Es noticia
Menú
Francia se asegura gas argelino a través de España hasta 2024, pero más caro
  1. Economía
EN PLENA CRISIS ENTRE MADRID Y ARGEL

Francia se asegura gas argelino a través de España hasta 2024, pero más caro

Sonatrach renueva su contrato con Engie durante tres años, pero revisará los precios al alza. Argelia estrecha relaciones con Italia y Francia mientras reduce el suministro a España

Foto: Sede de la energética argelina Sonatrach.
Sede de la energética argelina Sonatrach.

Francia seguirá recibiendo gas argelino a través de España durante los próximos tres años. La energética estatal del país magrebí, Sonatrach, ha informado este jueves a través de un comunicado que renovará el contrato con la privada francesa Engie para surtir el hidrocarburo a través del Medgaz, el gasoducto que cruza el Mediterráneo hasta llegar a Almería.

Pero el movimiento no saldrá gratis. En la nota, Sonatrach asegura que ambas partes han acordado "tener en cuenta las condiciones del mercado para revisar el precio contractual del gas". Se trata de un eufemismo: en plena crisis energética, que ha llevado los futuros de referencia en Europa por encima de los 170 euros, esto significa un alza de los precios. Y nadie puede decir que Argel no haya avisado antes. Lo hizo primero con España, después de que el giro sobre el Sáhara deteriorase las relaciones bilaterales entre ambos países, y en las últimas semanas ha extendido la advertencia al resto de clientes europeos.

Foto: La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/Kiko Huesca)

El director general del Sonatrach, Toufik Hakkar, reveló el pasado domingo que la petrolera nacional "ha activado una cláusula de revisión de precios del gas con los socios", y añadió que las conversaciones "están muy avanzadas". La renegociación al alza con Engie, que tenía un acuerdo con la estatal argelina desde 2011, constituye un precedente peligroso para la española Naturgy, que afronta la revisión de su propio contrato para el mismo periodo: 2022-2024. Pero no solo es una cuestión de dinero: también de geopolítica.

Como ya hiciera con Italia, al comprometerse a doblar sus exportaciones a través del gasoducto Transmed, Argelia estrecha ahora su relación energética con la antigua metrópolis, precisamente cuando se cumplen seis décadas de la independencia. El movimiento se puede interpretar como una forma de diversificar sus clientes para cubrirse las espaldas ante un eventual cierre del grifo hacia España, que hasta ahora había sido su principal comprador. En los últimos meses, el suministro a nuestro país se ha reducido prácticamente a la mitad, hasta situarse en torno al 25% de las importaciones nacionales.

España gana nuevos argumentos para defender la mejora de las interconexiones con Francia, que funcionan al límite de su capacidad

Sin embargo, la noticia también tiene una parte positiva para España. Madrid se asegura durante tres años más el paso del gas argelino a través de su territorio, con los ingresos que eso supone, y gana nuevos argumentos para defender la mejora de las interconexiones con Francia. Actualmente, solo existen dos pasos a través de los Pirineos, que funcionan al límite de su capacidad desde el inicio de la invasión de Ucrania. Esta se podría doblar si finalmente se remata la conexión catalana, conocida como Midcat, para la que el Gobierno demanda financiación europea.

Marruecos reabre sus centrales

Mientras Argelia suministra gas a Francia a través de España, nuestro país bombea hacia Marruecos a través del Estrecho por primera vez. El gasoducto Magreb-Europa, que permanecía cerrado desde noviembre por las desavenencias entre Argel y Rabat, fue reabierto la semana pasada para abastecer a la monarquía alauita. El favor, enmarcado en la recomposición de las relaciones con Madrid, provocó en su día la ira de la república magrebí, que llegó a amenazar con cortar el suministro si su hidrocarburo acababa abasteciendo a su gran enemigo. Sin embargo, no está siendo así.

Foto: El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire. (Reuters/Benoit Tessier)

Las dudas sobre el origen del gas fueron disipadas este domingo por el director general de Sonatrach. En una declaración realizada durante la presentación de los resultados del primer semestre, Hakkar afirmó que no hubo "ningún cambio en el destino del gas argelino exportado hasta la fecha". Pero advirtió: "Si esto ocurre, Sonatrach está en su perfecto derecho de tomar las medidas necesarias".

Foto: El rey de Marruecos, Mohamed VI, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)

El origen del gas está en Estados Unidos, desde donde llega a España en forma líquida a través de barcos metaneros. Ya en nuestro país, se comprueba su trazabilidad y se regasifica, para después ser introducido en el conducto con destino a Marruecos. Gracias a la ayuda de Madrid, Rabat ha podido aplacar la emergencia energética que vivía desde que Argel decidió cortar el Magreb-Europa: las centrales de ciclo combinado de Tahaddert y Ain Béni Mathar reabrieron esta semana, tras varios meses de cortes en la red por la escasez de gas para la generación eléctrica.

Mientras tanto, la República presida por Abdelmajid Tebboune sigue sacando partido de la crisis: los ingresos por hidrocarburos aumentaron un 70% en los primeros cinco meses de 2022, gracias a unas exportaciones de más de 20.000 millones de euros.

Francia seguirá recibiendo gas argelino a través de España durante los próximos tres años. La energética estatal del país magrebí, Sonatrach, ha informado este jueves a través de un comunicado que renovará el contrato con la privada francesa Engie para surtir el hidrocarburo a través del Medgaz, el gasoducto que cruza el Mediterráneo hasta llegar a Almería.

Energía Gas natural Argelia
El redactor recomienda