LA RECTA FINAL DE LAS CONVERSACIONES PARA FORMAR GOBIERNO

El PSOE estalla contra Iglesias y da por finiquitado el diálogo con Podemos

Hernando les culpa de haber "cerrado la puerta al cambio", y de haber buscado desde el primer día las elecciones, como Rajoy. Los socialistas seguirán "trabajando" por un Gobierno de progreso

Foto: Pedro Sánchez se reúne con su equipo negociador en la sala Martínez Noval del Congreso, este 8 de abril. (EFE)
Pedro Sánchez se reúne con su equipo negociador en la sala Martínez Noval del Congreso, este 8 de abril. (EFE)

Se acabó el sueño de Pedro Sánchez. El PSOE se cayó de la nube en la que se había instalado cómodamente y se pegó un baño de realismo, el que no quería asumir en ningún momento: no había forma de armar un acuerdo a tres y el camino hacia las elecciones del 26 de junio era ya irreversible. Pero el culpable de frustrar ese anhelo -y ahí está lo importante- es única y exclusivamente Podemos, a ojos de los socialistas. A Pablo Iglesias le responsabilizan de haber "cerrado la puerta al cambio" y de dar por liquidado el diálogo. El PSOE promete que "seguirá trabajando" para hacer posible un "Gobierno del cambio", pero no dice con quién ni para qué. El propósito es continuar atornillado a la mesa y demostrar que quien más se está esforzando por evitar unas nuevas generales es Sánchez. 

[Lea aquí: Podemos se planta y consultará a las bases si quieren "un pacto Rivera-Sánchez"]

Antonio Hernando, el jefe de los negociadores socialistas, compareció en rueda de prensa en el Congreso tras el plante de Pablo Iglesias y el anuncio de la consulta a sus bases para ver si refrendan el acuerdo de PSOE y Ciudadanos. El tono no podía ser exactamente el mismo que el de este jueves, cuando siguió mostrándose optimista y viendo como "posible" una alianza a tres, aunque "muy difícil".

"Lo que ha dicho es lo suficientemente explícito como para saber en qué situación está este diálogo", explica Hernando sobre la negociación con Iglesias

Iglesias señaló que la reunión tripartita sirvió para que todo el mundo mostrara sus cartas y para que sus otros dos interlocutores dijeran "no a todo" y que sus propuestas, las recogidas en un documento de "20 cesiones", fueron recibidas con "inmovilismo". Los socialistas prometieron estudiar "en serio" ese texto. Pero este viernes, después de escuchar al jefe de Podemos, creen que esa estrategia fue una "simple excusa", una "artimaña", porque la formación morada estaba buscando la repetición de las generales desde el primer momento. 

El PSOE estalla contra Iglesias y da por finiquitado el diálogo con Podemos

"Gracias por no intentarlo en absoluto, Pablo"

Podemos optó por esa argucia, dijo Hernando, "sin importarle un pimiento", "un bledo", cuál es la opinión de su partido sobre ese texto [aquí en PDF], ya que ni siquiera se ha esperado a la respuesta ni él mismo lo "respetó". "A nosotros la rueda de prensa nos ha pillado trabajando en ese documento". Además, para el PSOE, el referéndum, con la formulación expresada por Iglesias -o apoyo al pacto Sánchez-Rivera o un Gobierno de progreso, a la valenciana-, es una "consulta para una ruptura", no "sobre un acuerdo". "Gracias por no intentarlo en absoluto, Pablo", ironizó el portavoz. 

El PSOE estalla contra Iglesias y da por finiquitado el diálogo con Podemos

Hernando fue sumamente duro en su juicio sobre Iglesias desde el comienzo de su breve rueda de prensa -apenas un cuarto de hora-. Señaló primero que su partido había constatado "con sorpresa e indignación" que la actitud de Iglesias y de Podemos "ni era franca, ni era auténtica, ni era sincera", porque el "clima" de la reunión a tres "fue bueno", por lo que estaban "enmascarando bajo una piel de cordero" sus verdaderos propósitos.

El portavoz denuncia que a la formación morada no le "importaba un pimiento" qué pensaba el PSOE del documento de "cesiones" que entregó en la reunión

"Las únicas dos propuestas importantes -denunció- eran las dos últimas: el derecho a decidir y el Gobierno de coalición paritario. Es la prueba de que el señor Iglesias no estaba buscando el acuerdo, no estaba trabajando por el acuerdo. Nunca han salido de la casilla de salida, de la misma casilla del 20-D", cuando puso por delante el referéndum de autodeterminación para Cataluña como una de las condiciones para el pacto. Hernando, visiblemente enrabietado, recalcó que Podemos "nunca ha querido hablar de contenidos, ni de políticas" y le ha acabado "viendo el plumero". "En lo único que se ha movido es que ha pasado de la cal viva a regalar un libro de baloncesto [en su reunión con Sánchez de la semana pasada]", glosó. 

"Nunca han trabajado en eso"

Conclusión: "Iglesias y Podemos han cerrado la puerta al cambio que tanto desean millones de españoles. Han cerrado la puerta a un proyecto plural que represente a la mayoría social de este país, por encima de las siglas y las estrategias de cada uno. El señor Iglesias en esto coincide con el señor [Mariano] Rajoy. Ambos han estado buscando las elecciones desde el primer día. Iglesias vive mejor con el señor Rajoy como presidente del Gobierno y contra Pedro Sánchez y el PSOE, pero estoy seguro de que millones de ciudadanos vivirían mejor con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y poniendo a Rajoy en la oposición, que es lo que Iglesias ha decidido hoy que no pase". Mientras, la dirección socialista se congratula y se "ratifica" en lo hecho en estos meses, obrando con "buena voluntad": "Somos los que más hemos trabajado por el Gobierno del cambio, y hay algunos como Rajoy e Iglesias que nunca han trabajado por eso". Más aún: "El PP ha acusado a Sánchez de ser Judas y Podemos de que el PSOE está secuestrado [por Ciudadanos]. Sánchez es la persona que con más valentía, decisión y determinación ha trabajado por que en este país haya un Gobierno de cambio". 

El PSOE estalla contra Iglesias y da por finiquitado el diálogo con Podemos

Hernando no quiso cerrar el círculo, ni asumir a las claras que la opción más probable, salvo sorpresas de última hora, es que habrá elecciones el 26 de junio. Se le preguntó en varias ocasiones y en todas contestó lo mismo: se aferró al trabajo hecho por su partido para procurar un Ejecutivo presidido por Sánchez y para evitar la repetición de las generales, y "seguirá trabajando en lo mismo". Tampoco quiso verbalizar que las negociaciones con Podemos estén rotas, porque quiso traspasar la carga de la prueba a la formación morada. "He oído lo que ha dicho Iglesias. Y lo que ha dicho es lo suficientemente explícito como para saber en qué situación está ahora mismo este diálogo". Es el estilo indudable de Hernando: él lleva su intervención preparada y no hay forma de desviarle de su carril, inmune a cualquier tipo de formulación de pregunta. 

Quedan 19 días y vamos a extenderlos a 500 noches para trabajar por un Gobierno de cambio

¿Y ahora qué? "Quedan 19 días y vamos a extenderlos a 500 noches para trabajar por un Gobierno de cambio", redondeó, aludiendo a la conocida canción de Joaquín Sabina. No hubo forma de sacar a Hernando de ese mantra. No dijo cómo ni con quién. Sí que no se buscará el apoyo de las formaciones independentistas. Sólo que el PSOE no se detendrá. "Se lo garantizo", aseguró a los periodistas. Los socialistas no quieren explicitar que la repetición de los comicios está cantada porque rechazan cerrar puertas aún, pero la esperanza ya es minúscula. 

El PSOE estalla contra Iglesias y da por finiquitado el diálogo con Podemos

Poco antes de la rueda de prensa de Iglesias había comenzado la reunión de Pedro Sánchez con todo su equipo negociador, y acompañado de su número dos, César Luena. La delegación bajó con Hernando a la sala, y en sus rostros se dibujaba las expresiones de profundo disgusto y de decepción. Ya no había nada que hacer. Salvo giro de guión es estas dos semanas hábiles que quedan, la senda hacia las elecciones del 26-J ya está cada vez más trazada. España entra en campaña de nuevo. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios