ultimátum a los socialistas

Podemos se planta y consultará a las bases si quieren "un pacto Rivera-Sánchez"

"¿Quieres un Gobierno basado en un pacto Rivera-Sánchez?" y "¿estás de acuerdo con la propuesta de un Gobierno de cambio que defiende Podemos?" serán las dos preguntas vinculantes

Foto: Rueda de prensa de Podemos. (Efe)
Rueda de prensa de Podemos. (Efe)

Podemos se planta y lanza un ultimátum para acelerar los tiempos, dejando en manos de las bases la decisión final sobre el futuro del Gobierno de España. La próxima semana, entre los días 14 y 16, realizará una consulta vinculante a las bases con dos preguntas concisas: "¿Quieres un Gobierno basado en un pacto Rivera-Sánchez?" y "¿estás de acuerdo con la propuesta de un Gobierno de cambio que defienden Podemos, En Comú Podem y En Marea?". Así lo ha anunciado esta mañana Pablo Iglesias, con un gesto hosco alejado de las optimistas sonrisas de los últimos días, acompañado por todo el equipo negociador, además del secretario de Organización Pablo Echenique y el secretario general de la formación en Madrid, Luis Alegre

La abstención no entra en la ecuación. O se fuerzan elecciones o se apoya la vía del 131 auspiciada por Sánchez y Rivera. Esta última no es la opción de la dirección, según aclararon tanto Iglesias como Errejón, que defenderán el 'no' en la primera pregunta y el 'sí' en la segunda. De imponerse en el referéndum el pacto PSOE-Ciudadanos, Iglesias ha asegurado que asumirá responsabilidades, al igual que el resto de la dirección. En cambio, de salir ganadora la propuesta del gobierno del cambio, el líder de la formación sostiene que todavía restaría tiempo hasta la disolución de las Cortes el próximo 2 de mayo, dado que siguen abiertos "para explorar la vía del Gobierno progresista".

Podemos se planta y consultará a las bases si quieren "un pacto Rivera-Sánchez"

La decisión de adelantar la consulta a las bases tiene que ver con la negativa de los socialistas y Ciudadanos a moverse del marco de su acuerdo, así como por el bloqueo de los naranjas "a cualquier fórmula de Gobierno que incluyese la presencia de Podemos", expresada en el encuentro a tres de este jueves, incluida la de un Gobierno tripartito. "La gente está cansada de paripés, nosotros somos claros y honestos y somos quienes más hemos cedido. Seguimos estando disponibles, pero a la gente hay que decirle la verdad", ha explicado Iglesias.

El paso dado por la formación se consensuó internamente esta misma mañana con el grupo parlamentario y las confluencias. Estas últimas no han anunciado ningún tipo de consulta a sus bases, aunque no lo descartan pese a las dificultades que entraña por la falta de censo de militantes como tal. El resultado de la votación será "un mandato" para Podemos en la investidura, aunque podría echar al traste cualquiera de las vías posibles para la formación de Gobierno. El balón vuelve a estar en el tejado del PSOE, que según Iglesias tiene en sus manos dos opciones para evitar la disolución anticipada de las Cortes: "O gran coalición con el PP o un Gobierno progresista con nostros, Compromís e IU". 

Si las bases apoyan la opción del pacto Sánchez-Rivera, "la dirección de Podemos asumirá responsabilidades", según ha avanzado Iglesias

El portavoz de los comunes, Xavier Domènech, ha adelantado que ya había compartido con la dirección de Podemos que "este camino estaba bloqueado" por PSOE y Ciudadanos. "Está bien intentarlo hasta el final, ahora ellos (Podemos) deciden consultarlo con sus bases y nos parece bien", mientras que la decisión de En Comú se valorará en su ejecutiva. Las negociaciones que estos mantenían con el PSC, sobre el referéndum catalán y la posible salida al conflicto territorial, quedan desde este viernes en 'stand by', según ha adelantado.

La estrategia del equipo negociador de la formación emergente en la reunión a tres se centró en seducir al PSOE con una batería de propuestas ("cesiones", según defendieron) que tienen como referencia parte del programa que los socialistas presentaron para las elecciones generales. Medidas que, en cambio, alejan a Ciudadanos de la ecuación, contrario a introducir modificaciones significativas en el 'acuerdo del abrazo' firmado por Albert Rivera y Pedro Sánchez.

Pablo Iglesias viajará este viernes a Cataluña para mantener un encuentro institucional con el president de la Generalitat Carles Puigdemont. Fuentes del partido avanzan que no se tratarán cuestiones relacionadas con la formación de Gobierno, y es que previamente a este nuevo giro de guión, ya habían decidido desplazar las negociaciones para buscar una salida al conflicto catalán a la mesa integrada por En Comú Podem y PSC, comprometiéndose "a asumir como propio el acuerdo que ambas fuerzas alcancen". Conversaciones que se estaban produciendo entre el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el portavoz parlamentario de En Comú, Xavier Domènech desde hace varias semanas y quedan suspendidas desde este viernes.

El portavoz de los comunes, Xavier Domènech, ya había compartido con la dirección de Podemos que "este camino estaba bloqueado" por PSOE y C's

El secretario general aprovechará para reunirse con los círculos catalanes, mañana sábado, junto al recién proclamado secretario de Organización Pablo Echenique. Este domingo también participará en la asamblea de sus socios de ICV. 

La exhibición de cesiones realizada por Podemos desde que Iglesias renunció a ocupar la vicepresidencia de un hipotético Gobierno de coalición tenía al PSOE como principal destinatario. El objetivo era atraerlo hacia unos postulados socialdemócratas, sin que ello signifique el bloqueo de Ciudadanos a la investidura de Pedro Sánchez, lo que forzaría la repetición de elecciones, como ha vuelto a insistir esta mañana Pablo Iglesias.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios