RELEVO EN LA FEDERACIÓN DE IZQUIERDAS

IU se prepara para encumbrar a Garzón como líder por un amplio respaldo de las bases

Este domingo concluye la votación para elegir los nuevos órganos de dirección de IU, en la que el diputado y candidato de Unidos Podemos parte como favorito. Se espera un apoyo de más del 60%

Foto: Cayo Lara y Alberto Garzón, el pasado 3 de diciembre, en el arranque de campaña de IU-Unidad Popular, en Madrid. (EFE)
Cayo Lara y Alberto Garzón, el pasado 3 de diciembre, en el arranque de campaña de IU-Unidad Popular, en Madrid. (EFE)

La votación, en este caso, parece casi un trámite. Un mero formalismo, pese a que es la primera vez que en Izquierda Unida todos los militantes pueden elegir a su dirección. El resultado ya se da por descontado: el nuevo coordinador federal, con toda seguridad, será Alberto Garzón. El diputado malagueño, de 30 años, tomará el testigo del manchego Cayo Lara casi ocho años después de su llegada al poder, aupado por las bases y con un previsible amplio respaldo. 

Este domingo concluye la votación de los más de 22.000 militantes de IU -22.321, según el último censo facilitado por la organización- a los órganos de dirección: el consejo político federal (CPF) -el máximo escalón de mando entre asambleas, que ve reducida su dimensión significativamente, de 244 a 150 miembros-, la comisión de arbitraje y garantías democráticas y la comisión de control financiero. Las bases tienen tres candidaturas para elegir. Y la favorita es la que encabeza Garzón para el CPF, 'Una IU por un nuevo país', respaldada por el Partido Comunista de España (PCE) y la mayoría de los aparatos de la federación, empezando por la poderosa maquinaria andaluza, pilotada por Antonio Maíllo.

Los dos anteriores coordinadores, Gaspar Llamazares y Cayo Lara, apoyan e integran listas alternativas a la del portavoz parlamentario y número cinco por Madrid de Unidos Podemos [consulta en PDF los puestos de salida de la coalición para el 26-J]. Llamazares, coportavoz de Izquierda Abierta, forma parte de la candidatura 'Revolución democrática para una izquierda ganadora', que lidera el periodista y dirigente Tasio Oliver, alcalde de Castilleja de Guzmán (Sevilla). Lara, por su parte, ocupa el último puesto de la lista al CPF de 'IU sí, con más fuerza', la ponencia que encabeza la eurodiputada Paloma López. La cuarta lista en liza, 'IU x la Base', impulsada por los jornaleros de la CUT, se retiró de la competición. 

La XI Asamblea, el próximo fin de semana

La votación de las candidaturas a los órganos de dirección federal y el balance de gestión del coordinador saliente estaba restringida a los más de 22.000 militantes. Los tres documentos políticos, que definirán el proyecto de IU a medio y largo plazo, podían ser votados además por los 49.720 simpatizantes. Las urnas virtuales se abrieron el 26 y 27 de mayo, y este domingo se podrá hacer de forma presencial en las sedes de IU. Mañana lunes, a las 13 horas, el secretario de Organización, Adolfo Barrena, ofrecerá los datos definitivos. Y el próximo fin de semana, 4 y 5 de junio, tendrá lugar en Madrid la XI Asamblea Federal. En ella será cuando el nuevo CPF se reúna y proceda a la elección formal del nuevo coordinador. Pero ahora sólo se elige un 60% del consejo -o sea, 90 puestos de un total de 150-, porque el otro 40% lo pondrán los territorios. Cuando el CPF esté al completo, ratificará definitivamente al nuevo líder. 

 

 

Garzón será el heredero de IU. Y, según indican todas las familias de la federación, con un porcentaje de voto superior al 60%. Porque realmente esa es la única duda: la amplitud de la victoria del portavoz parlamentario. Él cuenta con todos los favores de los poderes del partido, y así lo demostró en la lista al CPF que él encabeza, con nombres como el secretario general del PCE, José Luis Centella y su mano derecha, la murciana Lola Sánchez (secretaria de Finanzas de IU); la portavoz en la Eurocámara, Marina Albiol -su número dos en la plancha al CPF-, los coordinadores de IU en Galicia, Cataluña y Euskadi, Yolanda Díaz, Joan Josep Nuet e Isabel Salud; el concejal de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato; la coportavoz madrileña, Chus Alonso; el secretario de Organización de IU en Andalucía, Toni Valero, o las dirigentes Sira Rego y Clara Alonso, dos de sus principales colaboradoras

Los más de 22.000 militantes pueden optar por una de las tres candidaturas, opinar del balance de gestión y de las ponencias políticas que definirán la futura IU

El diputado ha remado desde el principio por la confluencia electoral con Podemos. Y la consiguió para el 26-J. Un empeño y una convicción que le han valido las críticas de sus adversarios internos, que creen que ha vendido barata la federación y que su última intención es disolver IU en la formación morada, cosa que él niega. Garzón sí defiende un proyecto de "ruptura" con el "régimen de 1978", tanto económica como política, mientras acusa a las otras dos candidaturas de compartirlo y de buscar el pacto con el PSOE de forma natural. Su lista, por el contrario, cree que la suma de las izquierdas alternativas puede "ganar" al bipartidismo, y así se plantea de hecho como estrategia de campaña. Además, la aspiración de Garzón es construir a medio plazo un movimiento político y social que trascienda y supere la actual IU

 

La influencia de las consultas

Garzón cuenta con tres 'inputs' positivos muy recientes. Primero, el volumen de avales a su ponencia (63,11%). Y los otros dos, el amplísimo respaldo de militantes y simpatizantes a la alianza con el partido de Pablo Iglesias en las dos consultas sucesivas, y por encima del 80%. Algunos colaboradores del parlamentario, no obstante, prefieren ser conservadores en las estimaciones y subrayan que un apoyo de la militancia del entorno del 60% sería "un muy buen dato" teniendo en cuenta que confronta con otras dos listas, una de las cuales está apadrinada por el propio Lara. Otros alzan la cifra y creen que el nivel de apoyo se acercará "al 65%-70%", aunque se inclinan por la prudencia porque la movilización "no está siendo muy alta", ya que la militancia "ha participado en varias votaciones muy recientes" y por tanto está exhausta. Esperan, no obstante, que los afiliados sí se animen a acudir este domingo a las urnas. "La gente tiene más puesta la cabeza en las elecciones", indica una dirigente de la máxima confianza del diputado. 

Paloma López, Paco Guarido y José Antonio García Rubio, el pasado 13 de febrero en Zamora. (EFE)
Paloma López, Paco Guarido y José Antonio García Rubio, el pasado 13 de febrero en Zamora. (EFE)

La relación con Podemos y el futuro de la federación es lo que enfrenta al joven dirigente con los otros dos candidatos, Paloma López y Tasio Oliver. 'IU sí, con más fuerza', nacida a partir de la 'Declaración de Zamora', ha ido cogiendo fuerza y aglutinando a los cuadros y bases más próximos al coordinador saliente. No sorprende, por eso, que la integren los responsables de Economía y Trabajo y de Política Municipal, José Antonio García Rubio y Manuel Fuentes; el exvicepresidente de la Junta de la época del bipartito PSOE-IU (2012-2015) Diego Valderas y Paco Guarido, alcalde de Zamora, única capital de provincia en manos de IU.

Ninguno de los dos últimos coordinadores apoyan a Garzón. Llamazares impulsa la lista de Tasio Oliver y Lara cierra la candidatura de Paloma López

Lara, que en el proceso interno ha buscado siempre la discreción -al contrario que Llamazares- sin dejar de marcar distancias con Garzón, al final avaló la ponencia política y se ofreció a cerrar la candidatura de la eurodiputada Paloma López. Un último puesto simbólico pero que da buena cuenta de las diferencias que el manchego mantiene con su sucesor. 

Las diferencias con los rivales

'IU sí, con más fuerza' cree que hay que actualizar IU, pero no desvirtuarla ni tirar por la borda su mochila. Además, defiende el criterio de clase y reivindica como nuclear el conflicto capital-trabajo y la necesaria relación con el tejido sindical. Y no está de acuerdo con el proyecto de búsqueda de una nueva marca. También ha sido más exigente con el formato de coalición con Podemos y considera que la federación ha salido perdiendo. 

Tasio Oliver, Gaspar Llamazares y Teresa Aranguren, el pasado 24 de mayo en Madrid. (EFE)
Tasio Oliver, Gaspar Llamazares y Teresa Aranguren, el pasado 24 de mayo en Madrid. (EFE)

La lista de López podría superar el 20% -en el proceso de avales rozó el 18%- y encaramarse hasta el 25%. "Estamos satisfechos. Le hemos abierto una brecha muy importante a Alberto. Se ha acumulado lo que sólo eran disidencias parciales y fraccionadas", analizan en el círculo de la candidata. 

Pero así como la diferencia de la candidatura de Garzón con la de López es "política y de gestión y modelo organizativo", no "ideológica y de origen" -las dos pertenecen a un tronco común, y emanan del PCE-, las discrepancias con Izquierda Abierta son más radicales. La propuesta de Oliver es "revolucionar democráticamente" IU con coportavocías (y no un solo coordinador federal) o listas abiertas. Los gasparistas han sido enormemente críticos con la alianza con Podemos. El propio Llamazares, portavoz en el Parlamento asturiano desde las últimas autonómicas, votó en contra y dijo desde un principio que el matrimonio de las dos fuerzas no debía producirse para el 26-J. El excoordinador figura en la candidatura como número tres, y el cinco es Pedro Escobar, exlíder de IU en Extremadura, el que facilitó, tras una consulta a las bases, el Gobierno al PP de José Antonio Monago en 2011. Quien hace tándem con Oliver es la periodista y consejera de RTVE Teresa Aranguren.

'IU sí, con más fuerza' puede alcanzar el 20-25% de los votos, por el 5-10% que puede recoger Izquierda Abierta. El lunes se conoce el escrutinio definitivo

IzAb llegó al 9,47% de firmas en el proceso de avales. Sus apoyos ahora, según estiman distintos dirigentes de las tres familias, creen que pueden rondar el 5-10%. "Tras el conflicto en las primarias de Unidad Popular en Sevilla, el pucherazo de las listas en las europeas de 2014 o la desfederación de IU Madrid, el 65-70% de la militancia de IzAb e independientes cercanos  a nuestro espacio se han desvinculado de IU. Siguen en IzAb, pero no en IU. Hay que recordar que han sido años nefastos para la organización: cerca de 15.000 militantes menos, pérdida sin precedentes de grupos y diputados autonómicos y menos de un 4% en las últimas elecciones generales", manifiesta Oliver. "Nuestra aspiración, seamos 5 o 50 [en el nuevo consejo político], es añadir al debate de la renovación real de IU e incidir en que una IU abierta, plural y abierta competiría por la hegemonía del espacio de la izquierda alternativa y federal. Por el espacio a la izquierda del PSOE, en definitiva", añade. IzAb previene contra la idea de una IU que sera un "paraguas electoral u orgánico de ciertos cuadros del PCE". 

Reserva para las minorías

Los rivales de Garzón se han quejado de falta de neutralidad de algunas direcciones provinciales o de no tener acceso a los censos. "La directriz ha sido clara: que no se podía apostar por ninguna candidatura desde ninguna cuenta oficial de redes sociales, pero es difícil controlar todas", alegan desde el círculo del diputado. 

IU se prepara para encumbrar a Garzón como líder por un amplio respaldo de las bases

Aunque alguna candidatura superase el 75% de los votos, no podría copar más del 75% de los puestos de los órganos de dirección, ya que se ha reservado un 25% para las minorías

Al margen de los resultados, es evidente que IU inicia una nueva etapa. Precisamente cuando se han cumplido 30 años de su fundación. Una nueva era marcada por su alianza con Podemos y con la incertidumbre sobre su futuro. Las llaves de la casa serán para Alberto Garzón. El quinto líder de la federación en su corta historia, tras Gerardo Iglesias (1986-1989), Julio Anguita (1989-2000), Gaspar Llamazares (2000-2008) y Cayo Lara (2008-2016). Anguita sí ha apoyado a Garzón y ha sido uno de los padrinos de la alianza con Podemos

Los 13 candidatos que aspira IU a sacar el 26-J

IU se hizo con 13 puestos tras su alianza con Podemos, de los cuales ocho podrían convertirse en diputados, pero sólo tres de ellos ya estaban ocupados por parlamentarios de la formación morada: el cinco por Madrid, que queda para Alberto Garzón; el segundo por Málaga, que recae en Eva García Sempere, una de las dirigentes cercanas al próximo coordinador, y el dos por Gipuzkoa, para Isabel Salud, la coordinadora de IU en Euskadi y miembro de la dirección del PCE. 

IU lidera las candidaturas en tres circunscripciones donde Podemos no logró representación el 20-D: Palencia (Rocío Blanco), Ciudad Real (Juana Caro) y Teruel (Daniel Palomo).

La federación se queda con la segunda plaza en Málaga (la citada Eva García Sempere), Córdoba (Antonia Parrado) y Gipuzkoa (Isabel Salud, la líder autonómica). El tercer lugar lo tiene en Sevilla (Miguel Ángel Bustamante), Cádiz (Santiago Gutiérrez), Asturias (Manuel González Orviz, el coordinador regional) y Zaragoza (Rosa Magallón). El escaño de Teruel y Zaragoza se lo reparten IU y Podemos durante la legislatura. En principio, la federación iba a tener el dos por Álava, pero al final Ezker Anitza-IU se hace con una plaza más segura, el dos por Gipuzkoa, donde el partido morado sí tuvo escaño (Fernando Iglesias, que es quien pasa al segundo lugar por Álava). 

En Madrid, además del número cinco para Garzón, tiene adjudicados el noveno puesto (Sol Sánchez) y el undécimo (Enrique Santiago). 

A estos nombres hay que sumar los cinco candidatos al Senado por Madrid (Eva Abril), Lanzarote (Juan Antonio Valencia), Murcia (José Daniel Espejo), Navarra (Iñaki Bernal) y Cádiz (el exsenador y líder de los comunistas andaluces, José Manuel Mariscal). Si no se lograse diputado al Congreso por Asturias, Podemos cedería el asiento en la Cámara Alta a la aspirante de su socio, que concurre como primera suplente, Gemma Álvarez. En diciembre, Podemos logró acta de senador en Madrid, Lanzarote y Navarra (en este caso, en coalición con Geroa Bai, EH Bildu e IU-Batzarre).

Fuera del pacto general con Podemos quedan Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia, que llevan su dinámica propia. En Comú Podem-Guanyem el Canvi tiene empotrados militantes de EUiA -la marca catalana de IU-: son Joan Mena, siete por Barcelona, y Fèlix Alonso, cabeza de cartel por Tarragona. Ambos fueron diputados en la brevísima XI Legislatura.

A la coalición Compromís-Podemos-Esquerra Unida del País Valencià: A la Valenciana, IU aporta el quinto puesto por Valencia, el exdiputado nacional Ricardo Sixto, más el sexto por Alicante (David Rodríguez) y el tercero por Castellón (Sebastián Bretones). El 20-D, la suma de Podemos y Compromís (EUPV se quedó fuera de la alianza) consiguieron nueve escaños en la Comunidad: cinco por Valencia, tres por Alicante y uno por Castellón.

En Marea no experimenta cambios. La coordinadora de Esquerda Unida (la federación gellega de IU), Yolanda Díaz, sigue siendo la número dos por A Coruña, parlamentaria en esta última XI Legislatura.

[Consulta aquí en PDF los puestos de salida de Unidos Podemos para las elecciones generales del 26-J]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios