LA RECTA FINAL DE LAS CONVERSACIONES PARA FORMAR GOBIERNO

El PSOE no descarta ahora el diálogo solo con Podemos si C's se va para evitar el 26-J

El PSOE insiste en que la "única" vía que queda es la de un proyecto que aglutine a los dos emergentes, pero no se cierra por completo a hablar con Iglesias si Rivera abandona la mesa

Foto: Antonio Hernando, en rueda de prensa en el Congreso tras la reunión a tres, este 7 de abril. (EFE)
Antonio Hernando, en rueda de prensa en el Congreso tras la reunión a tres, este 7 de abril. (EFE)

Un juego de equibrismos y de ilusión. El camino hacia las nuevas elecciones generales del 26 de junio está cada vez más abonado, pero los socialistas no quieren que se cercenen abruptamente todas las posibilidades de acuerdo, que se perciba que ya no hay más remedio que conducir al país a las urnas, que se vea que se acabó. Su única alternativa es alimentar la llama del optimismo, cada vez más agrietado, hasta el último día. Por eso intentan no cerrar más puertas de la cuenta. Ni siquiera está totalmente fuera de guion una importante: el diálogo solo con Podemos en caso de que Ciudadanos se levante de la mesa de negociación, una alternativa cada vez más probable después de su desapasionada y negativa valoración del primer encuentro entre las tres formaciones.

[Lea aquí: Podemos se planta y consultará a las bases si quieren "un pacto Rivera-Sánchez

Fueron casi dos horas y media de reunión a tres bandas -y 18 dirigentes- en la sala Lázaro Dou del Congreso. Los socialistas habían calentado en las horas previas el "optimismo" combinado con "realismo", pese a que los prolegómenos se habían dado mal, con reproches cruzados -y hasta personales- entre Pablo Iglesias y Albert Rivera. Estaban seguros de que podría haber una siguiente cita, que se fijaría un calendario y una metodología, que se podría seguir avanzando. Pero esas expectativas decayeron en cuanto el vicesecretario general naranja, José Manuel Villegas, pintó un panorama negro, desolador. Con las medidas recogidas en el documento que Podemos entregó al comienzo de la 'cumbre' multilateral [aquí en PDF] es "imposible e inviable" un pacto de gobierno. "La perspectiva es que no haya acuerdo", señaló sin ambages. Fracaso a la primera de un hito ansiado por Ferraz para dar el salto clave hacia La Moncloa. 

La formación morada no valoró la reunión, a la espera de poner en común las conclusiones, este viernes, con En Comú Podem y En Marea. El portavoz socialista, Antonio Hernando, fue entonces el encargado de hacer malabares y aparcar la lectura negativa. La alianza a tres es "muy difícil" pero todavía "posible", y el PSOE se compromete a seguir explorándola "hasta la última gota de sudor" que le quede. No se atrevió a repetir el vaticinio que hiciera Sánchez tras su entrevista con Pablo Iglesias de hace una semana -"estamos más cerca del Gobierno de cambio que de repetir elecciones"- e intentó suavizar su triunfalismo. 

El PSOE no descarta ahora el diálogo solo con Podemos si C's se va para evitar el 26-J

El "desfiladero" que queda abierto

Hernando dio por descartadas dos alternativas, porque así lo dejaron claro sus dos interlocutores. Ni un "acuerdo a 130", solo con Ciudadanos -porque Iglesias no se va a adherir "sin más" a la entente Sánchez-Rivera-, ni la vía "del 161", con Podemos, IU y Compromís. "Estamos trabajando por la vía del 199", la que agrupa a PSOE (90 escaños), C's (40), Podemos-En Comú-En Marea (65) y Compromís (4). "Creemos que es la única oportunidad y la mejor en estos momentos", apuntaló el jefe de los negociadores. Ese camino, el del 199, es el único "desfiladero que ha quedado abierto", sostuvo. 

"Lo que vayan a hacer otras fuerzas tendrán que decirlo ellas. Nosotros vamos a seguir trabajando (...), hablando con unos y con otros"

Los periodistas le preguntaron en varias ocasiones qué ocurriría si Ciudadanos diera por "concluidas las negociaciones", si se levantara de la mesa. ¿Ello "arrastraría también al PSOE" o estaría "dispuesto a quedarse a negociar solo con Podemos"? El dirigente no descartó expresamente nada. "Lo que vayan a hacer otras fuerzas tendrán que decirlo ellas. Nosotros vamos a seguir trabajando. Creemos que un proyecto a 199 diputados, que una a Podemos, C's y PSOE, es la única oportunidad para este país". ¿Pero negociará en ese caso el PSOE solo con la formación morada?, se le insistió. "Vamos a seguir siendo coherentes, vamos a seguir negociando como hasta ahora, hablando con unos y con otros". ¿Y contempla otra vía que no sea la del voto favorable de los dos emergentes? "Trabajamos por la vía del 199 porque es la única posibilidad". 

El PSOE no descarta ahora el diálogo solo con Podemos si C's se va para evitar el 26-J

Hernando se escabulló voluntariamente. Los críticos con Pedro Sánchez temen que en el último momento, si Albert Rivera abandona la mesa, pegue un viraje brusco de estrategia y acabe tejiendo una alianza con Podemos y las fuerzas separatistas, ERC y Democràcia i Llibertat (DiL). En el último minuto, cuando casi no haya capacidad de reacción y el partido se enfrente a la disyuntiva de ir a elecciones o apoyar a un presidente socialista, aunque en precario y con los apoyos de los que una parte del PSOE recelaba. El portavoz no abrió expresamente esa puerta, pero lo que no hizo fue cerrarse a todo diálogo bilateral con Podemos. El PP cree que Sánchez busca un "divorcio arreglado" con Rivera para poder hacer una "pirueta" con Iglesias en la que participen los nacionalistas.

"Máximo esfuerzo"

¿Por qué ese juego? En los días siguientes se irá visualizando con más claridad la estrategia del tramo final de las conversaciones, pero los socialistas han ido dejando muy claro que ellos en ningún caso se levantarán de la mesa. Su obsesión es no aparecer como los culpables de la repetición de las generales, que enlaza con la percepción que tienen de que la ciudadanía ha ido premiando el esfuerzo negociador de Sánchez y su posición central en el tablero. Este viernes, el secretario general despachará con su comisión a las 11 de la mañana para perfilar los siguientes pasos, el último estirón. 

El PSOE no descarta ahora el diálogo solo con Podemos si C's se va para evitar el 26-J

Hernando proclamó que el pacto con C's sigue "vigente", que ni mucho menos ha muerto -como expusieron los morados-, que el PSOE no lo va a "romper" porque es una formación "seria", y que el texto es susceptible de ser enriquecido con las aportaciones de Podemos. De hecho, la primera tarea que se marca la dirección socialista es mantener contactos telefónicos a lo largo del día de hoy con sus dos interlocutores con la intención de que se citen de nuevo para la próxima semana y estudiar durante el fin de semana la propuesta entregada por Iglesias en la reunión para ver qué medidas comprendidas en ella pueden ser asumidas.

Hernando proclama que el acuerdo con C's sigue "vigente" y el PSOE no lo romperá. Promete estudiar "en serio" el documento entregado por Iglesias

El portavoz prometió que no se hará una lectura somera, sino que se examinará "en serio". "Vamos a hacer el máximo esfuerzo y vamos a estirar nuestra mano al máximo para ese acuerdo", proclamó. El problema está en que ese documento contiene todavía la propuesta de Gobierno a la valenciana -con la posibilidad de que algunos de sus integrantes sean "independientes de consenso"-, el aumento de gasto público de 62.000 millones de euros en la legislatura, y el derecho a decidir, que Hernando reiteró que jamás aceptará el PSOE. 

Durante la cita a tres, no se entró en "contenidos" ni en "cesiones". Y eso que realmente quedan dos semanas para que las cartas queden definitivamente boca arriba. Así que el recorrido que queda por delante, si es que hubiera alguna posibilidad, es igual de largo y el tiempo, menor. Hernando recalcó que el objetivo prioritario debe ser evitar el 26-J. Porque sería un "fracaso" y no es lo que quiere, a su juicio, la ciudadanía, sino lo que "quiere Mariano Rajoy". Precisamente el PP piensa que los socialistas están manteniendo el "teatrillo" artificialmente y "zascandileando" para "mendigar apoyos".  

El PSOE no descarta ahora el diálogo solo con Podemos si C's se va para evitar el 26-J

Pero más allá de las palabras están los hechos. Y, hoy por hoy, la mayor evidencia es que las negociaciones para formar Gobierno han entrado en vía muerta. El paso agónico de los días -este viernes se cumplen 110 desde las generales del 20-D y quedan 24 para el fin legal del plazo- dirá si es irreversible y el muro que separa a los dos emergentes es insalvable o, como espera el PSOE, aún hay esperanza. 

Sin cambios en el equipo negociador

Los socialistas no han cambiado en ningún momento su delegación. La comisión negociadora designada por Pedro Sánchez está encabezada por Antonio Hernando, el portavoz parlamentario en el Congreso, y la completan José Enrique Serrano -jefe de Gabinete de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero-, Meritxell Batet -secretaria de Estudios y Programas de la ejecutiva-, Rodolfo Ares -exconsejero de Interior vasco-, Luisa Carcedo -responsable de Bienestar Social de la dirección- y Jordi Sevilla -exministro de Administraciones públicas-. Los seis acudieron a la cita de este jueves en la sala Lázaro Dou del Congreso. 

Por parte de Ciudadanos acudieron al final cinco representantes (José Manuel Villegas, Juan Carlos Girauta, Miguel Gutiérrez, Marta Martín y Luis Garicano; sólo faltó el portavoz económico, Toni Roldán), y del equipo de Podemos, siete dirigentes, liderados por su secretario general, Pablo Iglesias: Íñigo Errejón, Nacho Álvarez, Irene Montero y Carolina Bescansa por la formación morada; Josep Vendrell por En Comú Podem y Antón Gómez-Reino por En Marea. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios