Es noticia
Menú
El Banco de Inglaterra sube otra vez los tipos y alerta del riesgo de recesión
  1. Economía
NUEVA POLÍTICA MONETARIA

El Banco de Inglaterra sube otra vez los tipos y alerta del riesgo de recesión

El coste del dinero aumenta 0,25 puntos, hasta el 1%. Se trata de su mayor nivel desde 2009. La decisión llega un día después de la subida de tipos de la Reserva Federal de EEUU

Foto: Sede del Banco de Inglaterra, en Londres. (EFE/Will Oliver)
Sede del Banco de Inglaterra, en Londres. (EFE/Will Oliver)

El Banco de Inglaterra fue de los primeros en subir tipos y, ahora que la mayoría de los reguladores —con la notable excepción del Banco Central Europeo— se han sumado, prosigue su camino hacia una política monetaria orientada a controlar la inflación. Un día después de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), elevase en 0,5 puntos porcentuales el precio del dinero, hasta un rango de entre el 0,75% y el 1%, la institución londinense ha aprobado un incremento de un cuarto de punto, hasta el 1%. Se trata de su nivel más alto desde febrero 2009, en el inicio de la Gran Recesión.

La prioridad absoluta es controlar la inflación, que el regulador considera que llevará al Reino Unido a la recesión a lo largo de este año, principalmente por los elevados precios de la energía en plena guerra en Ucrania. La política monetaria, más restrictiva, se queda incluso corta para tres de los nueve miembros del comité, que pedían un aumento de medio punto. Es la cuarta subida consecutiva de tipos emprendida por el regulador londinense.

"Sobre la base de su evaluación actualizada de las perspectivas económicas, la mayoría de los miembros del Comité consideran que cierto grado de mayor endurecimiento de la política monetaria aún puede ser apropiado en los próximos meses", ha advertido la institución.

Foto: Fachada de la Reserva Federal de Estados Unidos en Washington (Reuters)

En su análisis, 'la vieja dama de Threadneedle Street' ha tenido en cuenta que las presiones inflacionarias mundiales se han intensificado considerablemente tras la invasión rusa de Ucrania y la situación de la pandemia de covid-19 en China, provocando un deterioro material en las perspectivas de crecimiento mundial y del Reino Unido y exacerbando el efecto de los 'shocks' de oferta, así como las preocupaciones sobre la interrupción de la cadena de suministro.

El pasado mes de marzo, la tasa de inflación interanual del Reino Unido subió al 7% desde el 6,2% de febrero, su mayor lectura en 30 años, y se prevé que aumente aún más en los próximos meses, hasta alrededor del 9% en el segundo trimestre de 2022 y promediando un poco más del 10% en su punto máximo previsto durante el cuarto trimestre de 2022.

Confía en que, gracias a la actuación de la política monetaria, las expectativas de inflación a largo plazo se cumplan

No obstante, la institución confía en que, gracias a la actuación de la política monetaria, las expectativas de inflación a largo plazo estén ancladas en el objetivo del 2% y que la presión alcista sobre la inflación se disipe con el tiempo.

En cuanto a la evolución de la economía, el Banco de Inglaterra espera que el crecimiento del PIB del Reino Unido se desacelere bruscamente durante la primera mitad del período de pronóstico como reflejo del impacto adverso en los ingresos reales de las familias y los márgenes de las empresas de los fuertes aumentos en los precios mundiales de la energía y los bienes comercializables.

El Banco de Inglaterra fue de los primeros en subir tipos y, ahora que la mayoría de los reguladores —con la notable excepción del Banco Central Europeo— se han sumado, prosigue su camino hacia una política monetaria orientada a controlar la inflación. Un día después de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), elevase en 0,5 puntos porcentuales el precio del dinero, hasta un rango de entre el 0,75% y el 1%, la institución londinense ha aprobado un incremento de un cuarto de punto, hasta el 1%. Se trata de su nivel más alto desde febrero 2009, en el inicio de la Gran Recesión.

Política monetaria Banco de Inglaterra Inflación Reino Unido
El redactor recomienda