en las elecciones a la comunidad de madrid

PSOE, Más Madrid, Podemos y En Pie (IU): la división de la izquierda y la barrera del 5%

La dirección de IU en Madrid prioriza una lista propia tras rechazar la contraoferta de Podemos, al considerarla insuficiente y "no plantear elemento democrático y programático alguno"

Foto: Ángel Gabilondo, Rafael Simancas e Íñigo Errejón, en el último congreso de CCOO. (EFE)
Ángel Gabilondo, Rafael Simancas e Íñigo Errejón, en el último congreso de CCOO. (EFE)

El escenario que nadie dice desear en la izquierda es el más previsible a la vista de los últimos acontecimientos. La fragmentación en hasta cuatro candidaturas distintas en las elecciones autonómicas para la Comunidad de Madrid el próximo 26 de mayo: PSOE, Más Madrid, Podemos y Madrid en Pie (la réplica autonómica de la alianza que formarán en el Ayuntamiento de Madrid Izquierda Unida y Anticapitalistas Madrid). Si en las pasadas elecciones de 2015 se presentaron dos candidaturas a la izquierda del PSOE y una de ellas (IU) no alcanzó el 5% necesario para obtener representación, ahora esas posibilidades podrían multiplicarse, de forma proporcional a como se verían reducidas las posibilidades del candidato de los socialistas, Ángel Gabilondo, a liderar un Gobierno de coalición progresista.

La lectura del sector más rupturista de la izquierda es que la multiplicación de la oferta, con candidaturas netamente "transformadoras" y alternativas tanto de Podemos como del errejonismo (Más Madrid), movilizaría a una parte del electorado que votó a Podemos en los anteriores comicios pero que ahora acusa un fuerte desencanto y optaría por la abstención. Una lectura que toma como referente lo ocurrido en las elecciones andaluzas y que ve en la multiplicación de la oferta de las derechas una suerte de colaboración virtuosa trasladable al bloque progresista. Sin embargo, todavía pesa el fantasma reciente de que la izquierda no pudiese gobernar tras las anteriores elecciones debido a que IU, con Luis García Montero de candidato, se quedase sin diputados en los pasados comicios al obtener el 4,14% de los sufragios. La Ley Electoral de la Comunidad de Madrid fija en el 5% el mínimo para que una candidatura pueda obtener representación —seis diputados si se supera ese umbral—.

La lectura del sector más rupturista de la izquierda es que la multiplicación de la oferta movilizaría a una parte del electorado

La última encuesta de la Comunidad de Madrid que pregunta tanto por Podemos como por Más Madrid e Izquierda Unida (Madrid En Pie), realizada por Telemadrid y publicada este lunes, sitúa por debajo del umbral del 5% a la formación liderada a nivel estatal por Alberto Garzón. A la candidatura que formarían IU y Anticapitalistas Madrid se le otorga un 2,1%. Podemos obtendría un 9,3% prácticamente en empate técnico con Más Madrid, la candidatura de Íñigo Errejón, que se quedaría con el 9,2%, ambas por detrás de Vox. El 23,7% del PSOE no sería suficiente para formar una coalición progresista, frente al bloque de PP, Ciudadanos y Vox, con el 22,6%, el 16,3% y el 13,7%, respectivamente.

En este contexto, la gestora de Podemos en Madrid ha tratado de salvar el espacio de unidad renegociando con la dirección madrileña de IU el acuerdo que habían alcanzado las direcciones estatales de ambas formaciones. Esto es, ofreciendo más puestos considerados de salida en las listas —de tres a cuatro— y un reparto de recursos y puestos de representación correspondientes al grupo parlamentario más proporcional. La opción del equipo negociador de IU en Madrid, en cambio, pasaba por celebrar primarias conjuntas, incluyendo también a Anticapitalistas, dentro del espacio En Pie, que también tendrá reflejo a nivel municipal, con una candidatura alternativa a la de Más Madrid liderado por Manuela Carmena.

El equipo negociador de IU rechazó la contraoferta de Podemos, al considerar que el cuarto puesto no era de salida y al "no plantear elemento democrático y programático alguno". Horas después, la dirección regional optaba por no prolongar más el proceso de conversaciones y convocar ya un referéndum entre las bases, que se celebrará entre el 19 y 21 de marzo telemáticamente y con votación presencial el 23 de marzo. Las opciones que se plantearán en el referéndum serán "continuar con Madrid en Pie, a cuyas primarias concurriríamos con el preacuerdo con Anticapitalistas" o "la propuesta de la dirección de Podemos".

Al mismo tiempo, este mismo domingo, IU Madrid celebraron el encuentro regional Madrid en Pie, con la intención de "continuar su hoja de ruta de confluencia democrática, programática y participativa". El secretario de Organización, Pablo Echenique, mostraba ayer su deseo de que finalmente se impusiese en el referéndum de IU la opción de pactar con Podemos, pero avanzando ya que en caso de no confluir abogarán por "una campaña cordial y nos pondremos de acuerdo después de las elecciones".

La fortaleza del sector contestario de IU en Madrid frente a la dirección federal que lidera Alberto Garzón ya quedó patente en los resultados del referéndum sobre el pacto con Podemos para las elecciones generales del próximo 28 de abril. A nivel estatal, el acuerdo fue refrendado con el voto a favor del 61,5% de la militancia que participó en el proceso, mientras que en Madrid, donde la organización que lidera Alberto Garzón cuenta con más masa de afiliados, el apoyo se redujo al 56,6%. Oficialmente, no se pidió el voto en contra en aquella ocasión.

Desde Anticapitalistas, el diputado regional Raúl Camargo ya señalaba, sobre "el acuerdo alcanzado por las direcciones estatales", que "no supone que sea asumido por las direcciones regionales. Para nosotros, la hoja de ruta sigue igual, lo contrario sería torpe al repetir fórmulas que ya se demostró que no funcionaron". Camargo añadía que "hay que innovar, más cuando ya tienes otra candidatura [en referencia a Más Madrid, que encabezará Íñigo Errejón] que ya toma sus decisiones en mesa camilla y hace unas primarias a su medida, porque si no ofreces algo distinto, corres el riesgo de no llegar al 5%".

En la reunión celebrada este domingo con la intención de lanzar la candidatura de Madrid En Pie, Camargo insistía en que “el propio encuentro es un mensaje de cómo tenemos que buscar la manera de federar a todas las personas y colectivos que quieran unirse a Madrid En Pie. Hay que recuperar la autoorganización y los programas rupturistas del 2015 que permitieron que llegásemos a las instituciones para transformarlo todo. No podemos volver a la política de despachos que había antes de 2015, la política que queremos es la que se abre a la gente y permite su participación”.

Frente a la hoja de ruta de una buena parte de la dirección madrileña y los candidatos, además del Partido Comunista de Madrid, el tercer teniente de alcaldía del Ayuntamiento y coportavoz de IU Madrid, Mauricio Valiente, se ha alzado como principal defensor del acuerdo con Podemos frente al "marginal" de Anticapitalistas en el referéndum que hará su partido desde este martes y hasta este domingo, para definir la candidatura en las próximas elecciones autonómicas. Valiente ha abogado por esta opción para "no seguir fracturando" el espacio de la izquierda, según declaraciones recogidas por Europa Press. Asimismo ha señalado que ha sido un proceso "muy complejo" el de estos meses y que le hubiera gustado que se dieran otras condiciones para la candidatura de unidad, porque "no es el mejor de los acuerdos".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios