CONVERSACIONES PARA FRENAR EL PULSO SOBERANISTA

Sánchez e Iglesias hablan sobre Cataluña pero no cierran ningún acuerdo concreto

Los líderes de PSOE y Podemos conversan durante 25 minutos. Comparten la "preocupación" por la tensión soberanista, y que hacen falta "soluciones", pero discrepan sobre cuáles deben aplicarse

Foto: Pedro Sánchez, con la cabeza de lista del PSC por Barcelona, Carme Chacón, este 31 de octubre en El Prat de Llobregat. (EFE)
Pedro Sánchez, con la cabeza de lista del PSC por Barcelona, Carme Chacón, este 31 de octubre en El Prat de Llobregat. (EFE)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias comparten el diagnóstico, el cómo se ha llegado a la tensión con Cataluña, pero discrepan en la solución. Ambos dirigentes lo pudieron constatar durante su conversación telefónica de este domingo, poco más de 24 horas después de la que se produjo entre el secretario general de los socialistas y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera

La llamada tuvo lugar sobre las 17 horas, y duró en torno a 25 minutos. Sobre las seis de la tarde, fuentes oficiales de PSOE y de Podemos emitieron el mismo escueto comunicado para ofrecer el relato de la conversación "cordial" que los dos mantuvieron, comunicado en el que vienen a probar que sus posiciones sobre cómo abordar el desafío secesionista de Junts pel Sí y la CUP siguen muy distantes. 

Sánchez e Iglesias sí comparten la "preocupación por la situación política". Como comparten que "debe haber soluciones políticas" y que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no ha aportado ninguna" por su inmovilismo en los últimos años. 

Ambos seguirán hablando

Sin embargo, según la nota de los dos partidos, los dos secretarios generales difirieron sobre los "cambios constitucionales que habrá que acometer en la próxima legislatura".

Pablo Iglesias, durante su comparecencia en La Moncloa el pasado viernes, tras su reunión con Mariano Rajoy. (EFE)
Pablo Iglesias, durante su comparecencia en La Moncloa el pasado viernes, tras su reunión con Mariano Rajoy. (EFE)

Mientras que Podemos defiende un proceso constituyente -o sea, comenzar la discusión de una nueva Carta Magna, imitando el proceso que dio lugar al texto de 1978-, el PSOE defiende una reforma acotada, circunscrita a cinco materias clave: la incorporación de nuevos derechos y libertades, el fortalecimiento del Estado del bienestar, la introducción de medidas de regeneración democrática, la construcción de una España federal y la integración de la vocación europeísta e iberoamericana del país en la Constitución. Además, Iglesias rechaza los frentes y demanda un referéndum para Cataluña. Dicho de otra forma, defiende el derecho a decidir

El PSOE mantiene sobre la mesa su propuesta de reforma limitada de la Carta Magna. Podemos aboga por comenzar un proceso constituyente

Sánchez e Iglesias, que ya intentaron conversar ayer, sin éxito, quedaron, no obstante, en seguir hablando. También mantienen las puertas del diálogo abiertas el secretario general de los socialistas y Rivera, que sin embargo sí llegaron a un mínimo acuerdo: ser "contundentes y claros" en la defensa de la Constitución y las leyes, en la unidad de España. Poco más, porque el primero le expuso su propuesta de reforma constitucional, y el segundo, su "pacto por España", que Sánchez no comparte, entre otras razones porque Ciudadanos quiere que los firmantes de su plan se comprometan a no gobernar de la mano "de los que quieran romper España".

Los socialistas entienden que, por ejemplo, los nacionalistas de PNV -aliados suyos en Euskadi y potenciales socios tras las generales- y Compromís -con los que copilotan la Generalitat Valenciana y numerosas instituciones en la comunidad- no pueden ser igualados a los secesionistas de Junts pel Sí y la CUP. Rajoy, por su parte, también desechó el pacto ofrecido por Rivera durante su reunión con él en el palacio de La Moncloa, este viernes, y reivindicó su liderazgo para responder al reto soberanista, sin necesidad de acuerdo firmado alguno. 

Garzón, Herzog y Duran; el PNV, no

El presidente del Gobierno, mientras, seguirá su ronda de entrevistas mañana lunes. A las diez recibirá a Alberto Garzón, candidato de IU. Este, según fuentes de la federación, le planteará una "nueva Constitución" en la que quepan "todos" los ciudadanos. La intervención del diputado por Málaga se centrará en dos ejes: la defensa de un marco federal para España y la necesidad de permitir a la ciudadanía "opinar y participar" en ese proceso constituyente. Garzón, no obstante, es partidario de que los catalanes puedan decidir su futuro a través de un referéndum de autodeterminación, y así se lo puso por carta a todas las fuerzas políticas el pasado jueves

El martes, Rajoy se reunirá con el portavoz y aspirante de UPyD, Andrés Herzog, y el líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida. No se verá con el PNV. La opción está descartada: ayer, el presidente de los nacionalistas, Andoni Ortuzar, lo dejó bien claro: "No hemos ido a La Moncloa y no vamos a ir". La razón es que, para los peneuvistas, Cataluña y Euskadi son dos naciones y sus ciudadanos tienen derecho a decidir su futuro. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios