EL CAMINO HACIA EL 26-J

Podemos e IU 'feminizan' su imagen conjunta y pactan un logo más inclusivo

La coalición Unidos Podemos incorpora en el grafismo un corazón multicolor, que traslada la imagen de una campaña "en positivo". El lema elegido para el 26-J, 'La sonrisa de un país'

Foto: El logo conjunto de la coalición Unidos Podemos para las elecciones del 26-J.
El logo conjunto de la coalición Unidos Podemos para las elecciones del 26-J.

En principio, Podemos e Izquierda Unida anunciaron que el nombre de su coalición para el 26-J, Unidos Podemos, no operaría demasiado durante la campaña, porque primarían más las siglas de cada organización. Pero esa idea inicial ha cambiado. Los dos socios sí harán uso de su marca conjunta, que "funciona casi como un lema", como dicen en la federación de izquierdas, y han pactado una imagen gráfica común que sortea, de paso, las críticas internas por el uso del masculino en el nombre. Y han acordado un eslogan, 'La sonrisa de un país'. 

Dos líneas. La palabra 'Unidos' en rojo, el color corporativo de IU. En la segunda, 'Podemos', en morado, el mismo de la formación de Pablo Iglesias. Con un elemento llamativo: la 'o' de 'Unidos' se transforma en un corazón multicolor, con los colores del arcoíris -o como la bandera LGTBI-, para representar así a las confluencias territoriales. El corazón actúa casi de arroba (unid@s), engloba mejor el masculino y el femenino y permite contentar a los sectores que en los últimos días pedían tener más en cuenta el género. "Antepone el amor, la ilusión, la sonrisa", reconoció el jefe de campaña del partido emergente, Íñigo Errejón, en rueda de prensa este miércoles en el campus de Ciudad Universitaria. Es un "símbolo transversal, universal", lo definió, a su lado, su compañera Carolina Bescansa. La secretaria de Análisis Político y Social añadió que en esta campaña el partido quiere llegar a sectores que no logró conquistar antes, las capas de población a las que les interesa menos la política, y ahí "hay desgraciadamente más mujeres que hombres", para lo que se experimentará con otros lenguajes, y la simbología, en este caso, ayuda. 

El corazón "antepone el amor, la ilusión", es un símbolo "transversal, universal", explican Íñigo Errejón y Carolina Bescansa

En los últimos días, cuando los dos equipos de campaña -el de Podemos, capitaneado por Errejón, y el de IU, liderado por Clara Alonso- pensaron por separado en el grafismo compartido, recurrieron al corazón. Porque es un símbolo que "da mucho juego gráfico", y porque traslada la imagen de una campaña "alegre, en positivo", que es la buscada por ambos socios. Así que cuando las dos delegaciones hicieron la puesta en común, dieron el ok al corazón. "Nos parecía bien que se buscase una fórmula inclusiva, y que el logo resuelve", señalaba este jueves Alonso. 

Material de campaña de IU para el 26-J.
Material de campaña de IU para el 26-J.

Cada organización acomodará esa imagen conjunta a sus materiales de campaña. IU, por ejemplo, pintará de negro o en tramas de grises el nombre, y lo rodeará de un gran corazón multicolor, junto con su propio logo y la foto de Alberto Garzón como candidato al Congreso -es el número cinco por Madrid-. Podemos, por su parte, pinta de blanco las letras y el fondo, de morado. No obstante, se está trabajando en un cartel común donde aparezcan los anagramas de todos los partidos y las confluencias o "carteles más corales". Para la federación, ya el nombre de la coalición "funciona como un lema", pero para abundar en ese discurso "en positivo", se barajaron eslóganes como 'Un país en el corazón' o 'La oportunidad de un país'. Al final, el elegido por Podemos y que llevará la coalición es 'La sonrisa de un país'. 

Sonrisa y corazón como "motor del cambio"

Sonrisa, explicó también este jueves Iglesias, porque se puede "convertir en un instrumento político para imaginar un país con mejores servicios sociales y frente a los que pretenden representar en negativo los anhelos de cambio". El jefe de la formación morada añadió que se busca trasladar "las sonrisas de las plazas" del 15-M, construir una campaña "en positivo". Señalar que "el corazón y la sonrisa son motor del cambio", el "cemento con el que se construye un nuevo país". A esos elementos, IU quiere agregar otro esencial, la imagen de "solvencia", de "seguridad", que figura en su plan estratégico, como recordaba también Alonso en un encuentro informal con periodistas. 

Iglesias y Garzón compartirán cinco mítines: la pegada de carteles y el cierre, en Madrid, y en Barcelona, Alicante y Cádiz. Se suma un desayuno informativo

Además de la imagen gráfica, las dos organizaciones han cerrado ya las respectivas caravanas y los actos conjuntos. Al final, Podemos e IU compartirán siete mítines, incluida la pegada de carteles del jueves 9 de junio por la noche. De estos siete, cinco los protagonizarán sus dos principales referentes, Pablo Iglesias y Alberto Garzón: el arranque, el 9, en Madrid; el sábado 11, en Barcelona (y con la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau); el viernes 17, en Alicante (y con Mónica Oltra, líder de Compromís); el jueves 23, en Jerez, y el viernes 24, en Madrid. El cierre de campaña, según han planificado los dos aliados, será el acto más potente de todos, puesto que pretenden que participen en él todas las confluencias territoriales (En Marea, En Comú Podem y A la Valenciana). Además, el próximo lunes, 6 de junio, todavía en precampaña, presentará a Iglesias en un desayuno informativo en la capital. El líder de Podemos, no obstante, anticipó este jueves que se les verá más a ambos juntos. 

Podemos e IU 'feminizan' su imagen conjunta y pactan un logo más inclusivo

Los actos propios

Además, Garzón compartirá escenario con Errejón el 10 de junio en Málaga y el domingo 19 en A Coruña (con Yolanda Díaz, coordinadora de la federación gallega y diputada de En Marea). No obstante, IU pretende visualizar la convergencia al máximo. Así, prevé un acto propio con su coordinador en Andalucía, Antonio Maíllo, y la baronesa autonómica de Podemos, Teresa Rodríguez, en Sevilla, el 12 de junio, y el 22 en Córdoba con el cabeza de lista de Unidos Podemos, Manolo Monereo -padre intelectual de Iglesias, exmilitante de IU pero afiliado aún al PCE-, o bien con el excoordinador general de IU Julio Anguita, factótum de la coalición

Logo de la coalición Unidos Podemos para el 26-J, con la adaptación hecha por la formación emergente.
Logo de la coalición Unidos Podemos para el 26-J, con la adaptación hecha por la formación emergente.

Las dos formaciones están de acuerdo en conceder protagonismo a Garzón y que se visualice una campaña "coral". IU pretende, en ese sentido, que su candidato esté presente en los debates sectoriales y en el encuentro a siete en TVE - previsiblemente, el 20 de junio-, pero esto último no está cerrado aún. 

Podemos se volcará en el arco mediterráneo, Andalucía, Madrid y Galicia y obvia las dos Castillas. IU se centrará en Andalucía, Madrid, Valencia y Asturias

Además de los mítines conjuntos, IU y Podemos montarán actos propios. Garzón, por ejemplo, tras los mítines compartidos en Madrid (9 de junio), Málaga (10) y Barcelona (11), viaja a Sevilla (domingo 12, con Maíllo y Rodríguez, si nada se tuerce), Burgos y Palencia -en esta última IU encabeza la lista- el 13; Madrid los días 14 y 15, y Zaragoza y Teruel -aquí también lidera la candidatura-, el 16. El sábado 18, el candidato de IU regresa a Madrid, donde estará también el lunes 20. El martes 21 le toca Asturias y el 22, Córdoba. El ya casi coordinador de la federación tiene, por tanto, los 15 días ocupados con actos. En definitiva, que Garzón se moverá sobre todo por Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia, Barcelona, Asturias y las ciudades que encabeza o en las que va muy arriba, como Zaragoza, Palencia y Teruel (en la otra capital que lidera, Ciudad Real, ya estuvo este pasado miércoles con el número tres de Podemos, Pablo Echenique). 

Podemos e IU 'feminizan' su imagen conjunta y pactan un logo más inclusivo

Iglesias, por su parte, protagonizará solo ocho mítines en toda la campaña: pegada de carteles y cierre en Madrid, Barcelona, Alicante y Jerez -los cinco con Garzón-, más Almería, el miércoles 15 -con el exJEMAD Julio Rodríguez, cabeza de cartel en la provincia-, Mallorca, el jueves 16, y Vitoria, el martes 21. El número uno participará con los otros tres principales candidatos en el único debate a cuatro, el lunes 13. El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, además de los actos con Garzón en Málaga y A Coruña, estará en Barcelona y Castellón el sábado 11, en Valencia el domingo 12, en Las Palmas el 14, en Mallorca el 16, en Sevilla el 18, en Granada y Murcia el 20, y el 22 en Barcelona. 

Batir al PP, mano tendida al PSOE

Podemos, por tanto, obvia las dos Castillas y se centra en el arco mediterráneo, Andalucía, Galicia y Madrid. O sea, donde se disputan más escaños y donde tiene mayor fuerza. 

Iglesias sólo protagonizará ocho mítines en toda la campaña, incluidos apertura y cierre. El líder de IU tendrá actos a diario en las dos semanas

La campaña se plantea como un combate contra el PP, a quien Unidos Podemos quiere disputar la primera plaza, al tiempo que trenza un discurso de mano tendida al PSOE, a la "vieja socialdemocracia", dijo Iglesias, partido al que volvió a demandar hoy que aclare su política de alianzas. Esa es la idea troncal, la que estará presente en todos los mítines, junto con el programa pactado. A partir de ahí, IU pretende hacer hincapié en la fuerza de la convergencia, en la "complementariedad" y "diversidad" de los dos socios. Pero Garzón, dicen en su equipo, "no rebajará" en ningún caso su discurso, ni renunciará a sus proclamas de máximos. La federación ni siquiera ha dado indicaciones, según explicó Alonso, para que los militantes no lleven a los actos banderas del PCE, una enseña más complicada de digerir para Podemos, aunque sí reconoce que es mejor "perder el mínimo tiempo en los conflictos" y volcarse en lo común, buscando las sinergias que lleguen a "desbordar" la campaña. 

La XI Asamblea Federal de IU, el acto de lanzamiento de la campaña de Garzón

En estas últimas semanas frenéticas que han vivido Podemos e Izquierda Unida, apenas ha habido espacio para la XI Asamblea de la federación. Pero Alberto Garzón quiere que se convierta en su gran plataforma de lanzamiento de la campaña del 26-J. 

El diputado, tras haber arrasado en el apoyo a las bases (73,7%), se convertirá en el quinto coordinador de IU este fin de semana, en el cónclave que tendrá lugar en la sede de UGT Madrid, en Avenida de América. 

El escrutinio definitivo de las votaciones a los órganos de dirección y a los documentos políticos ya se conoce. La candidatura encabezada por Garzón al consejo político federal (CPF) se hizo con 6.059 votos, el 73,7%. Le siguió la lista liderada por la eurodiputada Paloma López y cerrada simbólicamente por Cayo Lara, 'IU sí, con más fuerza': 1.776 sufragios, el 21,6%. Por último, 'Revolución Democrática', la plancha propuesta por Izquierda Abierta -el partido de Gaspar Llamazares-, capitaneada por el periodista y alcalde de Castilleja de Guzmán (Sevilla), Tasio Oliver, logró 390 papeletas, el 4,7%. El censo de militantes para esta XI Asamblea Federal es de 21.231 militantes

Dado que ahora se reparten 90 de los 150 puestos del nuevo CPF -o sea, el 60%-, a los de Garzón les corresponden 66 sillas, por las 20 de 'IU sí, con más fuerza' y las 4 de IzAb. El nuevo coordinador a punto estuvo de rozar el tope (68 asientos), ya que cada candidatura sólo podía copar el 75% de los puestos a reparto. 

Garzón venció en todas las federaciones con muchísima holgura. El apoyo más alto, en Aragón (90,83%) y Euskadi (90,53%), y el más bajo, en Canarias (55,85%) y Asturias (54,27%), el territorio más próximo a Llamazares. 

'Una IU para un nuevo país' también se impuso en la votación a la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas: 71,08% (6 puestos). Los de López consiguieron el 22,8% y 2 sillas. IzAb, el 5,3% (un miembro). En la Comisión de Control Financiero, similar reparto: los de Garzón, el 72,7% de los votos y 4 puestos; los de López, 22,6% y un sillón, y los gasparistas, 4,8% y ninguna silla. Victoria también para el nuevo coordinador en torno a su proyecto político

El balance de gestión del coordinador saliente, Cayo Lara, fue apoyado por el 77,1% de los militantes, y rechazado por el 9,1%. Votó abstención el 13,9%. 

[Consulta aquí en PDF el acta del escrutinio definitivo de las votaciones de la XI Asamblea Federal de IU]

El cónclave comenzará el sábado por la mañana con el saludo del anfitrión, Pepe Álvarez, secretario general de UGT, y la intervención de Cayo Lara como líder saliente. Seguirá el saludo del jefe de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Después, discusión y votación de los nuevos estatutos y deliberación sobre el llamamiento, la hoja de ruta sintetizada de la IU de Garzón. 

El domingo 5 de junio es, de hecho, el día clave. Además de la presentación y votación del llamamiento, los 90 miembros del nuevo CPF se reunirán y proclamarán formalmente a Alberto Garzón como nuevo coordinador de IU. Como novedad, y dada la situación especial, a las puertas de unas elecciones, se va a intentar elegir a la mayor parte de la nueva ejecutiva, o al menos las responsabilidades más importantes, para que empiece a funcionar cuanto antes. Así, la dirección, renovada, trabajará con el comité electoral del 26-J. En anteriores asambleas, no se elegía a la cúpula hasta un mes después, cuando se reunía el CPF al completo (con los designados por las federaciones) y ratificaba al líder. 

En esta XI Asamblea, más corta que las anteriores (apenas día y medio) participarán 560 delegados

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios