Indra ultima la primera reordenación directiva de la era Abril Martorell
  1. Empresas
cambios en la reunión del consejo

Indra ultima la primera reordenación directiva de la era Abril Martorell

El consejo de administración de la compañía participada por el Estado, Telefónica y Corporación Financiera Alba se reúne hoy para anunciar una profunda reestructuración del comité de dirección

Foto: Oficinas centrales de Indra en Alcobendas. (Indra)
Oficinas centrales de Indra en Alcobendas. (Indra)

El consejo de administración de Indra se reúne hoy para analizar la que va a ser la primera reestructuración directiva de la compañía desde que Fernando Abril Martorell fue nombrado presidente el pasado 29 de enero. La remodelación se centrará principalmente en el área internacional, la principal fuente de ingresos y a la vez de problemas de un grupo que está en fase de redefinición.

La reunión de hoy del órgano de gobierno de Indra es de carácter ordinario, la habitual de todos los meses, pero en la sede central situada en Alcobendas (Madrid) se van a adoptar decisiones extraordinarias. Se esperan cambios en las direcciones generales, especialmente en la que gestiona los negocios del grupo en el exterior, ahora en manos de Emilio Díaz. Este ejecutivo es, además, el máximo responsable de Latinoamérica y presidente de Indra Brasil, el país donde más esperanzas tenía la compañía en la etapa de Javier Monzón y que más dolores de cabeza le ha dado.

De hecho, lo primero que hizo Abril Martorell nada más hacerse con los mandos de la compañía fue aplicar una provisión de 313 millones de euros por la depreciación de ciertos activos en el extranjero y la incertidumbre sobre el cobro de algunos de los contratos anunciados a bombo y platillo por el anterior presidente del grupo participado por el Estado (20%), Corporación Financiera Alba (1,3%) y Telefónica (6%).

Este writte off, como se conoce en el mundo financiero, llevó a la empresa a entrar en pérdidas de 92 millones, lo que ha comprometido muy seriamente el pago del dividendo. Si quiere retribuir a los accionistas, Indra tendrá que tirar de reservas o ampliar capital, decisión que se adoptará en mayo de cara a la próxima junta general que se celebrará inicialmente en junio.

Rumbo a la rentabilidad

Fuentes próximas a la empresa han reconocido que se producirán cambios relevantes con el objetivo de enfocar la organización hacia la rentabilidad con la mayor celeridad posible. No obstante, matizan que en principio no habrá despidos significativos, sino reasignación. Otras fuentes indican que no se descartan unas salidas de directivos cuyos negocios han tenido un resultado poco afortunado en los últimos años. Desde Indra han rehusado hacer ninguna declaración sobre esta información.

El comité de dirección de la compañía está formado actualmente por Juan Carlos Baena (Dirección Financiera); Emilio Díaz (Latinoamérica); Emma Fernández (Desarrollo Corporativo); Rafael Gallego (Transporte); Santiago Roura (España y Europa); Carlos Suárez (Defensa), y Juan Tinao (Servicios Globales). Como directores generales adjuntos están Eduardo Bonet, José Cabello, José Manuel Pérez-Pujazón, Cristina Ruiz y María Dolores Sarrión.

La reordenación directiva es parte de la estrategia marcada por Abril Martorell para presentarse ante los accionistas en junio y ante los inversores inmediatamente después con la compañía enfocada para volver al beneficio este mismo año. Para esas fechas, el nuevo presidente quiere tener perfilado un nuevo plan estratégico enfocado a una mejora de los márgenes y del cash flow operativo, dos indicadores que en los últimos trimestres se deterioraron mucho por la gestión de Monzón y que es lo que más preocupa a los gestores de fondos.

Una de las vías rápidas para aumentar los márgenes será el recorte de gastos, primer mandamiento de Abril Martorell. Como publicó El Confidencial, la firma planea un expediente de regulación de empleo para entre 2.000 y 3.500 personas que se aplicará a corto plazo.

Noticias de Indra Javier Monzón Fernando Abril-Martorell
El redactor recomienda