Cuatro días en Almería y 2 años en Jaén: así pagan los ayuntamientos a proveedores
  1. Economía
Las facturas de los ayuntamientos

Cuatro días en Almería y 2 años en Jaén: así pagan los ayuntamientos a proveedores

En la crisis se han incrementado las diferencias en la demora de pago de los ayuntamientos a sus proveedores, desde los que lo hacen en menos de una semana hasta los que guardan facturas en el cajón más de un año

placeholder Foto: Edificio de Correos, actual sede del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Edificio de Correos, actual sede del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Los proveedores de bienes y servicios de los ayuntamientos saben que cobrar sus facturas puede llegar a ser una odisea. Una odisea que se ve agravada por la obligación de adelantar a Hacienda el IVA soportado en facturas que tardarán meses en cobrar. En España hay un grave problema de pagos en los ayuntamientos, ya que aunque son la administración más saneada, son las que más se demoran en el abono de sus facturas. El periodo medio de pago a proveedores de las corporaciones locales asciende a 74 días, superando ampliamente el umbral de 60 días que marca la ley. También superan el periodo de pago del resto de administraciones: la Seguridad Social paga a 12 días, las autonomías a 26 y la administración central a 33 días.

Algunos municipios están en una situación tan delicada que están técnicamente quebrados y solo consiguen pagar sus facturas cuando el Ministerio de Hacienda les concede liquidez adicional al sistema de financiación. En la mayoría de los casos son la herencia de los años de la burbuja, cuando realizaron inversiones megalómanas con unos ingresos que no tenían y para satisfacer una demanda que nunca ha existido.

El caso paradigmático es el de Navalcarnero, famoso por las cuevas artificiales que se caen, el polideportivo fantasma o las decenas de 'cruceiros' de granito esparcidos por todo el término municipal. Navalcarnero es hoy uno de los municipios que más tarda en pagar a sus proveedores: acumula las facturas en el cajón durante un año y al cierre del primer trimestre tenía 3 millones de euros pendientes de pago, lo que equivale a más de 100 euros por habitante.

Foto: Foto: iStock.
¿En qué ayuntamiento se pagan más impuestos? (Consulta el tuyo)
Javier G. Jorrín Jesús Escudero Antonio Hernández

Navalcarnero no es el único ayuntamiento que paga las facturas con más de un año de retraso. Es importante tener en cuenta que estas facturas sin abonar en muchas ocasiones no figuran como deuda en los registros del Banco de España, y no se consolida hasta que no piden financiación para abonarlas. Sin embargo, los municipios más endeudados tienen graves problemas para conseguir financiación del sector privado, sencillamente porque los bancos no se fían de su capacidad de pago. Lo que hacen es acumular facturas y convierten a sus proveedores en financiadores. También recurren al plan de pagos que introdujo el Ministerio de Hacienda en el año 2012 y que ha permitido a muchos consistorios abonar sus deudas, acumulando pasivo con el Estado.

Andalucía es una de las regiones en las que hay más diferencia en el periodo de pago a proveedores. Ahí se encuentra la mayor brecha entre capitales de provincia: Almería es la ciudad de más de 50.000 habitantes que paga más rápido, con una media inferior a los cuatro días. Todo un éxito de gestión de las cuentas de tesorería para tramitar tan rápido las facturas desde que entran hasta que la intervención da el visto bueno al pago y se realiza la transferencia.

La cara opuesta es Jaén, que es la ciudad de más de 50.000 habitantes que acumula mayor retraso en el pago en sus facturas. Según los últimos datos, está pagando con un retraso de casi dos años, 640 días. La ciudad tiene más de 74 millones de euros en facturas acumuladas, lo que implica que cada habitante 'debe' casi 660 euros solo para pagar a proveedores, una deuda que no alcanza ninguna otra gran ciudad. En algunos casos, las facturas pendientes de pago datan del año 2015 y han sido reconocidas por sentencia judicial.

Andalucía tiene varias de las grandes ciudades con una elevada deuda comercial. Jerez de la Frontera, en Cádiz, paga a sus proveedores con un retraso de 400 días, lo que implica más de 300 euros de facturas por cada habitante. Otro de los municipios destacados es Los Palacios y Villafranca, situado en la provincia de Sevilla, que paga con un retraso de casi 500 días. La ciudad abonó en 2020 las deudas pendientes de pago con la Seguridad Social, pero ahora tiene como reto empezar a pagar las facturas acumuladas, que superan los 250 euros por habitante.

La Comunidad de Madrid también ocupa un puesto destacado entre las peores de España. Dos ciudades del sur, Parla y Aranjuez, pagan también con un retraso de un año. En Parla el principal problema financiero se debe al tranvía, una gran obra realizada durante los años de la burbuja y que después de 13 años en funcionamiento acumula una deuda de 107 millones de euros. La empresa concesionaria llevará al consistorio ante los tribunales por los continuos problemas de pago y el ayuntamiento ha reconocido que si no paga no es porque no quiera, sino porque no puede. El municipio ha solicitado ayuda a la Comunidad de Madrid para que se haga cargo de la deuda de un tranvía que no puede mantener.

En el caso de los dos mayores municipios de España, Madrid y Barcelona, los datos de pago son muy positivos. Madrid paga sus facturas a 26 días y Barcelona, a 10 días. Ambas ciudades cuentan con un importante superávit anual que no pueden agotar por las restricciones de la Ley de Estabilidad, por lo que lo destinan cada año a reducir la deuda acumulada. Este excedente hace que cuenten siempre con dinero en caja para abonar sus facturas con rapidez.

Los proveedores de bienes y servicios de los ayuntamientos saben que cobrar sus facturas puede llegar a ser una odisea. Una odisea que se ve agravada por la obligación de adelantar a Hacienda el IVA soportado en facturas que tardarán meses en cobrar. En España hay un grave problema de pagos en los ayuntamientos, ya que aunque son la administración más saneada, son las que más se demoran en el abono de sus facturas. El periodo medio de pago a proveedores de las corporaciones locales asciende a 74 días, superando ampliamente el umbral de 60 días que marca la ley. También superan el periodo de pago del resto de administraciones: la Seguridad Social paga a 12 días, las autonomías a 26 y la administración central a 33 días.

Facturas Ministerio de Hacienda
El redactor recomienda