MONCLOA: LA JUNTA DEBE DECIDIR LOS PASOS SIGUIENTES

El Gobierno informa a la JEC de que Torra desobedece y no quita los lazos amarillos

El Ejecutivo constata que en el Palau de la Generalitat y en los edificios de varias 'conselleries' continuaban exhibiéndose los símbolos independentistas a las 15 h, cuando expiraba el plazo

Foto: Vista del lazo amarillo colocado en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat este 19 de marzo. (EFE)
Vista del lazo amarillo colocado en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat este 19 de marzo. (EFE)

La Delegación del Gobierno ya ha remitido la información que le pedía la Junta Electoral Central (JEC) al término del plazo de 24 horas que le concedió a Quim Torra. Ese informe es concluyente: en el Palau de la Generalitat y en los edificios de al menos otras ocho 'conselleries' más, conforme a las fotografías enviadas al máximo intérprete de la legislación electoral, continuaban exhibiéndose a las 15 horas, cuando se agotaba el ultimátum, los lazos amarillos.

La JEC, en su acuerdo de este lunes 18 de marzo, requería a la Delegación del Gobierno en Cataluña, que dirige la socialista Teresa Cunillera, que le enviase un informe con el grado de cumplimiento de la orden estricta dada a Torra: estaba obligado a retirar los símbolos separatistas en 24 horas, porque los poderes públicos, como ya había reiterado una semana antes —tras una reclamación de Ciudadanos—, deben observar la "neutralidad" más escrupulosa en periodos electorales. Lazos amarillos y esteladas representan, decía la JEC, a una parte de la sociedad catalana, pero no a toda ella.

La Delegación cumplió con el requerimiento de la Junta y envió la información sobre edificios representativos de la Generalitat y la presencia de los lazos amarillos y demás símbolos separatistas. Así, en el Palau de la Generalitat, y en las 'conselleries' de Gobernación y Relaciones Institucionales; Cultura; Territorio y Sostenibilidad; Empresa y Ocupación; Interior; Economía y Conocimiento; Agricultura, Ganadería y Pesca, y Salud —ocho más la jefatura del Govern, por tanto—, en todos estos edificios, y de acuerdo con las fotos enviadas a la JEC, seguían "exhibiéndose los lazos amarillos" a las tres de la tarde, 24 horas después de la notificación del órgano.

El Gobierno explica que la Delegación remitió, "siguiendo instrucciones de la JEC, una muestra representativa" de los inmuebles de la Generalitat

Desde la Moncloa se precisaba que la información se remitió a la JEC después de captar esas imágenes, "a partir de las 15 horas", "de las fachadas de varios edificios representativos, entre ellos el Palau de la Generalitat, la mayor parte de las conselleries y las sedes de varios servicios territoriales de la Generalitat en Girona, Lleida y Tarragona". "Los edificios públicos dependientes de la Generalitat son cientos. Por eso la Delegación ha tomado, siguendo las instrucciones de la Junta, una muestra representativa y, a partir de este momento, queda a la espera de lo que necesite la JEC, si requiriese una ampliación de la presente información". El Govern lo forman el 'president' Torra y 13 'consellers'. Fuentes de la Delegación en Cataluña señalaban a este diario que, por lo que había podido comprobarse, todos los departamentos del Ejecutivo catalán mantenían los lazos este martes por la tarde.

Los caminos disponibles

Fuentes del Ejecutivo central señalaban que ahora es la Junta Electoral la "competente para dar los siguientes pasos". Es decir, según la Moncloa, es ella la que debe decidir si remite los hechos a la Fiscalía o si ordena a las fuerzas del orden público el cumplimiento de su instrucción de retirar los lazos. En este caso, esa tarea correspondería a los Mossos d'Esquadra, como policía integral desplegada en Cataluña. Dicho de otro modo, "todas las instituciones quedan a disposición de lo que determine la JEC", porque es ella la "exclusivamente competente" para dar más pasos contra Torra.

El Gobierno dice que la JEC debe decidir si remite los hechos a la Fiscalía o bien ordena a los Mossos que retiren toda la simbología independentista

La JEC había respondido ya esta mañana [aquí en PDF] al escrito que le había presentado Torra, recibido en el órgano a las 14:30 horas, que no había "lugar a suspender el plazo concecido en el acuerdo del 18 de marzo, que deberá observarse con toda exactitud". El intérprete de la legislación electoral se negaba a hacer al 'president' ninguna "aclaración", porque el texto de la resolución del lunes es "sustancialmente idéntico" al de la semana anterior. Además, la JEC añadía que el escrito de Torra no identifica los edificios en los que exista la "imposibilidad" de "ejercer sobre ellos aquellos que le fue ordenado", la retirada de esos símbolos. Este insistía en que la Gneralitat tiene complicado "llevar a puro y debido efecto el requerimiento mencionado", porque la tipología de centros que dependen de ella "es muy variada", ya que pueden estar en manos de empresas públicas o cedidos a privadas, fundaciones, consorcios o entidades sociales, informa EFE.

El Gobierno informa a la JEC de que Torra desobedece y no quita los lazos amarillos

Por Loreg o por Código Penal

La Junta ya apercibió al 'president' de las "responsabilidades administrativas y, en su caso, penales, en que pudiera incurrir si persiste en la desobediencia" a la orden emitida. ¿Pero a qué se expone? En el plano administrativo la multa es corta: de 300 a 3.000 euros. Pero en el plano penal la cosa se complica: según el artículo 144 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), serán castigados con pena de prisión de tres meses a un año o de multa de seis a 24 meses quienes infrinjan las normas legales "en materia de carteles electorales y espacios reservados de los mismos".

El 'president' había pedido más tiempo, que la JEC le denegó. Torra se escuda en el informe que ha pedido al Síndic de Greuges, que llegará en breve

Como ya informaba este diario, Torra podía ser acusado de desobediencia, como se recoge en el artículo 410 del Código Penal. Aquellas autoridades que cometan ese delito podrán ser castigadas a una multa de tres a 12 meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por un tiempo de seis meses a dos años. Este fue el tipo delictivo que se aplicó al 'expresident' Artur Mas por organizar la consulta soberanista del 9-N de 2014.

El Gobierno informa a la JEC de que Torra desobedece y no quita los lazos amarillos

Torra, pues, ha desoído el mandato de la JEC, aunque sí obedecerá lo que le diga el Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo catalán), Rafael Ribó. El 'president' contactó con él, según informó la 'consellera' de Presidencia, Elsa Artadi, para valorar "si se tiene que actuar o no y, en el caso que se tenga que actuar, dónde, cuándo y sobre qué tipo de pancartas y expresiones" habría que hacerlo. Torra aseguró a su Govern que, "esté o no de acuerdo" con la postura que defienda el Síndic, "seguirá sus recomendaciones", que podrían llegar en las próximas horas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios