El final del estado de alarma impulsó la mayor reducción del paro de la historia
  1. Economía
Se crearon 212.000 empleos

El final del estado de alarma impulsó la mayor reducción del paro de la historia

La economía española rebotó con fuerza en mayo tras el fin del estado de alarma, lo que permitió una fuerte creación de empleo. El número de trabajadores en ERTE se redujo en 74.000 personas

placeholder Foto: Un operario descarga mercancía delante de una oficina de empleo. (EFE)
Un operario descarga mercancía delante de una oficina de empleo. (EFE)

El mercado laboral empezó su recuperación, ya con una fuerza considerable, en el mes de mayo. Tal y como mostraban los indicadores de alta frecuencia, la economía mostró un gran dinamismo a lo largo del mes gracias al final del estado de alarma. La movilidad se recuperó con fuerza y eso ha permitido un primer repunte de la demanda que debería continuar en los próximos meses a medida que la situación sanitaria se normalice. Los datos de afiliación a la Seguridad Social y paro registrado publicados hoy por los ministerios de Seguridad Social y Trabajo muestran el avance del empleo y la gran caída del paro.

[Consulte aquí los principales indicadores económicos]

En concreto, el número de afiliados aumentó en 212.000 personas. Este dato en sí mismo no supone ningún hito, pero es importante señalar que hay algunos sectores clave que siguen intervenidos por los ERTE, en especial todos los relacionados con la hostelería y las actividades turísticas. Muchas empresas de estas actividades no están contratando, sino que están recuperando a los trabajadores que tenían en ERTE, de modo que no figuran como nuevos afiliados, pero sí son mano de obra reactivada. A lo largo del mes se reincorporaron al empleo 74.000 trabajadores de los expedientes temporales, lo que sumado a los 212.000 nuevos cotizantes suma 285.000 nuevos trabajadores efectivos. El segundo mejor dato en un mes de mayo de toda la serie histórica, solo superado por el mes de mayo de 2020 cuando se produjo el final del confinamiento.

La recuperación del empleo se percibe también en las estadísticas del paro registrado. A lo largo del mes salieron del desempleo 129.000 personas, lo que supone el mejor dato de toda la serie histórica que arranca en el año 1996. A pesar de esta reducción, el número de desempleados todavía sigue siendo elevado, con casi 3,8 millones de personas en el desempleo. Son 700.000 desempleados más que en el último mes de mayo previo a la crisis, lo que muestra la cicatriz que deja la crisis del coronavirus en el mercado laboral.

Foto: Una terraza en la Plaza Mayor de Madrid. (EFE)

España recuperó en mayo el número de afiliados a la Seguridad Social que tenía antes de la crisis, superando al final de mes los 19,3 millones de cotizantes. Sin embargo, esta cifra está alterada por los ERTE y por el efecto calendario, de modo que la comparativa es muy dudosa. El número de cotizantes en ERTE a lo largo del mes de mayo fue de 573.000 personas, lo que muestra que realmente no están trabajando el mismo número de personas que antes de la pandemia. Pero, además, el efecto estacional es muy relevante, ya que se comparan los datos del mes de mayo (inicio de las contrataciones para el verano) con uno de los meses con menos turismo de todo el año, febrero.

Si se descuenta el número de trabajadores en ERTE del total de afiliados y se compara con el mes de mayo de 2019, se observa que el empleo tiene todavía mucho terreno perdido, con casi 750.000 empleados menos. El grueso de la actividad perdida se concentra en los sectores relacionados con el turismo: hostelería, restauración, transportes y ocio. Para todos ellos, la próxima temporada de verano será clave, ya que los que no vuelvan a trabajar en estos meses difícilmente podrán volver a su puesto de trabajo en el futuro.

La evolución de la afiliación en los sectores con menor incidencia de los ERTE sigue siendo clave para analizar el ritmo 'subyacente' de la economía más allá de las oscilaciones de la hostelería. Los datos de mayo fueron positivos en casi todas las actividades. La industria, por ejemplo, incorporó a 13.500 trabajadores, lo que supone un aumento de la afiliación un 50% superior al del último mes de mayo previo a la pandemia.

En la construcción también se ha intensificado la recuperación gracias al final del estado de alarma. A lo largo del mes incorporó a 14.000 afiliados nuevos, lo que duplica la creación de empleo del mayo previo a la crisis. En el sector de información y comunicaciones la recuperación está siendo incluso más intensa: se crearon casi 4.000 empleos, lo que triplica el dato del mayo precrisis.

Los sectores en los que la afiliación se está comportando peor que en el mayo precrisis son aquellos que estuvieron muy influidos por la pandemia y las restricciones. En primer lugar, destaca la hostelería, el transporte y el ocio que, como se ha señalado, tienen una evolución de la afiliación peor porque están muy intervenidos por los ERTE. Entre los tres sectores se crearon 70.000 empleos en mayo, lo que son 21.200 menos que en el mayo previo a la crisis. En segundo lugar, está el sector sanitario y de cuidados, que después del gran ritmo de contratación de los meses previos no necesita tantas incorporaciones. A lo largo del mes se incorporaron 8.500 trabajadores, lo que es la mitad que en mayo de 2019.

Empleo ERTE Afiliación Seguridad Social Ministerio de Trabajo Paro Noadex
El redactor recomienda