operación inminente

El rey de los parkings se bate en duelo con el gigante galo Ardian por comprar Empark

Eugenio Hinojosa y el fondo francés, que ya se hizo con los aparcamientos de Vinci, están en la recta final para cerrar la compra de los antiguos parkings de Cintra

Foto: El rey de los parkings se bate en duelo con el gigante galo Ardian por comprar Empark

Es una de las operaciones más importantes de los últimos tiempos y quiere tenerse cerrada en cuestión de días. La venta de Empark, una de las mayores compañías de aparcamientos de España, ha entrado en la recta final con dos grandes candidatos para alzarse con el triunfo: el fondo francés Ardian, que en febrero adquirió Vinci Park, y Eugenio Hinojosa, empresario que ha construido un imperio en torno al mundo de los garajes.

El primero cuenta con el músculo financiero necesario para hacerse con la compañía, la última gran joya del sector, como demostró el pasado febrero, cuando se alzó con el triunfo en la puja por los aparcamientos de Vinci, operación que alcanzó los 1.960 millones de euros y que permitió al fondo galo hacerse con el 37,5% del capital, el mismo porcentaje que adquirió Credit Agricole, mientras que la constructora francesa se quedó en el 25%.

El segundo, Hinojosa, es un gran conocedor del negocio, que en el pasado ya ha demostrado ser capaz de sorprender al mercado, imponiéndose a los gigantes del sector. Así lo demostró en el competido concurso por hacerse con los aparcamientos de la T4 del madrileño aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez, concesión que se llevó aliada con Azvi a través de la sociedad Arbepa, a quien también se unió para llevarse los servicios de aparcamiento por chófer (valet parking) de las terminal T1, T2, T3 y T4.

Se estima que controla más de 12.000 plazas de aparcamiento repartidas en más de una decena de sociedades, lo que le convierte en un gran mediano dentro del atomizado sector de los parkings, formado por unas 800 empresas, que se reparten una tarta que, actualmente, apenas supera los 900 millones de euros, después de haber visto desaparecer uno de cada cuatro vehículos durante la crisis.

La mayoría de las sociedades que operan en este negocio son pequeñas y familiares, cuyas cifras distan mucho de las alcanzadas por los grandes jugadores del sector, como Saba, Empark, Interparking, EQT-Mutua, Vinci Park o Isolux Aparcamientos. Además, casi todos estos grupos han protagonizado movimientos corporativos en los últimos tiempos, lo que ha dado alas a Empark a poner un elevado listón económico en su venta.

Desinversión millonaria

Esta desinversión arrancó formalmente poco antes de verano y con una cifra de partida de mil millones de euros, según adelantó El Confidencial. Estos niveles de valoración son comparables a los pagados por Saba hace tres años, cuando Abertis vendió la empresa a un consorcio formado por Torreal y Proa Capital, al que posteriormente se unió KKR. No obstante, Empark arrastra una deuda del entorno de los 500 millones y fallidas inversiones inmobiliarias que han rebajado las expectativas de otros potenciales compradores.

Los dos grandes candidatos a alzarse con la propiedad de Empark son el fondo francés Ardian, que en febrero adquirió Vinci Park, y Eugenio Hinojosa, empresario que ha construido un imperio en torno al mundo de los garajes

Los principales accionistas de Empark son la firma portuguesa Silva&Silva, que posee el 50,3%, la entidad lusa Novo Banco (antiguo Espírito Santo), con otro 22%, y Ahorro Corporación, con un 8,2%. En las entrañas de Empark descansa la antigua Cintra Aparcamientos, adquirida a Ferrovial en 2009.

A pesar de haber sufrido la caída del negocio, es una de las empresas del sector que mejor está consiguiendo resistir la crisis. El año pasado, último ejercicio completo con cifras auditadas, tuvo unos ingresos de 177,88 millones de euros, un resultado de explotación de 28,5 millones y unas pérdidas netas de 11,9 millones de euros.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios