LA RECLAMACIÓN SE ELEVA YA A 2.000 MILLONES

Martín vs. Jove: la 'demanda del siglo' cobra vida tras ser admitida por el Supremo

La cuantía que Martín reclama a Jove asciende ya a 2.000 millones y se ha convertido en el mayor litigio entre particulares que se recuerda en España

Foto: Los empresarios Fernando Martín (i) y Manuel Jove (d) (EFE)
Los empresarios Fernando Martín (i) y Manuel Jove (d) (EFE)

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso interpuesto por Fernando Martín en el que ya se conoce como el ‘litigio del siglo’ contra el antiguo dueño de Fadesa, Manuel Jove. La decisión del Alto Tribunal pone de nuevo en tela de juicio la sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña que desestimaba la demanda inicial del empresario castellano contra su colega gallego y abre la vía para una indemnización multimillonaria, que ya alcanza los 2.000 millones de euros en números redondos.

La gran batalla legal de ‘Martín vs. Jove’, generada a raíz de la compra de Fadesa por Martinsa en el año 2007, ha ido creciendo a medida que se van acumulando los intereses financieros sobre la reclamación inicial, que era de 1.576 millones de euros. A día de hoy se puede hablar del mayor pleito entre particulares en España con un historial que se resume en un continuo ir y venir por los diferentes tribunales españoles de justicia.

El actual presidente de Martinsa presentó la primera acción de responsabilidad social por "decisiones o actuaciones presuntamente dolosas o negligentes" en marzo de 2011. Un año después, en febrero de 2012, el titular del Juzgado Mercantil número 1 de La Coruña, Pablo González-Carrerodesestimó ‘íntegramente’ la demanda que fue también rechazada en enero pasado por la Audiencia Provincial de la capital gallega.

Todos estos fallos judiciales favorables a Jove y a su antiguo consejero delegado en Fadesa, Antonio de la Morena, han encallado ahora en el Tribunal Supremo y podrían dar un giro radical al pleito una vez que la Sala Primera de lo Civil emita su sentencia definitiva, no antes de 2015. De momento, la admisión a trámite de buena parte del recurso de casación, dirigido por el catedrático Manuel Otero Lastres y el bufete Gómez-Acebo, supone un importante triunfo para Fernando Martín del que participan también los propios bancos de Martinsa.

Inmobiliaria-martinsa fadesa
Inmobiliaria-martinsa fadesa
La inmobiliaria surgida de la fusión con Fadesa en 2007, y que en julio de 2008 presentó la mayor suspensión de pagos de la historia corporativa en España, está ultimando un plan de negocio a medio plazo para optimizar la posición de balance de acuerdo con la Sareb y las grandes entidades financieras acreedoras. Para todas ellas la actualización del pleito contra Jove supone una ventana de oportunidad muy favorable en la estrategia de futuro de la compañía, sobre todo teniendo en cuenta que hasta hace poco la demanda se daba totalmente por perdida.

Aceptados diez de los trece motivos de infracción procesal

La providencia del Tribunal Supremo supone para la compañía inmobiliaria la admisión de un total de diez de los trece motivos de infracción procesal más otros tres de casación planteados contra la sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña. A la espera de las alegaciones sobre estos tres motivos que están momentáneamente inadmitidos, y que se refieren al tratamiento independiente de las costas, Martinsa considera que todas las reclamaciones de fondo han sido aceptadas, incluyendo la tutela judicial efectiva que podría facilitar un eventual recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Fernando Martín trata de probar la falta de veracidad de los activos endosados en la compra de Fadesa y desglosa en la documentación al Supremo una serie de epígrafes para demostrar que los datos aportados por el vendedor no se correspondían con la realidad de la inmobiliaria gallega. Destacan entre estos los más de 700 millones de euros contabilizados en desarrollos incompatibles con el Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA) y los casi 500 millones que, según los demandantes, corresponden sencillamente a clasificaciones urbanísticas que eran falsas.

Manuel Jove no se ha quedado de brazos cruzados ante la demanda de su oponente y ha dirigido también su propia denuncia tratando de impugnar incluso actuaciones llevadas a cabo por Fernando Martín a través de sus sociedades patrimoniales. De momento, los juzgados mercantiles de Madrid han desbaratado dicho intento que, en todo caso, evidencia la singularidad y el alcance de un pleito previsto con un horizonte mínimo de otros dos años más y cuya cuantía final podría elevarse hasta cerca de 3.000 millones de euros.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios