¿Burbuja en el mercado de las bicicletas? Su precio sube hasta en las de segunda mano
  1. Economía
DESAJUSTE OFERTA-DEMANDA

¿Burbuja en el mercado de las bicicletas? Su precio sube hasta en las de segunda mano

En 2020, el precio medio de una bicicleta nueva fue de 856 euros, casi un 22% más que en el año anterior a la pandemia. ¿Por qué? Son varios los factores que explican este 'boom'

Foto: Paseo en bicicleta en la calles de París. (EFE)
Paseo en bicicleta en la calles de París. (EFE)

"Antes, por 1.000 euros te pillabas una MTB (bicicleta de montaña) de la h*stia, cuadros de carbono, componentes decentes… Vaya, algo tocho. Ahora por 1.000 € te llevas una chusta de aluminio con frenos mecánicos y componentes de mierda", comentaba Juan este verano en Forocoches. El comentario acumula hasta nueve páginas de respuestas. Algunos ven en el postureo y las redes sociales a los culpables. Otros señalan al mercado de segunda mano. Y hay quienes se plantean incluso si el mercado ciclista —o todo el mercado, se aventuran a preguntar y a afirmar varios usuarios— se encuentra inmerso en una burbuja.

Aunque la publicación es una exageración, el debate de fondo no es nuevo, sobre todo en los círculos menos ‘amateur’. “Hace cuatro o cinco años, una bici de 3.000 euros era un bicicletón. Ahora viene montada con el cuadro de carbono, pero con componentes de baja calidad”, explican fuentes del sector a El Confidencial, que también señalan que, aunque esta burbuja tiene que parar, no creen que el momento vaya a darse ahora por la alta demanda que vive el mercado ciclista. Una que ha llevado incluso a las marcas de gamas más bajas a subir sus precios y a algunas tiendas, a batir récord de ventas.

Según los datos suministrados a este periódico por la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE), el precio medio de este producto se incrementó casi un 22% en 2020, hasta los 856 euros. Estas cifras se calculan teniendo en cuenta todos los modelos de bicicletas, desde las urbanas e infantiles que rondan los 200-300 euros (nuevas), hasta las de carretera o eléctricas, cuyos precios medios son de 1.934 y 2.648 euros respectivamente. Motivo al que Jesús Freire, secretario general de AMBE, atribuye estas subidas.

Foto: El problema de suministro está afectando a todo tipo de bicicletas

Por otra parte, de acuerdo con los números de Tuvalum, empresa dedicada a vender e intermediar en la comercialización de bicicletas de segunda mano, las ventas también se han incrementado desde el desconfinamiento. El tique medio de sus clientes ha pasado de los 1.340 a los 1.900 euros en lo que va de año. O lo que es lo mismo, en 2021 el comprador del ‘marketplace’ ha llegado a gastarse de media más de un 40% que el año pasado.

En el corto/medio plazo, las fuentes consultadas por este periódico explican que detrás de estos incrementos de precio se encuentran principalmente dos fenómenos: el desabastecimiento y el aumento de la demanda. Ambos se remontan al verano de 2020, cuando el sector experimentó su gran ‘boom’ a raíz de la pandemia y los cambios de hábito hacia un transporte más individual, una vida más sana y equilibrada con el deporte, o el inicio de nuevos pasatiempos, entre otros factores.

“De mayo a julio había una cola de 30 personas entrando por la puerta”, relatan desde Sanferbike, propietarios, entre otras, de la mayor tienda especializada de bicicletas en Madrid. “El verano de 2020 fue una locura. No se podía cubrir tanta demanda”, coincide Ismael Labrador, cofundador de Tuvalum.

Al cliente le quedan dos opciones: "Esperar, o comprar un modelo más bajo a precio más alto"

Lo que ocurrió en ese momento del que hablan los entrevistados es que, pese a que las fábricas chinas ya se encontraban funcionando a plena potencia, los retrasos acumulados por el cierre de ‘la fábrica del mundo’ seguían causando sus estragos. Y, a la nueva demanda pendiente de atender, hubo que añadir toda la que se había dejado de producir. Las demoras ocasionadas por esos cuellos de botella llegaron a ser de hasta 24 meses para algunos componentes, subrayan desde AMBE.

Ya ha pasado más de año y medio y la situación no es tan grave. Sin embargo, como señalan desde Sanferbike, los retrasos siguen siendo de meses y con algunos modelos ni siquiera tienen plazo de entrega porque desconocen cuándo se volverá a los niveles de producción prepandemia, o si tendrán todos los componentes necesarios para el ensamblaje. Y al desajuste oferta-demanda se van sumando más y más factores: el encarecimiento del transporte marítimo, que han llegado a situar el precio del contenedor desde China por encima de los 14.000 euros, la crisis de los componentes, el aumento del coste energético o incluso ‘la ley de la oferta y la demanda’ que ha hecho que los precios no dejen de subir. Lo que deja al cliente con dos opciones, explica Labrador, “esperar, o comprar un modelo más bajo a un precio más alto”.

Ante esta situación, surgió otro beneficiado: el mercado secundario (y algún que otro ‘listillo’). Como denuncia un usuario de la tuitosfera, “basta un vistazo en Wallapop para ver cómo muchos piden el PVP por bicicletas de hace tres años y más kilómetros encima que un bus urbano”. Algunos potenciales clientes, según cuentan a este periódico, llegaron incluso a ver los modelos usados más caros que los que se vendían nuevos en las tiendas. Una práctica que también han observado en el ‘marketplace’ de segunda mano: “Hay un perfil de vendedor que también se quiere aprovechar de la situación y especula mucho con el precio. Hay bicicletas que están sobradísimamente por encima del valor del mercado”, zanja el cofundador de Tuvalum, quienes en 2020 realizaron ventas por valor de 4,5 millones de euros y en este, ya rozan los siete millones. Eso sí, cuando se encuentran con precios desorbitados, aconsejan a sus vendedores que los bajen, o envían los anuncios al fondo de su catálogo para que no destaquen, aseguran desde el ‘marketplace’.

España: menos bicis, pero de mayor valor añadido

En 2020, España vendió en torno a 1,6 millones de bicicletas. Cifras lejanas a los cinco millones que se alcanzaron en Alemania, líder del mercado europeo, o hasta en Reino Unido o Francia, que vendieron menos de tres millones de unidades, según recopila la Confederación de la Industria de la Bicicleta Europea (CONEBI, por sus siglas en inglés). Sin embargo, la facturación total de nuestro país no se desmarca tanto de estos dos últimos, como se puede observar en la siguiente infografía. ¿El motivo? “Los consumidores han madurado en términos de reemplazamiento de bicicletas y, cada vez más, las buscan con mejores componentes y mayor valor añadido”, remarca Jesús Freire.

De hecho, pese a la diferencia en tamaño de España e Italia y unas menores ventas en términos unitarios, el mercado nacional factura más que el italiano. Y, de nuevo, en Sanferbike señalan al mismo factor: cada año, los hogares españoles invierten más en bicicletas y optan por modelos de gamas más altas. Una apuesta en calidad que contribuye a la consolidación de una producción nacional de mayor valor añadido. Sobre todo ahora que muchos fabricantes quieren relocalizar sus fábricas para disminuir la dependencia de países asiáticos como Taiwán o China y miran a España como potencial centro de producción. Situación que ya está beneficiando a empresas nacionales como Rotor, fabricante de componentes para bicicletas: "Nuestros competidores asiáticos están dando plazos de entrega de 10-14 meses. Rotor garantiza que sean cuatro, con lo que marcas que no eran clientes han recurrido a nosotros para asegurar su producción", explican.

Y, aunque el ‘boom’ es ‘amateur’, como corroboran las cifras de afiliados a la Real Federación de Ciclismo de España proporcionadas a El Confidencial (que se han incrementado en unas 1.000 en el último año), lo que sí reflejan todos estos datos es el crecimiento del uso de la bicicleta como medio de transporte. El último estudio del Consejo Superior de Deportes —'El ciclismo, ante su mayor puerto'— cifra en 20 millones los ciudadanos que utilizan la bicicleta como medio de transporte frecuente y, solo en los últimos 10 años, su uso ha crecido en cerca de 10 puntos porcentuales, hasta alcanzar a más de la mitad de la población en España. Así lo evidencian también las ventas de bicis urbanas, de carretera y eléctricas, que fueron las que más se incrementaron el año pasado, con subidas de casi el 50%.

“Estamos trabajando en empujar el sector hacia la expansión urbana, porque el potencial en España es enorme”, recuerdan desde AMBE, “pero falta esfuerzo y un compromiso estatal, autonómico y local”.

El 'Plan Renove' para las bicicletas

Hasta ahora, en Tuvalum hacían de intermediarios entre comprador y vendedor, revisando los productos y asegurando los envíos. Sin embargo, este año han abierto nuevas líneas de negocio, como el de la compra a particulares, haciendo la tasación 'online' y vendiendo el modelo directamente como Tuvalum, o mediante el 'Plan Renove' para las bicicletas.

Al intensificar su relación con las tiendas minoristas, desde el 'marketplace' vieron un nuevo hueco en el mercado. "Con la pandemia, nos convertimos en una especie de Amazon para las tiendas ciclistas y notamos que muchas no vendían bicicletas de segunda mano", explican. Así que se readaptaron para convertirse en herramienta al servicio de los minoristas. Ahora, si el cliente compra una bici nueva en una de las tiendas asociadas, puede entregar la antigua como parte del pago. Después, Tuvalum la tasa y se compromete con la tienda a comprarla para luego venderla en el mercado secundario: "Long live the bike".

Bicicleta Movilidad del futuro Transporte
El redactor recomienda