LAS FECHAS EN CASO DE QUE NO haya pactos

¿Un año sin Gobierno? El endiablado calendario de las terceras elecciones

La fecha que se baraja para la investidura en agosto es la de la semana del 23, lo que aseguraría que unas terceras elecciones, si no hubiera acuerdo de gobierno, tuvieran lugar el 18 de diciembre

Foto: Mariano Rajoy vota en una de las urnas del colegio Bernadette del distrito madrileño de Aravaca, el pasado 26 de junio. (EFE)
Mariano Rajoy vota en una de las urnas del colegio Bernadette del distrito madrileño de Aravaca, el pasado 26 de junio. (EFE)

Todos los dirigentes políticos afirman desear que no se produzcan unas terceras elecciones. "Sería un fracaso", "una vergüenza internacional", "los españoles no lo aguantarían". Son declaraciones comunes en los pasillos del Congreso de los Diputados. Sin embargo, el acuerdo de Gobierno, lejos de alcanzarse, aún no se ha puesto en marcha. Será la próxima semana cuando Mariano Rajoy se reúna con Pedro Sánchez y Albert Rivera para reactivar un proceso de negociación que nunca llegó a existir, y convencer a sus rivales del necesario entendimiento. La fecha que en estos momentos está sobre la mesa para una investidura mira directamente a la cuarta semana de agosto, donde el debate tendría lugar el martes 23, la primera votación el 24 y la segunda el viernes 25.

Para eso faltan poco más de 20 días e iría en línea con lo que el presidente en funciones llamó un "plazo razonable de tiempo" tras aceptar el encargo del Rey. Pero, sobre todo, en caso de que la investidura fracasara, no se lograra un acuerdo posterior y, España quedara abocada a unas terceras elecciones, estas se celebrarían el 18 de diciembre. Tras el fiasco electoral del 20-D, el Congreso de los Diputados -y sus integrantes- es ahora más consciente que nunca de la importancia que tiene cuadrar debidamente cada fecha para evitar que la jornada de elecciones generales coincida con un día imposible.

Vista de la sesión constitutiva del Congreso de la XII Legislatura, el pasado 19 de julio. (EFE)
Vista de la sesión constitutiva del Congreso de la XII Legislatura, el pasado 19 de julio. (EFE)

Y, en efecto, si la primera votación de investidura no se produjera el 24 de agosto como se espera y fuera a parar a las siguiente semanas, como el 31 de agosto o el 7 de septiembre, los hipotéticos terceros comicios tendrían lugar en una fechas absolutamente inéditas: concretamente en plena Navidad. O el 25 de diciembre o el 1 de enero, día de Año Nuevo. Es decir, si la hoja de ruta deseada por todas las fuerzas políticas no se cumple y la investidura no queda convocada para la semana del 23, el endiablado calendario -según los plazos establecidos en la Constitución- provocaría que unas terceras elecciones tuvieran lugar a finales del mes de enero y España se enfrentaría a un periodo de más de un año con un Gobierno en funciones. O lo que es lo mismo: sin Gobierno.

Lo que dice la Constitución y la ley

El artículo 99 de la Carta Magna impone que la cuenta atrás hacia unas nuevas generales comienza con la primera votación de investidura. A partir de ahí hay dos meses para intentar lograr la elección de un presidente del Gobierno. Si pasado ese tiempo no hay un nuevo Ejecutivo, el Rey, con el refrendo de la presidenta del Congreso -en el caso actual,, Ana Pastor-, firma el decreto de disolución automática de las Cámaras y la convocatoria de elecciones, que se celebrarán 54 días después. Eso hace que, para que los comicios tengan lugar en domingo, es necesario que el pleno del Parlamento acoja la primera votación un miércoles (así ocurrió el pasado 2 de marzo). De ahí que se abran una serie de fechas a partir de ahora.

El rey Felipe VI recibe a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en la Zarzuela, este 28 de julio. (EFE)
El rey Felipe VI recibe a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en la Zarzuela, este 28 de julio. (EFE)

En estos momentos, el Ejecutivo en funciones maneja dos fechas clave, el 30 de septiembre y el 15 de octubre, como días límites para tramitar los Presupuestos Generales, fijar el techo de gasto y cumplir con la Constitución y con Bruselas. Esas son las pautas que, al menos de momento, marcan la necesidad de fijar una temprana investidura y que actuarán como motor en las próximas citas entre líderes del más alto nivel.

En el caso de Ciudadanos, la formación naranja comparte la 'obsesión' económica de Rajoy y ve con buenos ojos la celebración de reuniones bilaterales con el PP y otras en las que también podrían estar miembros del Partido Socialista, para sacar adelante acuerdos económicos. Rivera ya manifestó en su encuentro con el jefe de Génova hace dos semanas su intención de hacer "una oposición responsable y conciliadora" para sacar adelante los grandes retos del país e hizo especial énfasis en los compromisos con la Unión Europea y la necesidad de sacar adelante los presupuestos generales del año que viene.

¿Un año sin Gobierno? El endiablado calendario de las terceras elecciones

Los socialistas, por su parte, siguen mostrándose reticentes a este periodo de negociación abierto por el candidato popular. Pedro Sánchez acudirá a su cita en el Congreso el martes por la mañana pero fuentes del partido confirman que el PSOE no tiene intención de establecer conversaciones ulteriores a través de la designación de equipos concretos, como hizo con la formación de centro en el proceso de investidura de Sánchez. La cúpula de Ferraz mantiene un sólido no a Rajoy y Ciudadanos -aunque dispuesto al diálogo- no se moverá de la abstención. Mientras tanto, la amenaza de unas terceras elecciones avanza cada día.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios