el frob acusa al bde de no poner trabas a banesco

Feijóo deja caer a Castellano y González Bueno para salvar la independencia de NCG

La opción del venezolano Banesco para mantener la independencia y galleguidad de Novagalicia tenía un precio: las cabezas de Castellano y su escudero

Foto: José Maria Castellano (i), y César Bueno (EFE)
José Maria Castellano (i), y César Bueno (EFE)

La opción del venezolano Banesco para mantener la independencia y galleguidad de Novagalicia (NCG Banco) tenía un precio: las cabezas de José María Castellano y su escudero César González Bueno, hasta ahora presidente y consejero delegado de la entidad. Alberto Núñez Feijóo se las ha entregado a Juan Carlos Escotet, el dueño de Banesco, que los sustituirá por Javier Etcheverría (presidente del Banco Etcheverría) y Francisco Botas. Ayer se multiplicaron las críticas a una operación de claro cariz político, adelantada en exclusiva por El Confidencial, que cuestionaban la idoneidad de una entidad venezolana controlada por un magnate y con la mitad de tamaño que NCG, a lo que el FROB respondió echando la culpa al Banco de España, que es el responsable de decidir la idoneidad de los candidatos.

Según publicaron ayer algunos medios, Banesco se había comprometido a mantener "el empleo y la gestión" en NCG. Sin embargo, su primera decisión ayer tras tomar posesión de la fusión de las antiguas cajas gallegas fue relevar a los dos ejecutivos que la han gestionado durante la nacionalización por mandato del FROB... aunque enfrentados a él en numerosas ocasiones para tratar de evitar la subasta, primero, y para impedir que la ganara un banco español, después.

Según fuentes cercanas a la entidad, se trata de un sacrificio necesario por parte del presidente de la Xunta: "El nuevo dueño del cortijo quiere mandar y poner a sus hombres de confianza. Es lógico. Y si el peaje que tiene que pagar Feijóo a cambio de conseguir que Novagalicia siga siendo independiente y gallega es sacrificar a los que eran sus aliados hasta ahora, lo paga con gusto". Tampoco le importa demasiado a Castellano, puesto que él quería demostrar ante la sociedad gallega que podía salvar Novagalicia, objetivo que ha conseguido.

Según algunas fuentes, la única oferta que garantizaba la continuidad de los dos ejecutivos era la de Guggenheim, puesto que no cuenta con ningún gestor de bancos en nuestro país. De ahí que fuera la favorita de Castellano y González Bueno. Sin embargo, como explicó ayer El Confidencial, el Banco de España se oponía a que un private equity se hiciera con el control del banco, y Feijóo no tuvo más remedio que cambiar de caballo en favor de Banesco para cumplir su promesa electoral.

En el haber de Castellano y González Bueno está haber saneado la entidad con el dinero del rescate europeo y con el traspaso del ladrillo a la Sareb, así como haber creado y vendido a Apollo la marca EVO Banco a imagen y semejanza de ING Direct (de donde provenía el consejero delegado) para el negocio de fuera de Galicia, Asturias y León. En su debe, haber perdido un importante porcentaje de cuota de mercado en Galicia, no haber resuelto definitivamente el problema de las preferentes y haber hecho perder unos 70 millones a una serie de fortunas gallegas por las que pasó el cepillo para tratar de reflotar la maltrecha entidad gallega. Tiritas para el cáncer en una entidad que ha requerido un rescate de 9.000 millones de dinero público. Precisamente, Feijóo ya dejó tiradas a estas familias (Somoza, Jove y propietarios de empresas como Gadisa, Coren, Rianxeira, Copasa y Constructora San José)  en aquella ocasión.

González Bueno a EVO, ¿y Castellano?

¿Qué va a pasar ahora con los dos? Es muy probable que González Bueno vuelva a EVO Banco, donde Apollo le ha prometido un puesto en el consejo. "A César lo único que le interesaba de Novagalicia era EVO, que era el modelo que él había creado porque el de la antigua caja no iba con él", según una de las fuentes consultadas. "Por eso, lo normal es que se vaya a EVO para ver si consigue su gran sueño de superar a ING Direct".

Más complicado es el futuro de Castellano, que ya le dijo a Isidre Fainé que rechazaba su oferta de mantenerle en la presidencia de NCG como filial de La Caixa porque se negaba a ser "presidente florero". Ahora, Escotet ni siquiera le ofrece eso, sino ser "consejero florero". Por tanto, no parece probable que continúe en la entidad gallega. Tiene la opción también de irse a EVO, pero su interés en ese negocio es mucho menor que el de su número dos. Es probable que, de momento, vuelque todas sus energías en Ono, la empresa de cable que también preside el exconsejero delegado de Inditex, cuyo plan es salir a bolsa el próximo año.

El presidente del FROB, Fernando Restoy. (EFE)
El presidente del FROB, Fernando Restoy. (EFE)
El FROB se escuda en el Banco de España

Por otro lado, el FROB justificó ayer su actuación en la venta de NCG a Banesco. Fuentes del fondo de rescate respondieron a las protestas de la banca española, que considera inasumible el precio pagado por el venezolano: "Que hubieran ofrecido más". Pero la mayor crítica se refiere a las características del comprador: venezolano con riesgo de ser nacionalizado como le ocurrió al Santander en ese país (aunque todo el mundo insiste en que el holding está domiciliado en Madrid), controlado absolutamente por Escotet (posee el 80% del capital) y con un tamaño de menos de la mitad que NCG, lo que hace aún más arriesgada su oferta de 1.000 millones para una entidad con una pérdida esperada de ese mismo tamaño.

Ante esas críticas, la respuesta del FROB (controlado por Economía) es echarle la culpa al Banco de España: "El responsable de la idoneidad de los inversores es el Banco de España, y si considera que Banesco es un candidato idóneo, no tenemos nada que decir", según fuentes del fondo de rescate. Desde el supervisor defienden que Banesco tiene más de 30 años de experiencia en gestión bancaria y presencia en numerosos países aparte de Venezuela, pese a su pequeño tamaño. Desde su perspectiva, no es lo mismo que un fondo de capital riesgo, y por eso no se ha exigido al venezolano un depósito del 3% de los APR (activos ponderados por riesgo) de NCG, como sí se le ha pedido a los fondos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios