modelo 720 de la agencia tributaria

La declaración de bienes en el extranjero no asusta: la mitad continúa en paraísos fiscales

De acuerdo a los datos recogidos en el modelo 720, el valor de los activos ostentados por los españoles en jurisdicciones opacas apenas se ha reducido un 3% en el periodo 2012-2015

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, atiende a los medios tras la sesión de control al Gobierno de esta pasada semana. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, atiende a los medios tras la sesión de control al Gobierno de esta pasada semana. (EFE)

Los contribuyentes españoles siguen confiando en los paraísos fiscales a la hora de atesorar bienes en el extranjero. Así se desprende del análisis realizado por El Confidencial de los saldos patrimoniales declarados en el modelo 720 de la Agencia Tributaria en los años 2012, cuando entró en vigor la obligatoriedad de informar al fisco de estos activos internacionales, y 2015, último año disponible. En ambos ejercicios, en torno a la mitad de los bienes declarados en el extranjero por los contribuyentes españoles se localizaba en 54 jurisdicciones opacas o con grandes ventajas fiscales (puede leer la metodología al final de la información).

La entrada en vigor del modelo 720, la amnistía fiscal aprobada en 2012 —anulada por el Tribunal Constitucional este año, aunque sin efectos jurídicos— y los sucesivos escándalos sobre paraísos fiscales publicados por El Confidencial en colaboración con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ)OffshoreLeaks, LuxLeaks, la lista Falciani, los papeles de Panamá, Bahamas Leaks y Paradise Papers, el más reciente— parecen no haber hecho mella en los españoles a la hora de atesorar patrimonio en estos refugios fiscales. De los 91.000 millones de euros declarados en el extranjero por los contribuyentes en 2012, algo más de 48.100 millones (53%) se localizaban en jurisdicciones opacas. Tres años más tarde, el reparto es de 97.800 millones de euros totales y 46.700 millones (48%). O lo que es lo mismo: en este trienio el valor de los bienes declarados por los contribuyentes en los refugios fiscales apenas disminuyó en 1.400 millones de euros, un 3% menos.

[Consulte el especial sobre los Paradise Papers]

Los saldos patrimoniales recogidos en el modelo 720 muestran un esbozo de los flujos mundiales de los bienes ostentados por residentes españoles durante los últimos años. En lo que se refiere a paraísos fiscales, se observan destacados ganadores y perdedores durante este periodo. Entre los primeros, destacan Liberia, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Luxemburgo, Gibraltar, Irlanda, Mónaco, Isla de Man y Jersey, países donde los contribuyentes declararon en 2015 más bienes que tres años antes. Entre los perdedores, se encuentran Malta, Andorra, Curazao, Guernsey, Hong Kong, Países Bajos, Singapur, Islas Caimán, Bermudas, Panamá, Belice, Liechtenstein y Bahamas. Los últimos cinco países, de hecho, han visto reducir el saldo declarado por los españoles en más de la mitad en el periodo 2012-2015.

Respecto al tipo de activo que los contribuyentes tienen en el extranjero, por encima de todos destacan las acciones y valores de compañías. Si solo tenemos en cuenta el centenar de países cuyo saldo patrimonial declarado en 2015 superaba los cinco millones de euros, los títulos societarios son el activo más importante en más de la mitad de ellos. Es más, en jurisdicciones opacas como Liberia, Islas Vírgenes Británicas o Barbados, nueve de cada 10 euros declarados se concentran en sociedades 'offshore'. También sobresale la importante caída entre 2012 y 2015 de los títulos societarios de los españoles en Panamá y Países Bajos, famosos por sus compañías anónimas y sociedades BV. De atesorar acciones por valor de 1.028 millones de euros (87% sobre el total) y 6.293 millones (95%) en 2012, respectivamente, han pasado tres años más tarde a 429 millones (78%) y 2.834 millones (71%).

Otros vehículos de inversión, en este caso los fondos, aparecen como pieza fundamental para atraer capitales —al menos los que tienen titularidad española— en cinco paraísos fiscales: Luxemburgo, Irlanda, Liechtenstein, Aruba y Mauricio. Tras Suiza, con 20.175 millones de euros de saldo patrimonial declarado en 2015, Luxemburgo es el segundo país favorito de los españoles para poseer bienes en el extranjero, con más de 13.400 millones (en 2012, eran algo más de 10.100). El 61% de esta cantidad se concentra en fondos de inversión, que han experimentado un repunte desde los cerca de 6.300 millones hasta los más de 8.100 millones, de acuerdo al último dato publicado por la Agencia Tributaria.

Otros paraísos fiscales sobresalen por atraer capitales extranjeros hacia sus cuentas bancarias. Son los casos de Macao, Jordania, Singapur, Malta, Isla de Man, Gibraltar o Jersey, aunque en estos dos últimos casos el peso de los depósitos es muy parejo al de las acciones societarias. Asimismo, los contribuyentes españoles con bienes en el exterior confían especialmente en Alemania, Reino Unido y Bélgica a la hora de abrir cuentas bancarias, ya sea por la reputación de sus bancos o bien por el gran número de emigrantes españoles, como altos cargos y funcionarios de la Unión Europea, que trabajan en estos países.

En cambio, y a diferencia de las acciones, los fondos de inversión y las cuentas bancarias, apenas hay rastro de jurisdicciones opacas en los países donde los inmuebles son los bienes favoritos de los españoles. Tan solo Líbano, donde los contribuyentes españoles han declarado poseer más de 61 millones de euros en viviendas en 2015 —por los 4,5 millones de tres años antes—, aparece en esta categoría. El resto de los países se puede agrupar en dos categorías: los vecinos de España (Portugal, Francia y Marruecos) o países con gran presencia de inmigrantes, sobre todo de América Latina y el Báltico (Venezuela, Cuba, Bolivia, República Dominicana, Finlandia o Polonia).

Nota metodológica

Las 54 jurisdicciones opacas o con grandes ventajas fiscales se han elegido de la siguiente forma:

- Consideradas por España de acuerdo a información publicada en la Comisión Europea a 31 de diciembre de 2016: Anguila, Antigua y Barbuda, Bahréin, Bermudas, Brunéi, Dominica, Fiyi, Gibraltar, Granada, Guernsey, Isla de Man, Islas Caimán, Islas Cook, Islas Falkland, Islas Marianas del Norte, Islas Salomón, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de Estados Unidos, Jersey, Jordania, Líbano, Liberia, Liechtenstein, Macao, Mauricio, Mónaco, Montserrat, Nauru, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Seychelles y Vanuatu.

- Consideradas por la Comisión Europea de acuerdo a un listado de junio de 2015: Andorra, Bahamas, Barbados, Belice, Hong Kong, Islas Marshall, Maldivas, Niue, Panamá y San Cristóbal y Nieves.

- Consideradas tradicionalmente en otros ámbitos internacionales: Aruba, Chipre, Curazao, Irlanda, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Samoa, Singapur, Suiza y Trinidad y Tobago.

_

¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

Paradise Papers

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios