ARRANCA LA XII LEGISLATURA

Sin niño de Bescansa ni champú para rastas: la nueva política se hizo vieja en el Congreso

Tal vez porque la nueva política ya no es tan nueva o, por lo menos, no tan novata. Pero el espíritu de este 19 de julio, en que Ana Pastor se coronó como presidenta del Congreso, perdió entusiasmo

Foto: La diputada de Unidos Podemos Carolina Bescansa promete acatar la Constitución, durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XII Legislatura, que ha tenido lugar hoy en el Congreso. (EFE)
La diputada de Unidos Podemos Carolina Bescansa promete acatar la Constitución, durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XII Legislatura, que ha tenido lugar hoy en el Congreso. (EFE)

La XII Legislatura quedó inaugurada este 19 de julio -la anterior duró apenas cuatro meses- con un Congreso igual de plural y pintoresco que el anterior gracias a la irrupción de los nuevos partidos políticos. Eso sí, los integrantes de las nuevas Cortes sorprendieron menos que en enero, tal vez por falta de novedad, porque la ‘nueva política' se ha vuelto algo ‘vieja’ o porque, como mínimo, ya no es tan novata. Carolina Bescansa no apareció en esta ocasión con su bebé y el diputado canario de Podemos, Alberto Rodríguez, pasó desapercibido pese a su coleta llena de rastas hasta para Celia Villalobos. La popular, de hecho, tampoco fue protagonista en esta sesión, en la que perdió la vicepresidencia de la Mesa en favor de Rosa Romero.

[En directo: toda la información sobre la constitución de las Cortes​]

Las miradas de invitados, diputados y periodistas se centraron en otro sentido. Por un lado, en el avance de la relación entre conservadores y centristas, después de que ambas formaciones sellaran su primer pacto para coronar a la ministra Ana Pastor como presidenta de la Cámara Baja. La hasta ahora titular de Fomento reconoció a su llegada, acompañada por Fátima Báñez, estar “muy contenta” pero también “preocupada” ante las dificultades que prevé esta legislatura. En el patio del Congreso se respiraba ‘buen rollo’ entre PP y Ciudadanos. Ignacio Prendes -vicepresidente primero de la Mesa gracias al pacto con los populares- se abrazó con Alicia Sánchez-Camacho -secretaria en el mismo órgano- a grito de “compañera”.

[Vea aquí todas las imágenes de la jornada]

Ignacio Prendes y Alicia Sánchez-Camacho se abrazan. (EC)
Ignacio Prendes y Alicia Sánchez-Camacho se abrazan. (EC)

Hubo saludos de Pablo Casado a Albert Rivera y su mano derecha, José Manuel Villegas, antes de entrar al hemiciclo. Incluso Soraya Sáenz de Santamaría afirmó que el entendimiento entre las dos formaciones “va en la buena dirección”… aunque la cúpula naranja repetía una y otra vez que su voto de cara a la investidura de Mariano Rajoy no se verá alterada con el pacto de la Mesa y mantendrán la abstención.

Empezó la sesión y todas las miradas se dirigieron a los diputados que debutaban. La clave estuvo en las camisetas. El jornalero Diego Cañamero apareció con una blanca y el mensaje esperado: “Libertad para Andrés Bódalo”. El portavoz popular, Rafael Hernando, no se cortó y señaló al andaluz para comentarlo con sus compañeros. También los diputados de Compromís lucieron uniforme en color gris: “No nos resignamos. Otro Gobierno es posible” escrito en valenciano. Los diputados de Podemos, por cierto, madrugaron para reservarse los sitios en el hemiciclo, y en varias filas pusieron unos carteles que rezaban 'ocupado', aunque no llegaron a sus asientos hasta casi las 10 de la mañana, cuando empezaba la sesión. Sus rivales emergentes, los diputados de Ciudadanos, tomaron asiento una hora antes -pasadas las nueve de la mañana- para asegurarse también sus sillones.

Diputados de Unidos Podemos colocan papeles con el texto 'OCUPADO' para reservarse los asientos. (EC)
Diputados de Unidos Podemos colocan papeles con el texto 'OCUPADO' para reservarse los asientos. (EC)

En la bancada socialista, Eduardo Madina -la gran sorpresa del 26-J- tomó asiento junto a la excomandante del Ejército Zaida Cantera. En el lado de los populares, destacó la llegada de Mari Mar Blanco, que apenas se movió de su sitio durante los recuentos y votaciones, muy atenta a lo que ocurría a su alrededor. El actor y monologuista Félix Álvarez, conocido como ‘Felisuco’, destacó entre las novedades naranjas. Aseguró a su llegada estar “menos nervioso” que cuando recogió el acta días atrás. “Esto es más teatro, me siento más cómodo”, afirmó entre sonrisas.

Los ‘pesos pesados’ de uno y otro lado mostraron seriedad en todo momento. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez entraron al hemiciclo sin desfilar por el patio para evitar las cámaras. El líder socialista se mantuvo firme en su asiento e intercambió palabras con sus más íntimos. Albert Rivera también sorteó hablar con el resto de dirigentes. Ni siquiera se dirigió en los recesos a Ana Pastor cuando estaba a punto de convertirse presidenta del Congreso gracias al apoyo de su grupo. No dirigió miradas hacia el resto de líderes y se centró en su teléfono móvil. El presidente en funciones intercambió palabras con la vicepresidenta y con José Manuel García-Margallo, siempre que el ministro de Exteriores no estuviera leyendo a Chaves Nogales.

El diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero (d) saluda al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y al portavoz de la formación, Íñigo Errejón (i), durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales. (EFE)
El diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero (d) saluda al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y al portavoz de la formación, Íñigo Errejón (i), durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales. (EFE)

Ni siquiera durante los juramentos los diputados de Unidos Podemos y los nacionalistas desprendieron tanto entusiasmo. Cierto es que no se ciñeron al 'juro' o 'prometo' como los populares, socialistas y centristas… y casi todos acompañaron su sí de coletillas sobre plurinacionalidad e incluso versos de Miguel Hernández, pero el espíritu no fue el mismo. Puede que fuera por la resignación de ver al PP presidiendo el Congreso y con el Gobierno de Rajoy al acecho, pero el caso es que la única anécdota que se salió del guion fue el espontáneo que gritó a la recién proclamada presidenta del Congreso: “Ana Pastor, insolidaria con las víctimas del Alvia”. Comenzó la XII Legislatura y lo siguiente -si es que llega- es formar el próximo Gobierno de España.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios