Medidas para impulsar el sector de la artesanía en Extremadura tras el covid
  1. Economía
un legado patrimonial y cultural

Medidas para impulsar el sector de la artesanía en Extremadura tras el covid

La arcilla, los metales, las fibras vegetales, la piel o la madera son elementos naturales que pasan por manos de los maestros y maestras artesanas para elaborar las piezas tradicionales

placeholder Foto: Imagen: Rodian González Contador.
Imagen: Rodian González Contador.

España siempre busca erigirse como lugar clave que combina historia y tradición, patrimonio artístico y cultural, gastronomía, naturaleza y arte. Cada territorio aglutina tradiciones y costumbres a través de oficios antiguos que mantienen vivas labores ancestrales, que siguen estando presentes en el día a día de muchos de los pueblos de España.

Una manifestación de esa identidad cultural y patrimonial popular es la artesanía. Un sector que elabora y produce pulidas obras de arte de excelente calidad, con productos que buscan combinar tradición con innovación y exclusividad. Según el estudio ‘Situación de la artesanía en España. Informe de competitividad y principales variables económicas’ del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la artesanía española es un sector productivo integrado por más de 38.000 empresas que generan más de 125.000 puestos de empleo. Además, el empleo directo de las empresas artesanas representa el 4,3% del total del empleo industrial y el 0,6% del empleo del conjunto de la economía.

placeholder Imagen: Rodian González Contador.
Imagen: Rodian González Contador.

La artesanía como marca de Extremadura

La artesanía es uno de los sectores con más tradición y arraigo de Extremadura. Cada comarca y cada pueblo retienen en su memoria un legado patrimonial y cultural que pasa de generación en generación, manteniendo viva la memoria y el recuerdo. La arcilla, los metales, las fibras vegetales, la piel o la madera son elementos naturales que pasan por las manos de los maestros y maestras artesanas para elaborar las piezas tradicionales.

El Ejecutivo regional ha firmado recientemente el Pacto por la Artesanía y el Comercio Minorista con el fin de impulsar medidas, desde el ámbito de la concertación social, dirigidas a favorecer a estos sectores que han sufrido gravemente las consecuencias de la crisis económica y social ocasionada por la pandemia del covid-19.

Con ello, el Gobierno extremeño pretende apostar por la formación y la empleabilidad, la mejora de la competitividad a partir de la tecnología y de la digitalización, la activación de la demanda, el asociacionismo, la cooperación empresarial, las ferias, las actividades comerciales y el comercio en red en un sector que no solo es importante para la economía regional, sino que aporta también un valor añadido para los turistas que visitan Extremadura.

La artesanía española está compuesta por más de 38.000 empresas que generan más de 125.000 puestos de empleo

Además, con el objetivo de dinamizar la economía de las principales zonas de producción artesanal, el Ejecutivo ha impulsado la señalización de las Áreas de Interés Artesanal de Extremadura, Salvatierra de los Barros, Torrejoncillo y Llerena, para la promoción de la artesanía extremeña y el desarrollo de las empresas artesanas a través de la competitividad y la innovación.

Todas estas medidas se enmarcan en el Plan Integral para el Fomento de la Artesanía de Extremadura 2021-2023, incluido en la Agenda para la Reactivación Social y Económica de la región. Un Plan dotado con seis millones de euros hasta el año 2023 y articulado sobre once ejes prioritarios para fortalecer y consolidar los talleres artesanos, mediante el fomento del uso de herramientas de digitalización y la apuesta por la eficiencia energética.

Artesanía Extremadura ECBrands