crónica de una españa en funciones

Los diez meses que estuvimos sin Gobierno (y sobrevivimos para contarlo)

Mientras el Gobierno ha permanecido en interinidad, los socialistas han perdido a su secretario general, Ciudadanos ha apoyado al PSOE y al PP y se han repetido por primera vez las elecciones

Este sábado el Congreso de los Diputados pone punto y final a 314 días de Gobierno en funciones. Un periodo de interinidad en el que España ha estado a punto de batir el récord europeo de un Estado miembro sin Gobierno —lo ostenta Bélgica con 541 días— y que ha dejado decenas de titulares para la posteridad. Con la investidura de Mariano Rajoy se pondrá en marcha la XIII legislatura, un Gobierno neonato que algunos ya se aventuran a afirmar que será breve y complejo. Repasamos algunos de los acontecimientos claves del calendario de los últimos meses:

1. Rajoy renuncia a la investidura

El pasado 22 de enero Mariano Rajoy anunció que le había comunicado a Felipe VI que renunciaba a intentar formar Gobierno al no contar con los apoyos suficientes: "En este momento no estoy en condiciones. No solo no tengo una mayoría de votos a favor sino que tengo una mayoría en contra", explicó por entonces, amén de recordar que su candidatura seguía vigente.

El monarca se reúne con Rajoy. (EFE)
El monarca se reúne con Rajoy. (EFE)

A renglón seguido, Rajoy aseguró que trabajaría para obtener "una mayoría suficiente" que le permitiese afrontar con garantías la votación en la Cámara Baja.

2. El acuerdo de Rivera y Sánchez

Un mes después de que Rajoy declinase la propuesta del monarca, el PSOE y Ciudadanos alcanzaron un acuerdo programático que garantizaba el apoyo de los naranjas a Pedro Sánchez: "Cuando hay voluntad de cambio, hay voluntad de acuerdo", afirmaron aquel 23 de febrero.

Los líderes del PSOE y Ciudadanos firman el acuerdo de investidura alcanzado. (EFE)
Los líderes del PSOE y Ciudadanos firman el acuerdo de investidura alcanzado. (EFE)

Algunas de las medidas acordadas fueron la supresión de aforamientos, la limitación de mandatos o la despolitización de la Justicia, entre otras. Entre ambos partidos sumaban 130 escaños, lejos de los 176 necesarios para alcanzar una mayoría absoluta.

3. Los GAL y la cal viva

Durante el debate de investidura de Pedro Sánchez a principios de marzo se vivió uno de los momentos más tensos de los últimos meses. Durante la intervención de Pablo Iglesias, el líder morado cargó contra la vieja guardia socialista: "Felipe González tiene el pasado manchado de cal viva, cuídese de él".

Los diez meses que estuvimos sin Gobierno (y sobrevivimos para contarlo)

La frase, que hacía referencia a los asesinatos de los GAL, cayó como una bomba en la bancada socialista. "No sé por qué tiene esa carga de rabia y de odio", aseguró González cuando se enteró. 

4. Vuelta a las urnas el 26-J

El 26 de junio los ciudadanos fueron llamados a las urnas por segunda vez tras el fracaso de las negociaciones de los partidos. Una cita electoral inédita que redundó en beneficio del PP, que fue de nuevo el partido que obtuvo mejor resultado.

Trabajadoras del almacén electoral preparan las urnas. (EFE)
Trabajadoras del almacén electoral preparan las urnas. (EFE)

Lejos de desencallar la formación de Gobierno, las urnas arrojaron una nueva foto fija que confirmó la necesidad de llegar a acuerdos para evitar unas terceras elecciones.

5. El pacto del PP y Ciudadanos

Tras una semana de negociaciones, cruces de 'emails' y pocas horas de sueño, Ciudadanos y el PP alumbraron un acuerdo de investidura de 150 puntos de los cuales 100 estaban recogidos en el pacto que los naranjas habían alcanzado antes con el PSOE. Una clara invitación a Pedro Sánchez que el entonces secretario general optó por no aceptar.

Los portavoces Rafael Hernando (PP) y Juan Carlos Girauta (C's) firman el acuerdo de investidura. (EFE)
Los portavoces Rafael Hernando (PP) y Juan Carlos Girauta (C's) firman el acuerdo de investidura. (EFE)

El acuerdo, presentado a finales de agosto, incluía medidas de índole económica, social y política, además de abrir la puerta a una reforma de la Constitución y la supresión de aforamientos, una de las apuestas estrella de Ciudadanos.

6. González, el jarrón chino que 'desordena' la casa

Según cuentan las hemerotecas, fue el expresidente Felipe González quien acuñó aquella famosa frase de que "los expresidentes son como jarrones chinos en apartamentos pequeños. Muy valiosos pero nadie sabe dónde ponerlos".

Felipe González, expresidente del Gobierno. (EFE)
Felipe González, expresidente del Gobierno. (EFE)

El socialista, sabedor de que sigue siendo una voz autorizada en su partido, ha pasado del silencio a capitanear el bando de la abstención. Primero lo hizo a través de 'El País', seguido de una entrevista en 'Clarín' y más tarde lo volvió a repetir en el 'prime time' de las mañanas en la cadena SER donde además criticó a Sánchez: "Me dijo que se iba a abstener. Me siento engañado".

En cualquier caso, González no ha sido el único en abogar por la abstención. Otros pesos pesados como Alfonso Guerra o José Bono también suscriben la tesis del expresidente. Mención aparte para Josep Borrell, quien en los últimos días ha pasado de la abstención al no.

7. La caída de Pedro Sánchez

La semana del 26 de septiembre bien podría pasar a la historia como uno de los episodios más duros de la historia del PSOE. Pedro Sánchez, primer secretario general elegido por la militancia, fue tumbado tras un durísimo Comité Federal en el que los propios dirigentes pidieron perdón por el espectáculo dado.

Un póster del ex secretario socialista Pedro Sánchez. (Reuters)
Un póster del ex secretario socialista Pedro Sánchez. (Reuters)

Tras la abrupta salida de Sánchez, la gestora nombrada para pilotar el partido decidió que el PSOE debía abstenerse en la segunda votación de Rajoy. Una enmienda a la totalidad al discurso de Sánchez y que molestó mucho a los fieles del ex secretario general.

Margarita Robles, Susana Sumelzo, Odón Elorza... Son solo algunos de los nombres de los diputados que han desafiado a la gestora y que aseguran que votarán no. El único interrogante que queda por responder es qué hará finalmente Pedro Sánchez.

8. Susana Díaz saca brillo a su traje nacional

Mientras se muñía la salida de Sánchez, la andaluza Susana Díaz se empleaba a fondo en relanzar su imagen a nivel nacional y llegó a ofrecerse en el último comité del PSOE andaluz para "coser" el partido tras las guerras intestinas.

La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)

Como ya publicó El Confidencial, la dirigente se encuentra inmersa en la reconstrucción de su liderazgo para dirigir el PSOE. La fractura interna, las relaciones con el PSC y el coste de la abstención son algunas de las empresas que tendrá que resolver en el corto plazo.

9. El papel del Rey

Durante los últimos meses, el rey Felipe VI ha celebrado un total de cinco rondas de consultas. Durante estos encuentros regios, los portavoces de cada partido han expuesto al monarca su postura de cara a las votaciones de investidura.

El rey Felipe VI en una imagen de archivo. (Reuters)
El rey Felipe VI en una imagen de archivo. (Reuters)

La Constitución recoge que uno de los deberes del monarca es "arbitrar y moderar" el funcionamiento regular de las instituciones, una función que obliga a leer entre líneas sus discursos y a descodificar sus gestos e intervenciones públicas. No puede, como sugirió Rivera, "convencer" a ningún candidato, lo que en román paladino —como bien recordó Margallo— se conoce como 'borbonear'.

Durante los Premios Princesa de Asturias, una de sus últimas apariciones públicas antes de la investidura, el monarca decidió no hacer ninguna alusión al por entonces 'impasse' político. Al día siguiente, el PSOE anunció que se abstendría en la segunda votación y, por ende, desbloquearía la votación.

10. Rajoy, reelegido presidente del Gobierno

A unas horas de que acabe el plazo legal que abocaría a unas terceras elecciones, Mariano Rajoy será investido este sábado por la tarde presidente del Gobierno con los votos a favor de Ciudadanos y la abstención del PSOE. 

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Reuters)
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Reuters)

La reelección de candidato popular inaugurará una nueva legislatura en la que el consenso y el diálogo entre todas las formaciones deberá ser constante. Rajoy no cuenta con una mayoría absoluta que sostenga su Gobierno y durante el debate de investidura la oposición ya le advirtió de que se avecina una legislatura caliente en la que va a auditar cada paso que dé.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios