cierre de campaña en Madrid y valencia

Rajoy lanza un último guiño al votante de Ciudadanos para frenar a Podemos

El presidente en funciones apela a su experiencia para defender la posición de España en el escenario del Brexit. "España necesita un Gobierno fuerte y no en prácticas"

Foto: Rajoy, durante el acto de fin de campaña en Madrid. (EFE)
Rajoy, durante el acto de fin de campaña en Madrid. (EFE)

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha cerrado en la noche del viernes la campaña electoral con su mensaje central de estos días, el de concentrar todo el voto moderado en su partido, subrayando que "la clave" para el domingo es "sumar" a todos los que piensan "igual". El lugar elegido ha sido la Plaza de Colón, en Madrid, donde ha estado acompañado por dirigentes de su partido como Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal o Cristina Cifuentes. No han sido los únicos, ya que también estaban presentes los ministros Cristóbal Montoro e Isabel García Tejerina, Pío García Escudero y Jorge Moragas.

Rajoy ha hecho así un llamamiento a quienes en diciembre se quedaron en casa o abandonaron al PP para votar a Ciudadanos, para que esta vez vuelvan a apostar por los populares, y ha advertido de que la posibilidad de que Unidos Podemos sea segunda fuerza política es "lo peor que le puede pasar" al país.

Ha señalado así que "lo que está en juego" hace que su partido pueda pedir "legítimamente" que los votantes apuesten por "la unidad", como han hecho "otros" -en alusión a la coalición Unidos Podemos-, porque la suma es garantía de más escaños y de que "habrá en España un gobierno que continuará por el buen camino y la buena dirección", aseguró en sus palabras en el acto madrileño, al que concurrió procedente de Valencia. 

Rajo ha estado acompañado por Cifuentes en Madrid.
Rajo ha estado acompañado por Cifuentes en Madrid.

En su último mitin en Valencia antes del próximo 26-J  apeló a todos los votantes de centro-derecha, especialmente a aquellos que votaron a Ciudadanos, y se ha presentado como el "gran partido de los moderados" y único capaz de ser alternativa a los "radicales y los extremistas y los radicales". El PP es consciente de que la dispersión de voto y la pérdida sufrida en la cita el 20-D puede tener un importante impacto en la distribución de escaños y costarle la pérdida del Gobierno y trata de lanzar un mensaje a aquellos electores que perdieron la confianza en sus siglas en los últimos años con la intención de recuperarlos. El aspirante popular se ha referido a los sondeos que sitúan a Unidos Podemos como segunda fuerza, un fenómeno que atribuye a la concentración de formaciones de izquierda. "Cuando sumas lo normal es que las cosas te salgan mejor que cuando restas. Yo pido a toda la moderación que sumen sus votos. Cuando sumas tienes muchos más escaños. Hay 25 provincias donde los votos de Ciudadanos dieron lugar a que tuvieran cero escaños, le quitaron escaños al PP y le dieron escaños a extremistas y radicales".

Rajoy también ha tratado de apelar a su experiencia negociadora en Europa durante estos últimos cuatro años, en los que se han producido el rescate financiero y los recortes por mandato comunitario, para defender la posición de España en la "conversación-discusión" del Brexit. "España necesita un Gobierno fuerte, no en prácticas", ha manifestado. "España tiene que apostar por un partido responsable, que vaya a Europa y sepa plantar cara a los problemas y defender los intereses de los españoles".

"España tiene que apostar por un partido responsable, que vaya a Europa y sepa plantar cara a los problemas y defender los intereses de los españoles", dice Rajoy

Tal como ha contado este periódico los estrategas de Génova tenían intención de aprovechar la crisis del Brexit para tratar de presentar a Rajoy en las últimas horas de campaña electoral como garante de estabilidad y moderación en un escenario europeo de incertidumbre por las consecuencias económicas y sociales que puede tener la salida del Reino Unido de la Unión Europea. De hecho ese ha sido uno de los elementos centrales de Rajoy en su último acto en Valencia antes de desplazarse a Madrid para participar en la clausura final antes de la jornada de reflexión. 

Los populares afrontan una votación con una ventaja en los sondeos que no termina de ser suficiente para garantizarse su continuidad en el Gobierno, ni tan siquiera con un alianza con Ciudadanos. Más complicado parece tenerlo el propio Rajoy, al que tanto Albert Rivera como el socialista Pedro Sánchez han hecho saber públicamente que no respaldarán en una investidura. Pese a ello, en Génova todavía confian en que el PP pueda rebasar el 30% y los escaños obtenidos le legitimen para formar Gobierno, una opción que también reclamarán en el caso de que Podemos rebase al PSOE. No obstante, cualquier resultado por debajo de los 123 escaños obtenidos por Rajoy el 20-D sería interpretado como un fracaso del presidente en funciones.

“¡Ha empezado el camino de Mariano Rajoy a la Moncloa y lo hace desde Valencia con todos vosotros!”, bramaba el ‘speaker’ a ritmo de ‘Gozadera’ de Marc Anthony y Gente de Zona para animar a los asistentes en los momentos previos al inicio del mitin de cierre de campaña. Si la influencia de un partido político se mide por número de asistentes a un acto central con el aspirante a la Presidencia del Gobierno, en caso del PP cualquier tiempo pasado fuer mejor en la Comunidad Valenciana. Dos mi asistentes procedentes de diversos puntos de la autonomía (la formación de la gaviota movilizó cerca de setenta autobuses) se acercaron a un escenario hasta ajhora inédito en período electoral, el Parque de Cabecera, con un pequeño anfiteatro que, al menos, cumplió de manera efectiva su misión como generador de ambiente. Lejos han quedado las grandes demostraciones de fuerza regadas con fondos B de la Gürtel en la Plaza de Toros de Valencia. En línea con la imagen de austeridad que todos los partidos han querido poner en práctica en esta suerte de segunda vuelta del 20-D ni siquiera se repitió la foto con la emblemática Ciudad de las Artes y las Ciencias de hace seis meses.

Con treinta grados de temperatura y un público con una media de edad más cercana a la jubilación que a la pubertad, los líderes locales del PP lanzaron un discurso en el que trataron de animar a los militantes y simpatizantes y ofrecer a la formación de la gaviota como depositario de el “voto útil”. Vicente Betoret, presidente provincial del partido, señaló que España se enfrenta a la disyuntiva de elegir a una opción “moderada” y “centrada”  o una “cooperativa de independentistas, extremistas, radicales y antisistema” que identificó con Pablo Iglesias “y sus mariachis”. “Para que nuestro voto sea útil solo una opción, votar a Mariano Rajoy, al Partido Popular", señaló Betoret antes de reclamar el voto de abstencionistas y votantes de Ciudadanos el pasado 20-D.

"Decidimos entre en economía de mercado o neocomunismo; con Ipad y Apple, pero comunismo rancio", afirma Isabel Bonig

Elena Bastidas, cabeza de lista por Valencia al Congreso de los Diputados, insistió en el discurso de cualquier voto ajeno al PP va dirigido a "inquisidores". Especialmente duros fueron los ataques a la coalición A la Valenciana, la versión autóctona con Compromís de Unidos Podemos, "que pretende disfrazar de buenismo puro radicalismo".

Por su parte, Isabel Bonig, presidenta interina del PPCV, que se esforzó por animar a los cuadros de un partido que ha pasado en un año de tener todo el poder local y autonómico a ir a la oposición, apeló a la "marea silenciosa que no crispa, que cree en la unidad de España". "Esa es la que te va a llevar a la Moncloa", afirmó. "Son las elecciones más importantes desde la aprobación de la Constitución", insistió tras identificar los populismos que han desembocado en el Brexit en el Reino Unido con Pablo Iglesias o Mónica Oltra. "Engañaron a la gente para conseguir el poder. Eso es Oltra, Ada Colau y Ximo Puig. Se llama populismo". "Decidimos entre en economía de mercado o neocomunismo, con Ipad y Apple pero comunismo rancio", asestado. La popular apenas dedicó críticas al PSOE. Centró su discurso en A la Valenciana, la coalición con la que el PP se juega la hegemonía en la Comunidad Valenciana y que para Bonig es el verdadero rival.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios