización, como de la matriz española, que ayer cerró con un desplome del 9%.

México, la cara y la cruz de OHL

Tanto la casa madre como la filial han salido rápidamente a dar la cara sobre el escándalo, además de haber abierto una investigación interna, dirigida desde Madrid, y de reservarse el derecho de emprender las acciones necesarias ante lo que consideran unas grabaciones "obtenidas ilegalmente que buscan, maliciosamente, desprestigiar a la compañía y confundir a la opinión pública". Pero eso no ha evitado que la mancha de aceite se extienda sobre un mercado que es clave para OHL y, como tal, esconde también un punto débil que, si se ataca, puede mutarse en el auténtico talón de Aquiles del grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir, con regocijo para los inversores bajistas, que en los últimos tiempos se han hecho con casi un 10% del grupo español.

México, la cara y la cruz de OHL

Por sí solo, el país norteamericano supone el 13% de todo el volumen de negocio de la compañía. Suma y sigue, porque OHL aspira a que su peso crezca hasta el 20% en 2020, lo que hará que España, que actualmente es el primer mercado individual, con el 22,7% del negocio, ceda este trono a México, al rebajar su peso a una horquilla de entre el 10%-15%, según el nuevo Plan Estratégico de la compañía.

Sin embargo, para que este Dorado sea realmente la Tierra Prometida, la compañía necesita superar el problema de generación de caja que está sufriendo, fundamentalmente por México, donde no está consiguiendo convertir en liquidez el imperio que ha construido sobre 370 kilómetros de carretera. Y aquí es donde empieza la cruz del grupo al otro lado del Atlántico, un problema que, para comprenderse, primero necesita que se expliquen los grandes números de la filial azteca.

El imperio americano

OHL Concesiones, una de las tres grandes divisiones que componen el grupo OHL, es propietaria del 56% de OHL México, la joya de la corona del grupo, ya que suma 8 de las 13 concesiones que componen la cartera internacional de estos proyectos de la compañía española. Este peso permite comprender que el papel protagonista que tiene México para OHL vaya más allá de la cuenta de resultados y alcance también al principal resorte al que está recurriendo el grupo cuando necesita dinero, como se puso de manifiesto el año pasado, cuando vendió el 7,5% del capital de su filial azteca por 231 millones para reducir deuda de la matriz; y este mismo ejercicio, cuando traspasó el 25% de ConMex, una de sus concesiones mexicanas, por 520 millones de euros.

Todo estos movimientos se produjeron justo después de que Moody's alertara sobre la salud financiera del grupo, acusándolo de estar por encima del ratio de endeudamiento pactado de tres veces ebitda, y de adolecer de un grave problema de generación de caja, la base de la solvencia de estas compañías, que le impide convertir en euros contantes y sonantes los grandes números de tráfico y peajes que obtiene con sus concesiones mexicanas.

Logo de la agencia de rating Moody's (Reuters)
Logo de la agencia de rating Moody's (Reuters)

OHL México es líder en el área metropolitana de Ciudad de México por número de concesiones asignadas y kilómetros administrados. Además, todas sus concesiones se ubican en las zonas urbanas con mayor tráfico de vehículos del Distrito Federal, del estado de México y del estado de Puebla, generadores del 31% del PIB del país y del 27% tanto de la población como del parque de vehículos de todo México. Dicho con otras palabras, estas concesiones están llamadas a ser un plan de pensiones, gracias al cobro de peajes en los pulmones del país.

Pero eso será a futuro, porque, actualmente, el emporio azteca está teniendo, como se ha señalado, problemas para generar la caja esperada, herida a la que ahora se suma el presunto caso de corrupción y los sobrecostes que han llevado a disparar una obra presupuestada en 4.000 millones de pesos (231 millones de euros) a cerca de 10.000 (580 millones de euros) según las grabaciones, exceso que ha favorecido a la constructora, según estas mismas cintas, ya que esta se lleva cerca del 20% de este sobrecoste.

En viaducto Bicentenario, la concesión bajo sospecha, el tráfico medio diario descendió un 2,3% el pasado ejercicio, mientras que la cuota media por vehículo se incrementó un 24%. Más llamativa es la espectacular evolución de los ingresos de esta concesión, tanto por el incremento del 23% de la cuota por peajes como, sobre todo, porque los ingresos por construcción más que se doblaron, al dispararse un 134% y alcanzar los 1.224 millones de pesos. En este punto, debe subrayarse que, "a finales de diciembre de 2014, se concluyó la construcción del segundo cuerpo en su tramo de Toreo a Lomas Verdes, el mismo que fue puesto en operación en esas mismas fechas", según reconoce la propia compañía. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios