Es noticia
Menú
España ya envía gas a Marruecos a través del Estrecho y se arriesga a la respuesta de Argelia
  1. Economía
POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA

España ya envía gas a Marruecos a través del Estrecho y se arriesga a la respuesta de Argelia

Madrid reabre el conducto Magreb-Europa en sentido inverso coincidiendo con la cumbre de la OTAN y el asalto a la valla de Melilla. Enagás asegura que el gas no viene de Argelia

Foto: El rey de Marruecos, Mohamed VI, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)
El rey de Marruecos, Mohamed VI, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)

Mientras la base aérea de Torrejón de Ardoz esperaba la llegada del presidente de Estados Unidos para una visita histórica a Madrid, España empezaba a enviar gas a Marruecos por primera vez en la historia. El giro de la gran potencia mundial sobre el Sáhara, que después replicó nuestro país, ha roto todos los equilibrios diplomáticos en el Magreb hasta culminar, este martes, con una particular coincidencia: la de la cumbre 'española' de la OTAN con el inicio de los envíos de gas al vecino del sur. El suministro ya está teniendo lugar a través del Estrecho, aun a riesgo de una respuesta contundente de Argelia.

Desde esta mañana, el flujo del gasoducto Magreb-Europa funciona en sentido inverso, según ha adelantado esta tarde el diario barcelonés 'La Vanguardia' y han confirmado a El Confidencial fuentes de Enagás. Es la primera vez que ocurre en la historia de la denominada 'superautopista del gas', que se construyó hace un cuarto de siglo para asegurar el suministro de España procedente de Argelia y ha acabado por tensar la situación con el que, hasta hace poco, era el principal proveedor de nuestro país.

Foto: La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/J. J. Guillén)

El Gobierno de Abdelmadjid Tebboune llegó a amenazar con cortar el suministro a través del Medgaz —el otro conducto que une ambas naciones— si España enviaba gas argelino a Marruecos. “Cualquier envío de gas natural argelino suministrado a España, cuyo destino no sea el previsto en los contratos, se considerará como un incumplimiento de los compromisos contractuales y, en consecuencia, podría llevar a la rescisión del contrato que vincula a Sonatrach [empresa pública argelina de hidrocarburos] con sus clientes españoles”, aseguró el Ministerio de Energía argelino en un comunicado el pasado 27 de abril, después de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, avisase por carta de la reapertura del Magreb-Europa para surtir a Rabat.

El Gobierno español accedía, así, a las pretensiones de la monarquía alauí para que Madrid usase la conexión en sentido inverso. Marruecos se vio afectado en noviembre por el cierre del conducto, con el que Argelia quería penalizar a su gran enemigo privándolo de los ingresos que le reportaba el paso de la infraestructura por su territorio. "Vamos a observarlo muy cerca", declaró sobre el posible envío de gas argelino a través del Estrecho Amar Belani, responsable del seguimiento del conflicto del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de la república magrebí, pero que desde marzo actúa en la práctica como portavoz de su diplomacia. Ribera siempre ha descartado esa posibilidad.

El operador del sistema: "Un procedimiento de certificación garantiza que este gas no tiene origen argelino"

Fuentes de Enagás aseguran que los temores de Argel no se han cumplido. "Un procedimiento de certificación garantiza que este gas no tiene origen argelino", afirman. Este ha sido adquirido por Marruecos en los mercados internacionales y transportado en forma líquida por un barco metanero hasta España, donde se ha certificado su procedencia y ha sido regasificado. Desde allí, ha entrado en el circuito —a partir de ese momento, es imposible verificar el origen— en su estado natural, hasta salir vía Tarifa con dirección Marruecos. El operador del sistema ha garantizado en todo momento la trazabilidad con los estándares más exigentes, aseguran las mismas fuentes, y la interconexión operará siguiendo las reglas técnicas de la Unión Europea.

Foto: Foto: Reuters/Shelley Christians.

Las cantidades, de momento, son modestas, si bien el abastecimiento sigue una clara tendencia creciente. El flujo al final de la tarde de este martes era de solo 3.730 metros cúbicos por hora, pero ha ido aumentando hasta superar los 200.000 metros cúbicos por hora el mediodía de este miércoles. La infraestructura tiene una capacidad de 10.000 millones de metros cúbicos anuales. Aunque en Marruecos se especula que la operación se podría tratar de una prueba, el incremento del suministro con el paso del tiempo apunta a que el tubo estaría transportando el gas comprado por Rabat. En cualquier caso, este martes se transportó hacia Francia un flujo cinco veces mayor del que se envió a Marruecos, y, lo que es más significativo, las entradas desde Argelia multiplicaron por 27 a las salidas por el Estrecho, siempre según los datos del operador del sistema.

Es probable que en las próximas horas se sepa dónde compró el gas la monarquía alauí, que desde el cierre del Magreb-Europa se había lanzado a los mercados internacionales en busca de suministros. El pasado 20 de junio, la ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible marroquí, Leila Benali, declaró que en los días siguientes se firmaría un primer contrato, como finalmente ha ocurrido.

La noticia se produce en un momento de máxima tensión entre España y Argelia, que ha suspendido el tratado de buena vecindad con nuestro país y renegociará al alza los contratos entre Sonatrach y Naturgy. Pero también apenas cuatro días después de un nuevo asalto masivo a la valla de Melilla, en el que al menos 23 migrantes murieron. Los hechos han causado un gran impacto en la opinión pública española y una polvareda política, que no ha evitado que este martes el flujo de la historia haya cambiado. De norte a sur: Marruecos ya recibe gas a través de España, igual que desde hace tres meses recibe el reconocimiento español a su propuesta de autonomía para el Sáhara.

Mientras la base aérea de Torrejón de Ardoz esperaba la llegada del presidente de Estados Unidos para una visita histórica a Madrid, España empezaba a enviar gas a Marruecos por primera vez en la historia. El giro de la gran potencia mundial sobre el Sáhara, que después replicó nuestro país, ha roto todos los equilibrios diplomáticos en el Magreb hasta culminar, este martes, con una particular coincidencia: la de la cumbre 'española' de la OTAN con el inicio de los envíos de gas al vecino del sur. El suministro ya está teniendo lugar a través del Estrecho, aun a riesgo de una respuesta contundente de Argelia.

Argelia Sáhara Enagás Gas natural
El redactor recomienda