DUDAS SOBRE SI HAY QUE VETAR A ABASCAL

El PSOE sigue dándole vueltas a los debates: pospone su decisión sobre incluir o no a Vox

Ábalos confirma que habrá que esperar unos días más, pero llegará antes del arranque oficial de la campaña. Ferraz sí que continúa descartando la opción de un cara a cara con Casado

Foto: Pablo Casado y Pedro Sánchez, el pasado 21 de noviembre en el Congreso. (EFE)
Pablo Casado y Pedro Sánchez, el pasado 21 de noviembre en el Congreso. (EFE)

El PSOE se toma unos días más para decidir en qué debate participará Pedro Sánchez. Mientras tanto, juega al escondite, sin cerrarse públicamente a ninguna opción, pese a que el cara a cara con Pablo Casado ya no entra en sus planes, salvo cambio de última hora. Ferraz comunicará su última palabra en esta semana, teóricamente antes del próximo jueves por la noche, cuando arranque oficialmente la campaña de las generales del 28 de abril.

La duda es la misma que la que planeaba en la sede federal en los últimos días, como ya informaba este diario. No se tiene claro qué formato elegir: si un debate a cinco, al que acudan los líderes de PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos y también el jefe de Vox, o bien uno a cuatro, sin el presidente de la formación ultraderechista. Este lunes, en la reunión del comité ejecutivo se decidió que no se decidía aún, que habrá que esperar unos pocos días más. El criterio de propio candidato socialista también será determinante, según reconocían fuentes de la dirección.

El secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dejó las puertas abiertas durante su comparecencia este lunes en Ferraz. Al menos, sí garantizó que el jefe del Ejecutivo intervendrá en al menos un debate: "Participación habrá". Pero no dio pistas sobre qué fórmula es la que gana cuerpo.

El enfrentamiento a cinco lo planteó a finales de febrero Atresmedia, un espacio que sería conducido por Vicente Vallés y Ana Pastor y que tendría lugar el martes 23 de abril. El debate a cuatro lo ofertó RTVE y lo programó para el día anterior, el lunes 22. En el comité ejecutivo del PSOE y también en el sanedrín de estrategias hay dudas de qué es mejor. Por un lado, se estima que lo que más interesa estratégicamente a Sánchez es el formato a cinco, porque permite visualizar, en horario de máxima audiencia, el tres contra uno, las tres derechas contra el presidente, que es la idea fuerza sobre la que pivota el mensaje socialista.

Ábalos garantiza que el presidente estará en al menos un debate en campaña: "Participación habrá", pero no da detalles de que vía gana cuerpo


Pero también hay quienes piensan que incluir a Vox sería como darle "carta de naturaleza", "blanquearle", conferir a Santiago Abascal un estatus que no tiene, ya que no es una fuerza parlamentaria ni ha obtenido representación en unos comicios de carácter nacional. Cosa que no ocurría en 2015, cuando Pablo Iglesias y Albert Rivera sí participaron en un debate a cuatro en AtresmediaMariano Rajoy envió entonces a su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría—, cuando antes sí habían logrado actas en la Eurocámara, en parlamentos autonómicos y en ayuntamientos. En el caso de la formación de extrema derecha, su representación de mayor nivel se ciñe a sus 12 diputados en la Cámara andaluza.

Que acuerden "quién" lidera la derecha

Ábalos no entró en los argumentos a favor y en contra de cada espacio, pero fuentes de la dirección confirmaron posteriormente que las dudas están ahí y las razones para aceptar o rechazar cada formato se siguen valorando.

El PSOE sigue dándole vueltas a los debates: pospone su decisión sobre incluir o no a Vox

El secretario de Organización y coordinador de la campaña sí alejó ya casi definitivamente la posibilidad de un cara a cara Sánchez-Casado. El argumento oficial es que no está claro quién encabeza el bloque de la derecha, si el jefe del PP o bien Albert Rivera. "Nos ayudaría mucho que se pusieran de acuerdo en quién es el líder que los representa", puesto que "han decidido ir juntos" en estas elecciones. Así, el PSOE saca provecho de la voluntad de PP y Cs de formar gobierno juntos en caso de que la suma diera, con el apoyo de Vox.

El número tres alega que no es una cuestión de "miedo" a Casado. "Observo comportamientos muy infantiles en la derecha", señala

Esta mañana, la cabeza de cartel de los conservadores por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, aseguraba en la SER que si Sánchez no acude a un duelo con Casado es porque "no se atreve". "Lo de 'tiene miedo'... Estoy observando algunos comportamientos muy infantiles por parte de la derecha. Y la profe también le tiene manía seguramente", ironizó Ábalos. "¿Nos lo creemos de verdad que es por eso, porque le tiene miedo al señor Casado?". Ábalos subrayó tanto miedo no tendrá Sánchez cuando Rajoy "no posibilitó otro" cara a cara en las elecciones de 2016, después del áspero enfrentamiento que tuvo con el líder socialista en las generales de 2015. No obstante, el PP difundió por redes sociales el 'hashtag' #SánchezSeEsconde, retomando palabras suyas y de dirigentes socialistas que criticaban a Rajoy por no dar la cara.

En la dirección explicaban que la cuestión de los debates electorales es estratégica, y cada partido se tiene que plantear qué le conviene más y si le interesa o no "conceder una baza" a su oponente. Dicho de otro modo: el PSOE entiende que no gana nada con un duelo con Casado, mientras que a este le puede ayudar medirse directamente con el presidente para tomar distancia de Cs y Vox.

El PSOE sigue dándole vueltas a los debates: pospone su decisión sobre incluir o no a Vox

El PSOE dará este martes detalles de la caravana electoral, pero Ábalos sí adelantó que Sánchez participará en 22 actos de campaña y recorrerá, a lo largo de los 15 días, un total de 17.000 kilómetros.

Sánchez estará en 22 actos y recorrerá 17.000 km. El comité electoral "no ha planteado la participación de los expresidentes" Zapatero y González con él

El número tres confirmó también, como había adelantado El Confidencial, que no hay previsión de que los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González mitineen con el candidato. El primero sí cerrará campaña en su tierra, en León, pero sin Sánchez. "El comité electoral no ha planteado la participación de los expresidentes, porque la apuesta no es esencialista, sino de futuro", explicó Ábalos, exponiendo la diferencia con el PP, afeando a Casado que tire de José María Aznar para intentar proyectar esa vuelta "a los principios, a la reserva espiritual", a las "esencias". "Las primarias se juegan en el córner de la derecha", dijo, y el jefe del PP y Abascal "se disputan las esencias".

Casado está "inhabilitado" para ser presidente del Gobierno

Este lunes, el líder del PP acusó al presidente de preferir "las manos manchadas de sangre que las manos pintadas de blanco", en referencia al apoyo de Bildu a los seis decretos sociales que convalidó la semana pasada la Diputación Permanente del Congreso. 

"Este nivel de irresponsabilidad le inhabilita para presidir España", respondió desde Ferraz José Luis Ábalos. El secretario de Organización criticó el "nivel 'in crescendo' de delirio" en el que está convirtiéndose la campaña del PP.

"Casado no sé si es consciente de lo que dice, de que está hablando de criminalidad", sentenció el número tres. "Solo se puede justificar desde la más absoluta desesperación". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios