Es noticia
Menú
El FMI celebra la reforma laboral, pero ahora recomienda escuchar a las empresas
  1. Economía
Para potenciar el empleo indefinido

El FMI celebra la reforma laboral, pero ahora recomienda escuchar a las empresas

El Fondo aprueba la agenda del Gobierno en materia de reformas, sin embargo, solicita un plan fiscal creíble y pide un marco transparente para informar sobre el uso de los fondos europeos

Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. (Reuters/Yves Herman)
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. (Reuters/Yves Herman)

La reforma laboral que el Congreso de España quiso tumbar sigue cosechando aplausos en los foros internacionales. El último ha sido el Fondo Monetario Internacional (FMI), quien ha celebrado la aprobación de esta norma y que haya nacido del acuerdo entre sindicatos y patronal. Así lo ha publicado este miércoles el Fondo en el informe del Artículo IV elaborado en su misión a España. "Los directores dieron su bienvenida a la reforma laboral recientemente aprobada por abordar las deficiencias estructurales y equilibrar una mayor protección a los trabajadores con el mantenimiento de la flexibilidad interna para las empresas", señala el organismo.

Para el FMI, como lo fue antes para la Comisión Europea y seguramente lo sea para la OCDE (estén atentos a su próximo informe), era clave que la reforma laboral apostase por el empleo indefinido y potenciase la redistribución de la renta a través de dotar a los sindicatos de mayor poder de negociación. Pero, al mismo tiempo, defendían que este avance tenía que lograrse garantizando a las empresas mecanismos de flexibilidad interna para adaptarse a las diferentes coyunturas económicas. Este objetivo se consigue con los nuevos ERTE y el mantenimiento de los descuelgues de convenio. De esta forma, las empresas tienen incentivos para aceptar mejores condiciones para sus trabajadores y así reducir la precariedad laboral que lastra tanto la demanda interna como la acumulación de capital humano.

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE/Emilio Naranjo)

El Fondo también subraya la importancia de que la reforma haya nacido del "diálogo de los agentes sociales", ya que esto da un alto nivel de estabilidad a la norma. Eso sí, señala que todavía queda trabajo por hacer en la regulación del mercado laboral y que ahora es el momento de escuchar las necesidades de las empresas. En concreto, los directores del FMI ponen el foco en cómo hacer "más atractivos" los contratos indefinidos. La reforma laboral restringe mucho la posibilidad de utilizar contratos temporales con el objetivo de forzar a las empresas a que tengan trabajadores indefinidos. Sin embargo, el FMI considera que es necesario dar más incentivos al empleo indefinido para que las empresas no tengan dudas cuando estén en la encrucijada de convertir a sus temporales en indefinidos o despedirlos.

"Es importante hacer que los contratos indefinidos sean más atractivos para las empresas", explica el Fondo, que no entra en cómo conseguirlo. Serán las empresas quienes tengan que explicar al Gobierno los incentivos que necesitan para que el empleo indefinido sea más atractivo. De lo contrario, aumentará el riesgo de que se destruya una parte del empleo en los sectores en los que la temporalidad tiene mayor implantación por la baja rentabilidad de sus actividades o por el carácter estacional de las mismas.

"Es importante hacer que los contratos fijos sean más atractivos para las empresas"

De esta forma, el Fondo pide al Gobierno que no aleje el foco de lo que necesitan las empresas para evitar que la legislación lastre el crecimiento económico, que se prevé muy potente para los próximos años. El organismo espera un avance del PIB del 5,8% este año y del 3,8% en 2023. Una buena parte de este crecimiento será consecuencia de los fondos europeos. Pero más importante que el estímulo temporal a la demanda de este plan de inversiones es el crecimiento potencial que puede lograr de cara a las próximas décadas. En 2022, la inversión crecerá un 7%, en 2023 sumará un 7,1% adicional y en 2024, un 3,3%, según las previsiones del FMI. Esto significa un gran aumento del capital físico instalado en España y, por extensión, un incremento del PIB futuro. La producción potencial crecerá un 1,7% este año y un 2,1% en cada uno de los dos años posteriores, también según las previsiones del Fondo.

Sin embargo, el organismo advierte de la necesidad de hacer un buen uso de estos recursos europeos para maximizar su impacto sobre el crecimiento económico futuro. "Los fondos Next Generation EU brindan una oportunidad excepcional para apoyar la recuperación al tiempo que promueven una transición hacia una economía productiva, inclusiva, verde y digital", señala el FMI. Sin embargo, en este contexto es imprescindible "establecer un marco para garantizar un uso transparente y eficiente de los fondos de inversión". Un recado para el Gobierno en un momento en el que no hay información sobre la ejecución real de los recursos que han llegado a España y que se han repartido en las conferencias sectoriales.

Foto: Panorámica de Madrid. (iStock)

En paralelo a este proyecto de inversión, el Fondo urge al Gobierno a establecer un plan de consolidación fiscal, ya que el país saldrá de la crisis con un punto más de déficit estructural, según sus estimaciones. En concreto, del 3,1% del año 2019 pasará al 4% cuando acabe la pandemia. Esto significa que el déficit será superior al crecimiento y, por tanto, la deuda seguirá engordando. El organismo anticipa que el pasivo público se estancará por encima del 115% del PIB, 20 puntos por encima del nivel existente antes de la pandemia. Ni el crecimiento de los fondos europeos ni la inflación conseguirán dar la vuelta a la situación fiscal del país y serán necesarias medidas de subidas de impuestos o contención del gasto.

"Se necesitan políticas prudentes a medio plazo para respaldar la estabilidad macrofinanciera", advierte el FMI. Los directores del organismo consideran que todavía deben mantenerse las políticas fiscales de auxilio puestas en marcha al inicio de la pandemia, pero, a medida que la situación sanitaria se normalice, el Gobierno debería poner el foco en "reducir la deuda pública gradualmente para reconstruir el espacio fiscal y así poder responder a futuros 'shocks". Para ello, sería importante que el Ministerio de Hacienda presentara un "plan creíble de consolidación fiscal a medio plazo", tal y como obliga la Ley de Estabilidad.

La ejecución de los fondos europeos debe complementarse con la agenda de reformas que el Gobierno de España ha pactado con la Comisión Europea. Entre los hitos acordados se encuentran las ya aprobadas reformas de pensiones y laboral, pero queda aún mucho camino por delante. El Fondo "elogia la agenda de reformas estructurales" que ha trazado España. Sin embargo, las dificultades son máximas, porque no todos los partidos políticos comparten esta opinión.

Una de las grandes incertidumbres macroeconómicas es la inflación, que actualmente está desbocada. El FMI no solo le quita hierro al asunto, sino que espera una moderación rápida y completa de la inflación. Aunque el año haya comenzado con una escalada del IPC del 6,1%, considera que se frenará rápidamente a lo largo del año, tanto que llegará a diciembre con una inflación interanual de solo el 0,5%.

El efecto base hará que se frenen los precios, pero no solo será por este motivo. El Fondo espera que los precios vuelvan a normalizarse una vez superados los dos episodios que el mundo ha vivido en los últimos meses: los cuellos de botella en las cadenas de producción y la batalla geoestratégica que ha afectado a la energía. El organismo considera que la inflación media se consolidará en el entorno del 1,7% a medio plazo, lo que significa que la estabilidad de precios todavía sigue siendo la hipótesis central e inamovible del FMI.

La reforma laboral que el Congreso de España quiso tumbar sigue cosechando aplausos en los foros internacionales. El último ha sido el Fondo Monetario Internacional (FMI), quien ha celebrado la aprobación de esta norma y que haya nacido del acuerdo entre sindicatos y patronal. Así lo ha publicado este miércoles el Fondo en el informe del Artículo IV elaborado en su misión a España. "Los directores dieron su bienvenida a la reforma laboral recientemente aprobada por abordar las deficiencias estructurales y equilibrar una mayor protección a los trabajadores con el mantenimiento de la flexibilidad interna para las empresas", señala el organismo.

Fondo Monetario Internacional (FMI) Reforma laboral
El redactor recomienda