TENDERÁ LA MANO A SÁNCHEZ Y ERREJÓN

Unidas Podemos refuerza su campaña en los territorios donde competirá con Más País

Un equipo del comité de campaña de Podemos está analizando circunscripción a circunscripción el 'efecto Errejón', e Iglesias acudirá a Barcelona, Galicia, Cádiz y Zaragoza

Foto: Parte de la ejecutiva de Podemos, liderada por Pablo Iglesias, durante el último Consejo Ciudadano Estatal. (EFE)
Parte de la ejecutiva de Podemos, liderada por Pablo Iglesias, durante el último Consejo Ciudadano Estatal. (EFE)

Unidas Podemos arrancó su precampaña con actos en Zaragoza, Madrid y Murcia. Tres de los territorios donde la formación liderada por Pablo Iglesias se juega el escaño de sus principales dirigentes por la irrupción del partido que lidera Íñigo Errejón, Más País. En Zaragoza, donde esta plataforma se presentará en alianza con la Chunta Aragonesista, está en juego el escaño de Pablo Echenique, mientras que en Madrid se perdería el del dirigente Rafa Mayoral y peligra también el de Gloria Elizo, representante de Unidas Podemos en la Mesa del Congreso durante las anteriores legislaturas. A lo largo de la campaña Iglesias acudirá también a Galicia, Barcelona, Cádiz y Zaragoza, donde también están en riesgo entre cinco y seis escaños que podrían ir a parar a Más País.

Un equipo del comité de campaña de Podemos está analizando circunscripción a circunscripción el 'efecto Errejón' y dónde pelearían por el reparto del último escaño para reforzar su campaña en estos territorios, dicen, evitando los ataques a quien fuera número dos del partido. La principal competición electoral entre Unidas Podemos y Más País se centrará en Madrid, donde se medirán Iglesias e Íñigo Errejón, y en la Comunidad Valenciana.

Más allá de estos dos territorios, en Podemos rebajan las consecuencias que tendría sobre ellos la irrupción de Más País. Aseguran que cosecharía más votos entre el electorado socialista que entre el morado, que su papel es el de ser "muleta del PSOE", pero al mismo tiempo reconocen que su presencia en circunscripciones medianas podría perjudicar la representación del conjunto del bloque progresista.

En lugares como Zaragoza, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife o Granada, donde se reparten siete escaños, tanto Unidas Podemos como Más País podrían quedarse sin representación, mientras que en otras circunscripciones como Las Palmas o Cádiz, con ocho y nueve escaños respectivamente, la formación morada podría perder el segundo de los diputados que consiguió en las pasadas elecciones generales del 28-A. También en Málaga se teme por el segundo escaño.

En el peor de los escenarios, que de momento casi ninguna encuesta vaticina, la irrupción de Más País podría dejar fuera del Congreso a otros dirigentes morados: además de a Echenique y Elizo, al secretario general de Podemos Galicia, Antón Gómez Reino, al secretario de Organización, Alberto Rodríguez, o a la responsable de Feminismos, Sofía Castañón. Izquierda Unida podría reducir su presencia en el Congreso de seis a tres escaños. Se trataría del segundo escaño por Valencia de Unides Podem, que obtuvo la dirigente de Esquerra Unida Roser Maestro, el segundo en la circunscripción de Málaga, donde se presentó la también dirigente del partido Eva García Sempere, y el que obtuvo por Pontevedra Yolanda Díaz, excoordinadora de Esquerda Unida.

Al menos durante la campaña, Podemos se centrará más en los formatos pequeños y encuentros sectoriales, huyendo de los mítines al uso. Irene Montero tendrá una agenda propia de actos. Su objetivo pasa por centrar el debate de campaña en cuestiones programáticas y tratando de forzar que la cuestión económica tenga más peso que la territorial, mientras todas las grandes formaciones, incluido el PSOE, están amoldando sus discursos al conflicto con Cataluña. Si desde Podemos vaticinan que la sentencia del 'procés' no tendrá un efecto central en la campaña, su confluencia catalana ya esboza un posicionamiento para responder a la sentencia.

Tras las nuevas elecciones, Iglesias advierte que no volverá a echarse a un lado, como hizo el pasado mes de julio aceptando el veto de Sánchez

Respecto al PSOE, un potencial aliado cada vez más alejado tras las fallidas negociaciones, nada de guante blanco como abril. Principalmente, en los debates electorales, donde no se rehusará el cara a cara con el candidato socialista, según avanzaban desde el entorno del secretario general. Tras las nuevas elecciones, Pablo Iglesias también advierte de que no volverá a echarse a un lado, como hizo el pasado mes de julio aceptando el veto de Pedro Sánchez a cambio de negociar un Gobierno de coalición.

Pablo Iglesias buscará también ser claro en su política de pactos poselectorales. Volverá a insistir en un Gobierno de coalición progresista si dan los números tanto con PSOE como con Más País, con representación de ministros de Podemos en el Gobierno. Sin embargo, son conscientes de que las trabas de Pedro Sánchez serán mayores y, basándose en ello, entienden que quizás intente priorizar un pacto con Ciudadanos o incluso una gran coalición con el PP. En su última ejecutiva, la formación ya apostó por la necesidad de "naturalizar los acuerdos" y priorizar la formación de un "Gobierno amplio de coalición progresista", según lo denominó la portavoz de Podemos, Noelia Vera.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios