ELECCIONES GENERALES 28-A

Teresa Rodríguez, García Molina, alcaldes... los ausentes en la campaña de Podemos

Se han producido ausencias de destacados dirigentes territoriales del partido y cargos públicos durante la campaña electoral que dan cuenta de distanciamientos difícilmente salvables

Foto: El secretario general de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la Presidencia, Pablo Iglesias, celebra un mitin con afiliados y simpatizantes del partido en Valladolid. (EFE)
El secretario general de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la Presidencia, Pablo Iglesias, celebra un mitin con afiliados y simpatizantes del partido en Valladolid. (EFE)

Durante las campañas electorales suelen decretarse treguas en las batallas internas de las organizaciones. En el caso de Podemos, aunque se han puesto en 'stand by' las tensiones que venían arrastrándose desde su segunda asamblea de Vistalegre y que estallaron con la escisión liderada por Íñigo Errejón en Madrid, se han producido llamativas ausencias de destacados dirigentes territoriales del partido y cargos públicos durante la campaña electoral que dan cuenta de distanciamientos difícilmente salvables. La baja de maternidad de la líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha sido la razón esgrimida por haberse mantenido alejada de la campaña, aunque el sector que lidera, Anticapitalistas, también ha estado al margen tras haber emprendido un camino político propio fuera de las estructuras de Podemos.

[Sigue en directo las elecciones generales de 2019 - 28-A]

El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', tampoco ha participado en actos con Iglesias, que en Andalucía recaló en Málaga, en tándem con Alberto Garzón, y prescindiendo de hacer campaña en su bastión de Cádiz, donde gobiernan el Ayuntamiento de la ciudad. Los alcaldes gallegos de las mareas en A Coruña y Santiago de Compostela, Xulio Ferreiro y Martiño Noriega, respectivamente, tampoco acudieron al mitin de Pablo Iglesias el pasado jueves en Vigo. El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, sí acudió a saludar al candidato de Podemos en el mitin de arranque de Podemos en esta ciudad, aunque no estaba en el cartel y no se revalidó el acuerdo para confluir juntos en las elecciones municipales. "Un grave error político" de Podemos, según lo tildó el alcalde.

A saludar también acudió el portavoz de Podemos en el Parlamento de La Rioja, Germán Cantabrana, aunque no estaba invitado al mitin de Iglesias que celebró en la localidad riojana de Nalda. Tuvo menos suerte y se marchó "defraudado" tras no poder reunirse con el líder de su partido. La Rioja, junto a Cantabria, fue uno de los dos territorios donde las primarias se paralizaron por decisión judicial tras la denuncia de sendos portavoces por su supuesta exclusión del proceso.

Otra de las grandes ausencias fue la del líder del partido en Castilla-La Mancha y vicepresidente del Gobierno regional, José García Molina, durante el mitin electoral de Irene Montero y Alberto Garzón en su ciudad, Toledo, lugar elegido durante el primer viernes de campaña. Molina excusó su ausencia por tener programado un viaje. No salió en la foto. Considerado "pablista", las diferencias entre el primer y único cargo de Podemos en un cogobierno autonómico e Iglesias comenzaron a producirse cuando el secretario general manchego trató de impulsor la denominada 'Declaración de Toledo'. Un suerte de dirección colegiada y constituida de forma paralela a la dirección estatal, a la que se sumaron una decena de otros líderes territoriales, marcando distancias con las posiciones de máximos adoptadas tanto por Pablo Iglesias como por Íñigo Errejón para buscar una salida dialogada al conflicto que evitase la ruptura total tras la marcha del que fuera número dos del partido.

La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)
La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)

En el consejo ciudadano convocado de urgencia para abordar la crisis que se generó tras el salto del que fuera fundador del partido a Más Madrid, Molina desarrolló su propuesta para ayudar a reconstruir Podemos mediante la descentralización de la toma de decisiones y dejando en manos de cada territorio la elección de cómo, con quién y en qué formato acudir a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo. Una "desmadrileñización", según su terminología, de la que ya hizo bandera Andalucía, con Teresa Rodríguez a la cabeza, pero sin conseguir articular ni coordinar una posición conjunta de la mayoría de líderes territoriales, como sí llegó a acariciar García Molina, al margen de que estos secretarios generales autonómicos se hubiesen identificado antes o incluso ahora como pablistas o errejonistas.

Molina, en cambio, sí cerró la campaña del cabeza de lista por Albacete, Fran Casamayor. Un acto en el que estuvo presente sobre el escenario Ramón Espinar, quien dimitió como secretario general de Podemos en Madrid tras intentar salvar la situación estableciendo conversaciones discretas con el equipo de Errejón, pero finalmente dio un paso atrás porque "cuando no tienes margen para dirigir y no compartes el rumbo, te tienes que ir". Una foto que podría ser un presagio de lo que estaría por venir a partir del próximo lunes, con la sombra de un Vistalegre III su los resultados electorales relegan a Podemos a una posición secundaria.

La número dos por Madrid y portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, ya trató el pasado mes de marzo de cerrar la puerta a terceras vías ante un hipotético relevo de Iglesias. Coincidiendo con una entrevista en TVE, la portavoz parlamentaria ha aprovechado para lanzar a los suyos el mensaje de que la persona que suceda a Pablo Iglesias en la Secretaría General de la formación será una mujer y que eso ocurrirá "pronto". La respuesta la motivó la reflexión de que las cuatro principales formaciones políticas a escala nacional concurrirán a las elecciones del 28 de abril lideradas por hombres, a lo que Montero afirmó: "Es algo que cambiará; en nuestro caso, cambiará pronto. Estoy convencida de que en Podemos la próxima persona que sea secretaria general será una mujer". A ello añadió que ese relevo en una mujer es una posibilidad que está "muy clara" en Podemos, "y si no al tiempo".

Llamativa fue también la ausencia del número uno de los comuns, Jaume Asens, en el mitin central de la campaña catalana de Unidas Podemos en Barcelona, al que sí acudió la alcaldesa Ada Colau. El cabeza de lista de En Comú Podem excusó su ausencia porque se tenía que preparar el debate electoral que esa misma noche se celebraba en TV3. Una decisión que se conoció sobre la marcha. En esta campaña, Iglesias ha celebrado un acto en Cataluña, frente a los tres que tuvo antes de los primeros comicios generales a los que se presentó Podemos.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios