EL CAMINO HACIA LAS PROBABLES ELECCIONES GENERALES

El PSOE ofrece una contrapropuesta a Podemos para cargarle con la culpa del 26-J

La dirección socialista remite una carta y un documento a Iglesias para demostrar que era posible negociar a partir del acuerdo con C's, no para reanudar un diálogo ya roto entre las dos fuerzas

Foto: El socialista Antonio Hernando conversa con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, durante la reunión tripartita del pasado 7 de abril en el Congreso. (Reuters)
El socialista Antonio Hernando conversa con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, durante la reunión tripartita del pasado 7 de abril en el Congreso. (Reuters)

Un gesto de cara a la galería para engrosar el argumentario electoral contra Podemos. Eso explica el movimiento propiciado por el PSOE este domingo: una carta y un documento remitido directamente a Pablo Iglesias para dar respuesta al texto que él y los suyos presentaron en la reunión a tres del jueves pasado. Los socialistas lo hacen por "respeto" a la formación morada y a sus votantes, pero no con ánimo de reabrir una negociación que ya asumen que está muerta después de que Iglesias anunciara la consulta a sus bases en clave plebiscitaria y apostara por el voto en contra a un Gobierno cimentado sobre el pacto suscrito por Pedro Sánchez y Albert Rivera. 

Antonio Hernando, portavoz del equipo de diálogo del PSOE, firma los dos escritos dirigidos a Podemos, de los que había sido prevenido Ciudadanos, según confirman fuentes de Ferraz y del partido naranja. "Os remitimos la respuesta de lo que el PSOE hubiese defendido en la mesa de negociación de haber tenido la oportunidad que vosotros habéis decidido bloquear", afirma el dirigente en la misiva. La comisión de Sánchez señala que en algunas políticas esenciales, como en educación, sanidad, regeneración democrática o lucha contra la corrupción "es evidente" que los dos partidos de izquierdas parten de "posiciones muy cercanas". "Sobre el resto, habría un 70% de posibles puntos de encuentro si hubiésemos podido discutirlos".

Habría un 70% de puntos de encuentro si hubiésemos podido discutirlos. Es difícil sostener que no hay pacto por el programa

El PSOE manifiesta "dos oposiciones claras" a los dos últimos puntos del texto entregado por Podemos en la reunión tripartita del jueves: el "referéndum independentista" en Cataluña y la composición del Gobierno -o sea, el Ejecutivo a la valenciana, de coalición, que quiere Iglesias-. "A la vista de esto -concluye Hernando-, resulta difícil sostener que el acuerdo no ha sido posible por culpa del programa y mucho menos sin intentarlo. Es una lástima".  

[Consulta aquí en PDF la carta y el documento del PSOE a Pablo Iglesias]

El portavoz parlamentario de los socialistas aprovecha para reprochar a Iglesias, en línea con su rueda de prensa del viernes, que rompió "unilateralmente cualquier posibilidad de negociación". "Sin embargo, como os dijimos también, partiendo del acuerdo con C's, del que ya constatamos que compartíamos con Podemos 140 medidas, pensábamos que ya era posible trabajar para incorporar nuevas políticas que constituyeran el programa del Gobierno del cambio". 

Hernando sostiene que había amplio margen para el acuerdo, con "dos oposiciones claras": el derecho a decidir y el Ejecutivo de coalición, a la valenciana

Los socialistas, sin embargo, no aceptan algunas de las medidas estrella de Podemos y que, desde el principio, eran complicadas de asumir, como el aumento del gasto público a 62.000 millones, o la aprobación de una renta garantizada de 500 euros al mes en la primera parte de la legislatura (y 600 en la segunda). 

El PSOE ofrece una contrapropuesta a Podemos para cargarle con la culpa del 26-J

En materia de gasto, por ejemplo, la comisión del PSOE plantea "revertir tan pronto como la situación fiscal lo permita los recortes en educación pública y sanidad de la última legislatura para recuperar en 2019 los niveles de inversión pública en educación y sanidad de 2011".

 

Y sí se aviene, por ejemplo, a una subida algo más vistosa del salario mínimo: en lugar de que sea de "al menos un 1% adicional" en 2016 -como figuraba en el texto conjunto de PSOE y C's-, se pasa a un incremento "del 3%"

El texto de los socialistas no hace referencia a las puertas giratorias, ni a la derogación completa de la reforma laboral del PP, ni a los cambios en la legislación electoral, aunque en este caso el acercamiento al documento de PSOE y C's, según declaró Podemos, existe. 

Pablo Echenique, nuevo secretario de Organización de la formación morada, contestó a través de Twitter, condenando irónicamente el "paripé" de Sánchez y Rivera, mensaje retuiteado por Iglesias. Sin embargo, el documento de este domingo lo firma sólo el PSOE, porque C's no toma "por partes" el texto de Iglesias, sino "como un todo, pues su espíritu es de todo o nada", según explicaron a este periódico fuentes de la formación naranja. 

Algo más tarde, Podemos amplió su reacción en un breve comunicado. "Efectivamente, con el PSOE había muchos elementos de acuerdo, pero renunció a ellos al quedarse atrapado en un pacto con C's", señaló. La dirección morada recordó que en la reunión a tres el partido de Rivera precisó que "sólo permitiría retoques al pacto" y "jamás" aceptaría un Ejecutivo con representantes de Podemos y que el PSOE "renunciaba a explorar la vía de un Gobierno progresista". "Ahora sólo hay dos opciones, y seguir el paripé no está entre ellas: o una gran coalición del PSOE con el PP o que el PSOE explore con nosotros la vía de un Gobierno progresista", remató. 

También en mensajes públicos

Desde el viernes, las críticas del PSOE a Podemos por haber roto la baraja han sido repetidas. Este mismo domingo, el portavoz en el Senado, Óscar López, en un acto en Moraleja de Enmedio (Madrid), culpó a Iglesias de impedir que las negociaciones a favor de cambiar las "políticas de Mariano Rajoy" se materialicen por su "empecinamiento". El dirigente socialista subrayó que el acuerdo con C's permite cumplir "los sueños y los anhelos de quienes votaron para cambiar la realidad", y que en el Congreso las "fuerzas del cambio" -los dos emergentes y el PSOE, sí "votan juntas". Y si no hay aún Ejecutivo es porque Iglesias "lo bloquea votando lo mismo que Rajoy". O sea, no a la investidura de Pedro Sánchez

Podemos reconoce que sí había "muchos elementos de acuerdo" con el PSOE, pero renunció para seguir con C's. Y avisa de que no mantendrá "el paripé"

"A día de hoy, Rajoy se fuma un puro en La Moncloa mientras Pablo Iglesias bloquea el cambio político", sostuvo López, quien también advirtió de que la "nueva política" del líder de la formación morada envejece porque sus comportamientos "son de lo más viejo de la vieja política". El país "no está en campaña", así que "alguno tendrá que explicar, si no cambia su actitud, por qué impide que lo que han votado la mayoría de los españoles se haga realidad". El mensaje de responsabilización de las elecciones es y será evidente en cada paso que dé el PSOE.

El PSOE ofrece una contrapropuesta a Podemos para cargarle con la culpa del 26-J

El día anterior, ayer sábado, en un acto con militantes en Madrid, el secretario de Organización, César Luena, volvía sobre esa argumentación: "Hemos descubierto que finalmente era todo táctica, sillones, líneas rojas, poder", lamentó el número dos, para el que Iglesias y los suyos "serán los responsables de haber llegado los últimos y de irse los primeros, de impedir un Gobierno del cambio, de permitir que siga Rajoy en funciones y de buscar una repetición de las elecciones".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios