RECLAMABA 1.576 MILLONES DE EUROS

Fernando Martín pierde el juicio millonario contra Manuel Jove por la compra de Fadesa

Fallo histórico. El juzgado de lo Mercantil nº1 de La Coruña ha resuelto sobre el gran juicio del sector inmobiliario. Según la sentencia trasladada a las

Foto: Fernando Martín pierde el juicio millonario contra Manuel Jove por la compra de Fadesa
Fernando Martín pierde el juicio millonario contra Manuel Jove por la compra de Fadesa

Fallo histórico. El juzgado de lo Mercantil nº1 de La Coruña ha resuelto sobre el gran juicio del sector inmobiliario. Según la sentencia trasladada a las partes este miércoles, Manuel Jove queda absuelto de la demanda presentada por Fernando Martín, por la que le reclamaba la restauración de 1.576 millones de euros en el patrimonio de Martinsa-Fadesa. El empresario vallisoletano acusaba a su homólogo gallego de haber proporcionado datos incorrectos o incluso falsos de los activos de Fadesa a la consultora Richard Ellis, que luego emitió una tasación sobrevalorada en base a esa información.

La sentencia ha dado la razón a Manuel Jove, antiguo propietario de Fadesa, y condena al pago de las costas del proceso a Fernando Martín, que podrá recurrir a una instancia superior. De esta manera, la disputa por los 1.500 millones de euros queda en suspenso, a la espera de que el presidente de la inmobiliaria inicia una nueva batalla judicial, a pesar de que sus argumentos, un informe realizado por la consultora American Appraisal que identificaba 37 activos cuya situación real no se correspondía con la registrada en Fadesa en el momento de la compra, no han sido considerados por el juez.

El juez que ha dictado sentencia, Pablo Carreró-Fojón, ha sido además el responsable de llevar el concurso de acreedores de Martinsa-Fadesa durante casi dos años. Durante su tutela, sin embargo, el juez evitó pronunciarse sobre esta millonaria reclamación de Fernando Martín. La demanda, lista desde finales de 2010, se presentó el pasado mes de marzo, sólo un día después de que la compañía, protagonista de la mayor quiebra de una empresa española (con un pasivo de 7.000 millones de euros), saliera del concurso de acreedores y volviera a manos del empresario vallisoletano.

En la sentencia, el juez recoge que “la valoración de los activos de diciembre de 2006 no pudo ser consideraba por la oferente ni siquiera para confirmar su voluntad de lanzar una oferta porque según se ha probado, el precio unitario de las acciones de Fadesa quedó contractualmente fijado en fecha de 28 de septiembre de 2006”. Además, el magistrado hace hincapié en el que hecho de que Martín encargase a CBRE valoraciones posteriores, en las que “lejos de quedar defraudadas las expectativas de Martinsa, la nueva valoración las confirmaba muy satisfactoriamente”.

El fallo concluye que jamás hubo un plan previo a la venta de Fadesa para sobrevalorar los activos, ya que el informe de CBRE emitido en febrero de 2007 sobre el que Fernando Martín asienta su demanda es cinco meses posterior a la operación de venta que se cerró en septiembre de 2006. Más allá de los aspectos técnicos, sobre la veracidad de la información de fichas de los activos, que considera correcta, completa y ajustada a la normativa urbanístico del momento, el magistrado entiende que como empresa cotizada que era Fadesa, lo que compró Fernando Martín fueron acciones y no activos.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios