FERRAZ ACEPTÓ LA PETICIÓN DEL PARTIDO HERMANO

Sánchez e Iceta obvian la polémica y exhiben unidad en un mitin en BCN sin incidentes

Los dos líderes demuestran complicidad personal y congruencia de discurso después de que el PSC presionara para que el PSOE recuperara las referencias al federalismo en su programa del 10-N

Foto: Pedro Sánchez y Miquel Iceta, este 30 de octubre, durante el acto en Viladecans, Barcelona. (EFE)
Pedro Sánchez y Miquel Iceta, este 30 de octubre, durante el acto en Viladecans, Barcelona. (EFE)

En Viladecans, Barcelona, la España plurinacional no apareció por ninguna parte este miércoles. Tampoco las menciones a la reforma federal de la Constitución. Era lo esperado. Pedro Sánchez y Miquel Iceta son dos líderes que se aprecian y se respetan y están conectados constantemente. No hay problemas de interlocución entre ellos. Ni tiranteces, al menos que hayan trascendido. Pero en las últimas horas sí asomaron diferencias entre los dos partidos hermanos, un malestar que pudo ser sofocado en poco tiempo, con el coste, a las puertas del arranque de la campaña del 10-N, de zamparse titulares sobre una rectificación en el programa electoral del PSOE empujada por el PSC.

La redacción del manifiesto electoral con el que Sánchez comparece en las generales retorna al punto de partida, a la formulación que se planteó para el 28-A. Esto es, para el 10-N se recuerda, como se hizo en abril, que "al menos desde 2003, en Santillana del Mar, el PSOE se ha comprometido a las reformas necesarias para un nuevo impulso del autogobierno, luego concretadas en la Declaración de Granada de 2013 y en la Declaración de Barcelona de 2017". Estas menciones a dos documentos de cabecera de la historia reciente del PSOE, y que consagran la apuesta del partido por la reforma de la Carta Magna en sentido federal y el reconocimiento de la España plurinacional, fueron eliminados en el último borrador del programa.

Pero el PSC protestó, presionó porque no entendía que se suprimieran las referencias a dos textos que gozan de consenso interno y que le sirven para tener oxígeno en un ambiente tan hostil como Cataluña. Y ganó la partida. La dirección federal del PSOE aceptó y asumió la rectificación. Todo "resultó extremadamente sencillo" para la formación catalana. En la redacción definitiva [aquí en PDF], por tanto, sí se recogen esas alusiones a las declaraciones de Granada y Barcelona, que a su vez remiten a la España plurinacional y federal.

En el comité electoral confían en que el ruido de las últimas horas no castigue a Sánchez porque la controversia ha sido más "mediática"


Ferraz y el PSC quieren que ahí se quede el malentendido y que no tenga más recorrido. Por eso no hubo ninguna referencia a la controversia, ni de Sánchez ni de Iceta, en el mitin de este miércoles en Viladecans, que pudo desarrollarse sin incidentes y sin boicot de los manifestantes separatistas. Ambos líderes mantuvieron total conexión en el discurso y visibilizaron la unidad y la sintonía personal y de los dos partidos hermanos, como si nada hubiera pasado. Cierre de filas. En el comité electoral del PSOE confían en que el capítulo, aunque haya sumado ruido a una campaña que no está siendo ni plácida ni sencilla para el presidente del Gobierno en funciones, no suponga un castigo a las expectativas del 10-N. Dirigentes de primera línea apuntaban que se trata de una polémica más "mediática" que real, porque el discurso del secretario general respecto a Cataluña está más que claro. "Tema resuelto", convergen fuentes muy próximas a Iceta. "No hay tema, es recuperar una frase del programa de abril, es alucinante que alguien haga de eso una cuestion relevante", añaden.

Independentismo y ultraderecha

Discurso que Sánchez proyectó de nuevo desde Viladecans. Su Gobierno responderá siempre con firmeza, proporcionalidad y anhelo de unidad de los partidos al desafío separatista, defendió. Se reivindicó así como el candidato de la "templanza", que no es sinónimo de "debilidad", insistió. El conflicto no se superará ni con independencia ni con derecho de autodeterminación, sino con la receta de la "convivencia", la "concordia" y la "fraternidad", "valores que representan mejor que nadie el PSC y Miquel Iceta". "¡Aquí está Cataluña, la Cataluña no independentista, la Cataluña relegada, olvidada, abandonada por las instituciones catalanas ahora mismo gobernada por los independentistas! ¡Aquí está la Cataluña que reivindica no la fractura, no la división, sino la convivencia! ¡Aquí está la Cataluña que no se resigna a sentirse extranjera en su propia tierra!", clamó el jefe del Ejecutivo al inicio de su intervención, ante los 1.500 simpatizantes congregados en el Cúbic de la localidad barcelonesa.

"¡Aquí está Cataluña no separatista, la Cataluña relegada, olvidada! ¡Aquí está la Cataluña que no se resigna a sentirse extranjera en su tierra", clama

El presidente sacó pecho de su gestión durante los disturbios, de la tarea singularmente "extraordinaria" que también ha hecho la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, de la labor entregada de los Mossos, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Guàrdia Urbana, a quienes agradeció su trabajo (también lo hizo el líder del PSC). De nuevo, defendió que no se ha producido un enfrentamiento entre los radicales y los agentes, sino entre los violentos y la sociedad catalana, a quien los cuerpos policiales han protegido.

Sánchez e Iceta obvian la polémica y exhiben unidad en un mitin en BCN sin incidentes

Sánchez, en la línea de sus últimos mítines, equiparó a la ultraderecha española con el separatismo catalán, por pintar una España y una Cataluña pequeñas, en las que solo caben ellos. "¿Qué es lo que dice el independentismo más recalcitrante? Dicen que solo hay una Cataluña, la Cataluña independentista [...]. Y en España, ¿qué es lo que dice la ultraderecha? 'Solamente una España, la nuestra'. Afortunadamente, eso no es así".

A partir de ahí, recados a unos y a otros. Al 'president' de la Generalitat, que en lugar de telefonearle con contumacia —"Sabéis que me ha salido un amigo nuevo, Quim Torra, que me escribe cartas, me llama por teléfono", ironizó—, se ponga en contacto con las formaciones no separatistas. A las derechas, que apoyen al Estado. Unos y otros se retroalimentan, denunció. Si PP, Cs y Vox gobernaran España, tanto Torra como el 'expresident' Carles Puigdemont "harían la ola".

Agradecimientos a Buch

"Tenemos la suerte de tener un presidente del Gobierno como Pedro Sánchez, que tiene las ideas muy claras y unos principios que compartimos", elogió por su parte Iceta, que también defendió, como el jefe del PSOE, la receta de la "convivencia", de la ley y el diálogo, "por este orden", por lo que no cabe tolerar "ni el desorden público, ni la inseguridad ni el miedo". "Que no nos vengan con milongas. No es un derecho quemar contenedores, o agredir a la Policía, o quemar un coche, y por lo tanto vamos a combatir la violencia y el incivismo [...]. Nosotros respetamos las ideas de quienes no piensan como nosotros", proclamó el líder del PSC.

Iceta: "Pedro elige siempre el interés del país y de España, y no su comodidad. Los liderazgos se miden en situaciones así y el de Pedro es enorme"

Iceta no solo agradeció su gestión a Sánchez. También cumplimentó a todos los cuerpos policiales. Y también al 'conseller' de Interior, Miquel Buch, porque sí ha sabido estar "a la altura de su responsabilidad", al contrario que Torra, dijo.

La coordinación de mensajes era evidente. El primer secretario aplaudió la doctrina del presidente de "firmeza", "proporcionalidad" y "unidad". Pidió a los independentistas que no hagan a los socialistas "responsables" de sus errores, porque la segregación de Cataluña "no es factible ni deseable", pero también hay "recados" para la derecha: "Nosotros vamos a defender el autogobierno, no vamos a dejar que nadie nos lo arrebate, ni por acción ni por omisión". Además, no fue con el PSOE en la Moncloa, recordó, con quien se celebraron dos referéndums ilegales. "Los que tienen que dar tantas lecciones, menos lobos, Caperucita, que menudo panorama nos dejasteis. Y Pedro no dudó un segundo en apoyar al presidente de entonces [Mariano Rajoy]. Pedro elige siempre el interés del país y de España, y no la comodidad personal. Los liderazgos se miden en situaciones así y el de Pedro es enorme".

Protesta 'Sit and talk' convocada por Pícnic per la República, este 30 de octubre en Viladecans, Barcelona. (Reuters)
Protesta 'Sit and talk' convocada por Pícnic per la República, este 30 de octubre en Viladecans, Barcelona. (Reuters)

Iceta dibujó un Sánchez que sirve de palo mayor en momentos de zozobra. "Nunca nos va a fallar. Por eso confiamos en él". En 2017 y en los últimos meses se han sucedido muchos momentos de "tensión y desesperanza", y "nunca" le faltaron al PSC el "apoyo, el consejo y el coraje" del hoy presidente.

Los jefes de PSOE y PSC asumieron todo el protagonismo del acto. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, no pudo asistir por enfermedad, y de teloneros ejercieron el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, miembro de la ejecutiva federal, y Sonia Guerra, la número nueve por Barcelona en las generales. El mitin no se vio ensombrecido por la concentración de varios centenares de personas ante el Cúbic de la localidad. Los manifestantes habían sido convocados por el grupo separatista Pícnic per la República y llevaban silbatos y pancartas con el lema de la convocatoria, 'Sit and talk' ('Sentarse y hablar'), y el rostro en blanco y negro del candidato (su imagen de campaña para el 28-A), informa EFE. Un cordón policial separaba a los concentrados de los asistentes, y el presidente pudo acceder al edificio una hora antes del arranque del mitin.

"Primero una caja B y luego una campaña en B. El PP no tiene remedio"

El día estaba marcado por la revelación de una campaña de desmovilización de la izquierda en barrios humildes y en redes sociales que presumiblemente podría tener relación con el PP.  

"Primero caja B, y ahora campaña en B. El PP no tiene remedio", se burló Pedro Sánchez este miércoles desde Viladecans. "Que le quede bien claro al PP. Ellos dicen 'no votamos'. Que cuenten con nosotros, que vamos a votar progresista, vamos a votar un Gobierno fuerte y vamos a votar al PSOE", enfatizó el candidato, aclamado a gritos de "¡presidente, presidente!". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios