LOS FONDOS TEMEN UNA VENTA "POLÍTICA" A CAIXA

Castellano rechaza la oferta de Fainé para NCG: no quiere ser un "presidente florero"

La ofensiva de Isidre Fainé para mantener la "galleguidad" de NCG Banco y a su actual equipo gestor ha recibido la negativa de Castellano

Foto: José María Castellano, presidente de Novagalicia Banco (i) y César González-Bueno, consejero delegado. (EFE)
José María Castellano, presidente de Novagalicia Banco (i) y César González-Bueno, consejero delegado. (EFE)

La ofensiva de Isidre Fainé, presidente de La Caixa, para mantener la "galleguidad" de NCG Banco (Novagalicia) y a su actual equipo gestor ha recibido la negativa de su presidente, José María Castellano, porque no quiere ser "un presidente florero", según fuentes conocedoras de las negociaciones. No obstante, la oferta de la entidad catalana sí empieza a ganar predicamento en el FROB, ya que comprende también a Catalunya Banc (la otra entidad nacionalizada) y resolvería de un plumazo los dos problemas. Ante ello, la puja favorecida por la entidad y por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la del fondo Guggenheim, considera que elegir a la entidad catalana sería una "decisión política", exactamente el mismo argumento que usan los bancos al hablar de los fondos.

Con todo este lío encima de la mesa, el fondo público de rescate está aplazando una y otra vez la fecha de comienzo de la subasta propiamente dicha, una vez presentadas las ofertas no vinculantes. Según las fuentes consultadas, el director general del FROB, Antonio Carrascosa, pretende dar unas condiciones generales mínimas para todos, de forma que sean los distintos interesados los que se 'autodescarten' si no están dispuestas a cumplirlas. Entre esas condiciones, está la ausencia de EPA (esquema de protección de activos), pese a que los bancos candidatos han pedido esas garantías contra pérdidas futuras. Este trámite se sigue alargando, aunque en principio estaba previsto para el viernes pasado, y ahora se espera que se complete esta semana.

Como informó El Confidencial, Fainé ha tendido puentes con Feijóo para ofrecer las garantías de galleguismo que sean necesarias, ya sea preservando el nombre, manteniendo una sede corporativa regional, defendiendo una cuenta de resultados propia y manteniendo al frente de la caja al equipo de Castellano con César González Bueno. El catalán pretende que estos ofrecimientos -realizados al FROB y a Feijóo, no directamente a Castellano- sirvan al presidente de la Xunta para cargarse de argumentos de cara a la opinión pública gallega, de manera que la adquisición de La Caixa no pueda suponerle un coste electoral.

Año de fundación:
2011
Empleados:
5946 personas
Website:
http://www.ncgbanco.es/
CEO:
José María Castellano
Sector:
Intermediación financiera
Sin embargo, esta garantía no ha convencido a Castellano porque "a él lo que le interesa es seguir adelante con su gestión, el reto de sacar adelante el banco, no ser un presidente florero mientras que las decisiones las toman otros", según las fuentes citadas. Estas añaden que Castellano está muy satisfecho de la labor realizada con hitos como el saneamiento de NCG (gracias a los casi 9.000 millones de dinero público recibidos), la solución del arbitraje para las preferentes (que se ha extendido a Catalunya Banc, Bankia y ahora Ceiss), las fórmulas para paralizar los desahucios en Galicia o la venta de EVO Banco con un coste laboral mínimo. "Ahora no quiere quedarse si todo ese trabajo va a tirarse por la borda por un banco que cerrará la mitad de las oficinas y despedirá a la mitad de la gente".

A pesar de este rechazo, el envite de La Caixa tiene cada vez mayor pujanza, ya que ha utilizado un arma de destrucción masiva: hacer una oferta por el pack de las nacionalizadas, NCG y Catalunya Banc. O, más bien, advertir al FROB de que, si NCG va para los fondos, ya se puede buscar otro fondo para que compre la entidad catalana, porque nadie en España va a pujar por ella. Los otros dos bancos interesados, Santander y BBVA, también han hecho esa propuesta, pero sus relaciones con Economía no atraviesan su mejor momento a cuenta del 'caso Roldán'. La puja de La Caixa tiene el inconveniente del elevado EPA solicitado, cerca de 2.000 millones según otra de las fuentes. Ahora bien, Fainé estaría dispuesto a rebajar sus pretensiones si se sale con la suya.

Guggenheim ya no se ve tan favorito

De ahí que el fondo que promueve el frente Castellano-Feijóo esté "indignado" ante las crecientes probabilidades de victoria catalana. A su juicio, dárselo a La Caixa sería "una decisión política" porque no se sostiene por razones económicas (Guggenheim ofrece un precio positivo frente al EPA solicitado por los bancos) ni por el interés de Galicia, que requiere una entidad independiente que conozca la idiosincrasia de la tierra y que mantenga la red actual de sucursales para poder dar servicio a todo el territorio.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (d), saluda al presidente ejecutivo de Novagalicia Banco, José María Castellano. (EFE)
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (d), saluda al presidente ejecutivo de Novagalicia Banco, José María Castellano. (EFE)
Desde siempre, este bando ha sostenido que la mejor opción es la del fondo norteamericano porque, aparte de garantizar la 'galleguidad' y la independencia (que es lo que le interesa al presidente de la Xunta), mantendría la estructura actual de la caja y su modelo de negocio. Por el contrario, consideran que un banco tendría que cerrar numerosas oficinas para obtener sinergias, que impondría su gestión y sus productos, y que en realidad lo único que les interesa es el crédito fiscal de unos 4.500 millones que atesora NCG en su balance.

Los bancos también acusan a la política

Curiosamente, el argumento de la "decisión política" es el mismo que utilizan los bancos para calificar la teórica preferencia del FROB por Guggenheim. BBVA y Caixa esperaban que el Gobierno les iba a reconocer el haber soportado gran parte del coste de la reestructuración del sector bancario, con la adquisición de varias entidades -Unnim (BBVA) y Caixa Girona, Banca Cívica y Banco de Valencia (La Caixa)-, y, sobre todo, la aportación adicional de unos 2.000 millones que van a tener que hacer todos los bancos al Fondo de Garantía de Depósitos para dar liquidez a las preferentes de NCG canjeadas por acciones no cotizadas de la entidad gallega. Por ello, el cambio de actitud del FROB, que ahora considera que la venta de NCG a extranjeros sería un "espaldarazo inmejorable" para la recuperación económica y el proceso de saneamiento de la banca española, se ve como una traición por estas entidades.

El presidente de Caixabank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de Caixabank, Isidre Fainé. (EFE)

"Los fondos de capital riesgo tienen como único objetivo obtener una rentabilidad muy elevada a la vuelta de tres o cuatro años, por lo que sus alternativas son sacar NCG a bolsa, si puede, o venderlo a otro fondo, es decir, dar patadas adelante sin solucionar el problema", explican fuentes de una de estas entidades. Desde la otra añaden que "lo importante para Galicia es tener una entidad fuerte que sea capaz de conceder crédito y de garantizar los depósitos, no que se llame Caixa Galicia. Y eso no lo puede ofrecer un fondo, sino un banco solvente". Oficialmente, ninguna hace comentarios.

Con las espadas en alto, el FROB tiene la patata caliente de aceptar una solución global y definitiva para la banca nacionalizada o respaldar la opción de Feijóo, apoyada por Luis de Guindos porque el ministro entiende que la entrada de un inversor extranjero en una entidad rescatada sería un espaldarazo para la economía española. Hay otros interesados en NCG, como el venezolano Banesco, propietario ya de Banco Etcheverría, y otros fondos de inversión como WL Ross, que en teoría se sumarán a Guggenheim si resulta ganador. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios