EL CAMBIO NO SE NUTRE DE LAS PERIFERIAS

Los otros líderes que mantendrán a flote a Podemos el 20-D

La remontada a la que está apelando Podemos en campaña no tiene el epicentro en Madrid, sino en las periferias. El liderazgo de varios políticos territoriales supera incluso al de Iglesias

Foto: Alcaldes de las candidaturas municipalistas de confluencia, en un encuentro en Barcelona. (EFE)
Alcaldes de las candidaturas municipalistas de confluencia, en un encuentro en Barcelona. (EFE)

El “clima de remontada” se ha convertido en una de las expresiones más repetidas de Podemos durante la campaña, casi tanto como el concepto 'cambio'. Una remontada que, rompiendo todos los convencionalismos, no tiene su epicentro en Madrid, sino en los territorios periféricos, según pronostican los resultados del CIS. Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia se han transformado en las zonas del 'desborde', donde la formación emergente sumaría tantos escaños como a nivel estatal. La diferencia la marcan la confluencia y los hiperliderazgos de faros políticos que ni siquiera militan en Podemos, sino en otras formaciones territoriales, como es el caso de Ada Colau, Mónica Oltra o Xosé Manuel Beiras. Son los otros Pablo Iglesias que podrían disparar los resultados de la formación emergente el próximo 20-D.

El líder 'irmandiño' y los alcaldes de las mareas

El histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras, coportavoz de la coalición Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) -coloquialmente denominada 'la Syriza gallega'-, ha llevado las riendas de la negociación por la confluencia en Galicia, con experiencia en estas lides tras haber logrado aunar las izquierdas nacionalistas con las no nacionalistas. Carismático, irreverente y motor de las mareas, el líder 'irmandiño' fue uno de los primeros convencidos del advenimiento de la 'nueva política'. El éxito electoral de AGE, al que Pablo Iglesias también contribuyó como asesor de comunicación en la campaña autonómica, lleva su sello, convirtiéndolo en la antesala que propició las condiciones necesarias para el surgimiento de estas corrientes.

Con estas bases, las mareas se han hecho con las alcaldías de A Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol. Xulio Ferreiro, Martiño Noriega (el delfín de Beiras) y Jorge Suárez han sumado sus organizaciones municipalistas a la candidatura conjunta en la que participa Podemos y que, según el CIS, sería la segunda fuerza más votada en Galicia. La sorpresa es tal que esta encuesta asegura a la coalición En Marea un escaño en las provincias de Ourense y Lugo. Un extremo que rompería todos los pronósticos, pues en ambas circunscripciones, donde están en juego cuatro escaños, ningún partido que no sean PP o PSOE ha conseguido representación desde la época de Alianza Popular y UCD (a excepción del escaño de Coalición Galega por Ourense en 1986, cuando se repartían cinco actas).

Beiras e Iglesias en A Coruña. (EFE)
Beiras e Iglesias en A Coruña. (EFE)

La comunidad gallega, incluidas las provincias más rurales y con una población envejecida, aportaría a Podemos prácticamente los mismos escaños que Madrid, en donde el CIS otorga a la formación emergente entre cinco y siete diputados. El cambio no tiene que empezar en las grandes ciudades, como reza la tradición. “Beiras es un monstruo. Es el político vivo que más admiro junto a Julio Anguita. Sin Beiras, seguramente no habría sido posible Podemos”, aseguró Iglesias en una ocasión, en referencia a la influencia de su experiencia con AGE y el bando del nacionalismo gallego. Tras el 20-D, quizás Iglesias podría volver a parafrasearse defendiendo que sin Beiras, sus resultados electorales no habrían sido posibles.

Ada Colau: de cuarta a primera fuerza

Al igual que en el caso de Beiras, el liderazgo de Ada Colau ya estaba ahí cuando se planeó el lanzamiento de Podemos. La filósofa, miembro del Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) y portavoz de la PAH, Ada Colau, pasó de ser una activista anónima a copar los platós televisivos de los canales generalistas en horario de 'prime time', antes de que hiciese lo propio el líder de Podemos.

Oltra, Colau e Iglesias, en la manifestación del 7-N contra la violencia machista. (Dani Gago)
Oltra, Colau e Iglesias, en la manifestación del 7-N contra la violencia machista. (Dani Gago)

Su lucha al frente del movimiento contra los desahucios ha gozado de una adhesión de la opinión pública como ningún movimiento social con vocación transformadora había conseguido antes, a excepción del Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC) al servicio militar obligatorio. A nivel de exposición mediática, solo Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, se había erigido antes como rostro mediático de una lucha ciudadana contra los poderes fácticos. Ahora es la regidora más valorada según el CIS, mientras que el candidato de Podemos suspende y se sitúa por detrás de Albert Rivera y Alberto Garzón. 

La alcaldesa de Barcelona podría convertir a la coalición integrada por Podemos -En Comú Podem- en la primera fuerza en Cataluña, según las encuestas del CIS. En total, sumaría entre 10 y 11 escaños, seguida de Ciudadanos y CDC, empatados con nueve en el segundo puesto. De este modo, conseguiría darle completamente la vuelta a los resultados obtenidos por Catalunya Sí que es Pot el pasado 27-S, pasando de ser la cuarta fuerza, empatada con el PP, a la primera. Colau es la única que puede hacerse con los jugosos votos de la CUP, fuera del juego electoral de las generales, cada vez más enfrentada.

La multiplicación de Mónica Oltra

La líder de Compromís y vicepresidenta de la Comunidad Valenciana apostó desde el principio por la alianza con Podemos para las elecciones generales, a pesar de la división interna que provocó en su partido esta hoja de ruta. La aritmética electoral colocaría a Compromís-Podem como segunda fuerza en la comunidad, cuando el pasado 24-M la formación emergente fue la quinta fuerza más votada, a la par que Ciudadanos. Sus trabajos en el Parlamento le han dado una enorme visibilidad. Su estética informal, siempre con camisetas reivindicativas, ha contribuido a ponerle la etiqueta de combativa. Pablo Iglesias ha sido el primero en romper con la corbata y la chaqueta, pero Oltra se adelantó incluso al líder de la CUP, David Fernández, al llevar a las instituciones las camisetas con mensaje. Otro de los grandes activos de Podemos para sumar escaños morados en el Congreso tras estas elecciones.

Juantxo Uralde, el líder ecologista

La formación ecologista Equo es el único partido que confluirá con Podemos a nivel estatal. En las europeas, la coalición que lideró sumó cerca de 300.000 votos. Su portavoz, Juan López de Uralde, expresidente de Greenpeace España, encabeza la lista por Álava, donde la formación morada tiene un escaño asegurado, según el CIS. La confluencia también suma en el País Vasco, y aunque la confección de las listas, ordenadas por Madrid, hizo implosionar la ejecutiva vasca del partido, Podemos conseguiría al menos cuatro escaños, empatando con el PNV y solo por detrás de EH-Bildu, con entre seis y siete.   

[Para más información y consultar otros datos, puede descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y 'tablets' de Apple]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios